Un gato raquítico y sin hogar se acerca a un hombre, maullando fuertemente por comida, y nunca más se apartó de él.

Un hombre de buen corazón escuchó el llanto de un gatito mientras iba a casa. El delgado gatito corrió hacia él, maullando desesperadamente por comida.

- Anuncio Publicitario -

El hombre no pudo dejarlo allí solo.

Kathy Castro-Asuncion

A principios de diciembre, Bram Asunción de Manila, Filipinas, caminaba a casa cuando avistó a un pequeño gatito anaranjado debajo de un medidor de agua a un lado de la carretera, completamente solo.

“(El gato) maullaba muy fuerte y estaba aterrado por los autos que pasaban a toda velocidad. Estaba muy sucio y claramente hambriento”, dijo Kathy Castro-Asuncion, esposa de Bram.

A medida que Bram se acercaba al gatito, el pequeño lo vio, corrió hacia él y comenzó a maullar a todo pulmón. “Creo que sabía que estar cerca de los humanos significa ‘habrá comida’; así que cuando mi esposo intentó cargarlo, él no se resistió”.

- Anuncio Publicitario -
Kathy Castro-Asuncion

El gatito estaba muy hambriento pero no podía absorber muchos nutrientes, pues su intestino estaba lleno de parásitos.

“Ese era el único problema que tenía, aparte de ser solo piel y huesos. Tenía una conjuntivitis leve, pero se resolvió sin medicamentos en solo tres días”, dijo Kathy.

Kathy Castro-Asuncion

La pareja llevó al gatito al veterinario, en donde lo desparasitaron y lo asearon por completo. En apenas unos días, el pequeño recuperó su fuerza y su salud.

Lo llamaron Callan. Pasó de ser un gatito raquítico a ser muy enérgico y travieso en tan solo una semana.

- Anuncio Publicitario -
Kathy Castro-Asuncion

Callan no es el único gato que ha rescatado la pareja. Ellos tiene otros tres gatitos, todos salvados de un destino incierto.

¡Qué diferencia pueden hacer tan solo 10 días!

Kathy Castro-Asuncion
Ant.1 de 2