Una gata tímida conoce a un gatito demasiado meloso y empeñado en ganarse su cariño.

Nelly la gata era un poco tímida y nunca le gustaron otros gatitos. Pero cuando conoció a su nuevo y meloso hermano felino, Gilbert, las cosas comenzaron a cambiar.

- Anuncio Publicitario -
Nelly & Gilbert The Cats @missenell

Nelly, de dos años, siempre había sido una gata solitaria. No le gustaban las visitas, y siempre se escondía y huía de todo desconocido.

“Poco a poco fue mejorando, pero seguía siendo muy tímida”, dijo Missenell.

La familia decidió conseguirle a Nelly un amigo con quién jugar, y quizás, el nuevo gatito la alentaría a ser más extrovertida. Fue entonces cuando encontraron a Gilbert, un gatito muy elocuente y lleno de energía.

- Anuncio Publicitario -
Nelly & Gilbert The Cats @missenell

A principios de este año, Gilbert se mudó a su nuevo hogar y de inmediato le tomó cariño a Nelly.

“Gilbert definitivamente dio el primer paso. Era solo un gatito y no era tímido en absoluto. Al principio, a Nelly realmente no parecía agradarle Gilbert. Ella trepaba a su árbol para gatos, en donde Gilbert no podía alcanzarla”.

Nelly & Gilbert The Cats @missenell

Pero su pequeño hermano felino no iba a aceptar un no por respuesta. Él la seguía por toda la casa, y esperaba a que bajara de su árbol para poder obligarla a jugar con él. El pequeño y persistente gatito estaba muy ansioso por ser su amigo.

- Anuncio Publicitario -
Ant.1 de 5