5 cosas que sólo los que viven con un gato saben

Vivir con un gato
El gato es el jefe de la casa I Lucija Ros

Vivir con un gato es una aventura apasionante, llena de descubrimientos, mimos y, a veces, también malentendidos. Pero eso sólo lo saben las personas que tienen la suerte de codearse con un gato diariamente.

- Anuncio Publicitario -

El gato no es un animal de compañía como los otros, y no serán las personas que viven con uno de ellos quienes digan lo contrario…

Un gato hace lo que quiere (y no otra cosa)

Al contrario que los perros, que van a saltar sobre ti al segundo de llegar a casa, el gato puede pasarse días enteros ignorándote o, simplemente, tolerándote. Y luego, de un día para otro, sin avisar, se puede convertir en un verdadero bote de pegamento. Aunque a veces podemos llegar a entender lo que nuestro gato nos quiere decir, muchas veces la respuesta es tan simple como que el gato es su propio jefe y va a hacer lo que quiere hacer.

Los gatos no tienen ninguna noción de tu espacio vital, ninguna

Cuando tu gato decide pasar un momento abrazado a ti, va a menudo (por no decir siempre) a divertirse pegando su culo en tu cara, o dándote cabezazos o pataditas para reclamar tu atención. Y no aceptará un “no” como respuesta por tu parte.

- Anuncio Publicitario -

Los gatos tienen un pequeño lado púdico

Sí, sí, incluso si tu gato te enseña el culo varias veces al día. Es por esta razón que si, desafortunadamente, tu gato hace sus necesidades fuera de la caja de arena, va a intentar siempre cubrirlo con algo. O casi siempre.  

A los gatos les encanta mover sus patitas sobre ti

Incluso si aveces es un poco desagradable, a los gatos les encanta amasar tu cuerpo con sus garras. Es así, tienes que pasar por eso. La buena noticia es que, posiblemente, vendrá después a lamerte para que lo perdones.

- Anuncio Publicitario -

Los gatos son también tozudos

No es un mito, es bastante complicado hacer hacer a un gato algo que no quiere hacer. ¿Utilizar esa magnífica canasta que le acabas de comprar? No, él prefiere el sofá, el felpudo, tu ordenador… Del mismo modo, si ha decidido que no le gusta el nuevo pienso, aunque hayas elegido los mejores alimentos para él, es mejor abandonar la lucha. En fin, no vamos a mentir, cuando vivimos con un gato lo sabemos: él es el jefe de la casa. ¡Y nos encanta!

Escrito por: Elise Petter

Lee tambiénLlega el otoño, ¿cómo cuidar de mi gato?

Periodista, apasionada del arte, enganchada a las redes sociales y enamorada de los animales. ¡Puedo pasar horas viendo vídeos de gatetes en internet!