Una gatita huérfana no paraba de llorar, hasta que encontró una mamá muy particular, y 4 meses después.

Una pequeña y hambrienta gatita de 1 semana de edad fue encontrada sola en las calles, llorando sin parar. Ella estaba demacrada y era muy impetuosa.

- Anuncio Publicitario -

¡Conoce a Nebula!

Gabi Vannini of Dallas Animal Services

Cuando la gatita llegó a Dallas Animal Services, necesitaba de mucha ayuda. Gabi Vannini, su madre adoptiva, recibió a la gatita bajo su cuidado. Mientras trataba de eliminarle todas las pulgas, Nebula hizo una pataleta para intentar salir de la bañera luchando.

Gabi sabía que a la gatita le iría mucho mejor con una mamá lactante, y de inmediato pensó en su perra rescatada, Pirate. “Nebula era muy agresiva y escandalosa, y pensé que podría encajar junto a los cachorros de Pirate”, compartió Gabi.

Ella colocó a la gatita en la cesta, y Pirate se acercó de inmediato a la bebé felina y comenzó a cuidarla. “Ella estuvo feliz de aceptar a una nueva bebé, y los cachorros parecían creer que su nueva hermana era igual a todos los demás”.

- Anuncio Publicitario -
Gabi Vannini of Dallas Animal Services

Les preocupaba que la gatita tuviese problemas para lactar junto a los cachorros, pues estos eran mucho más grandes. Pero la pequeña e impetuosa felina los sorprendió a todos al empujar a los cachorros fuera de su camino para poder alimentarse.

Nebula estaba encantada de tener una madre lactante a la que pudiera aferrarse.

Gabi Vannini of Dallas Animal Services

Gabi complementó su alimentación con fórmula láctea para gatos, de manera que la gatita recibiera suficientes nutrientes.

- Anuncio Publicitario -

Los cachorros eran muy dulces y amables con su hermana felina. A medida que se hicieron más grandes, Nebula comenzó a pensar que ella era mitad cachorra.

Gabi Vannini of Dallas Animal Services
Ant.1 de 3