Lakeland Terrier

Otros nombres: Lakeland, Patterdale Terrier, Fell terrier

Lakeland Terrier

El Lakeland terrier es muy vivaz y valiente además de muy intrépido y fiel a su dueño. Es también independiente y puede no ser muy amigable con sus semejantes o con extraños. El Lakeland es perfecto como perro de trabajo: es muy ágil y determinado, capaz de saltar de roca en roca sin siquiera tomar impulso, puede aprontar y cazar presas más grandes y fuertes que él. Pero ojo, este temperamento a prueba de fuego suele empujarlo a empezar peleas con otros perros...

Información principal sobre el Lakeland Terrier

Esperanza de vida del Lakeland Terrier :

8

20

13

15

Carácter :

Juguetón Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Lakeland Terrier

Debe su nombre al estrecho formado por los lagos de la costa inglesa noroccidental, región donde más se ha desarrollado esta raza por razones de necesidad más que por cuestiones deportivas, como ocurre con el resto de terriers. Esta región de lagos estaba poblada por zorros de dimensiones superiores a la media, que acababan con la vida de gallinas, conejos y otras carnes de caza. Atrapar al zorro a lomos de un caballo era tarea imposible en estas tierras de difícil acceso, por lo que se recurrió a la selección de los mejores ejemplares caninos para hacerlo: estos fueron los ancestros del Lakeland terrier. Numerosos terrier participaron en la creación de la raza tal y como se la conoce hoy en día: el Bedlington Terrier, el Dandie Dinmont Terrier, el Border Terrier, el Fox Terrier así como el Airedale Terrier. El primer estándar se confeccionó en 1912, y en 1921 el Kennel Club inglés la reconoció. En 1954, la FCI la oficializaba.

Características físicas del Lakeland Terrier

Tamaño de un Lakeland Terrier adulto

Perra : Entre 34 y 37 cm

Perro : Entre 35 y 37 cm

Peso de un Lakeland Terrier adulto

Perra : Entre 6 y 8 kg

Perro : Entre 7 y 9 kg

Color del pelaje

Negro
Marrón
Rojo
Azul

Tipo de pelo

Corto

Color de ojos

Marrón

Descripción

El Lakeland terrier es un perro vivaz, apto al trabajo, equilibrado y compacto. La cabeza presenta un cráneo plano y refinado, con mandíbulas potentes, un hocico ancho pero no muy largo. Los ojos son oscuros o color avellana. Las orejas, pequeñas y en forma de “V”, se portan con vivacidad. El cuello es de un buen largo, ligeramente arqueado. El pecho es levemente estrecho, la espalda corta y fuerte. Las extremidades son musculosas y rectas. La cola se porta alegremente, jamás sobre la espalda o enrollada. 

Conviene saber...

Durante el siglo XIX, los perros que provenían de la misma región que el Lakeland (“tierra de lagos” en inglés) eran de tipos diferentes y portaban nombres diversos como el de Patterdale Terrier, Fell Terrier o Working Terrier. Estos perros fueron aunados bajo un mismo nombre en 1912: Lakeland Terrier, para formar la raza que conocemos hoy en día.

Carácter

  • 66%

    Cariñoso

    El Lakeland terrier es un perrito seguro de sí mismo pero unido a su grupo social con quien es amable y feliz.

  • 100%

    Juguetón

    Disfruta jugando con los niños, con los que se suele llevar bien. Sin embargo, hay que tener cuidado con los juegos de lanzar objetos puesto que refuerzan su instinto de caza y persecución.

  • 33%

    Tranquilo

    Como todo terrier que se precie, es intrépido, valiente y está repleto de energía, sobre todo el Lakeland terrier cachorro.

  • 66%

    Inteligente

    Es muy despierto y espabilado, confiado y listo, por lo que es muy agradable hacerlo evolucionar.

  • 100%

    Cazador

    El Lakeland terrier es un cazador versátil, puede cazar nutrias en medios acuáticos o zorros y tejones en tierra firma. Es un cazador obstinado, determinado y lleno de coraje.

  • 100%

    Miedoso con los desconocidos

    Es fiel y cercano a su familia adoptiva, y puede pecar de ser desconfiado ante los desconocidos. Suele salvar las distancias con los extraños hasta que no son presentados correctamente.

  • 100%

    Independiente

    Como muchos terriers, el Lakeland es un perro más bien solitario e independiente. No necesita a su grupo social para ser feliz o entretenerse, a pesar de que siente mucho cariño por los miembros de este.

    Comportamiento

    • 66%

      Adaptación a la soledad

      Es muy activo, por lo que sabrá soportar las ausencias de sus amos si se ha ejercitado previamente. Como mucho, se aburrirá o se sentirá frustrado, pero no sufre de ansiedad al dejarlo a solas.

      En todos los casos, si se desfoga antes y después de cada periodo de ausencia (que no deben ser largos en ningún caso), aceptará sin problemas la soledad, sobre todo si se le brinda alguna actividad para que se entretenga mientras tanto.

    • 66%

      Obediente

      Es testarudo por naturaleza, por lo que puede ser difícil que colabore: no es un perro dócil o servil.

      Nada que no se pueda remediar con una educación firme, coherente, precoz y asidua.

      Adora complacer a su amo, pero su fuerte temperamento y sus instintos marcados hacen que, en ocasiones, se olvide de las reglas, por lo que habrá que recordárselas de vez en cuando.

    • 100%

      Ladrador

      Este perro puede llegar a ser muy ruidoso, sobre todo cuando trabaja, cuando un intruso se acerca a su hogar o cuando se aburre.

    • 100%