¡Una chihuahua muy especial en una misión de pérdida de peso!

Lu-Seal es una chihuahua que fue abandonada cuando tenía 9 años, y pesaba casi 8 kilos. Estaba tan gordita que no podía caminar. Su nueva mamá la adoptó hace ocho meses y desde entonces ha comenzado un régimen de pérdida de peso y ha recuperado su salud.

- Anuncio Publicitario -

Más información: Instagram

Lu-Seal antes y después

- Anuncio Publicitario -

La aventura de pérdida de peso de Lu-Seal