Shih Tzu

Otros nombres: Perro león chino

Shih Tzu

El Shih tzu es un perro tibetano de talla pequeña. Su principal función siempre ha sido la de animal de compañía, por lo cual no es la mascota ideal para un amo activo y deportista. A pesar de su carácter testarudo, es un compañero muy agradable, sociable y amistoso con desconocidos. Vivaz, inteligente, juguetón y amoroso, sabrá ganarse el corazón de pequeños y mayores en el hogar.

Información principal sobre el Shih Tzu

Esperanza de vida del Shih Tzu :

6

21

11

16

Carácter :

Juguetón

Tamaño :

Origen e historia del Shih Tzu

Los orígenes de esta raza son muy antiguos: proviene del cruce entre perros que vivían en el palacio imperial chino, y de los cuales poco se sabe. Todo indica que estas razas se originaron en el Tíbet, donde su nombre significa “león tibetano”. Anteriormente se le cortaba el pelo para que se pareciera a dicho animal, una especie sagrada en el budismo y emblemática del Tíbet.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 9 - Perros de compañía

Sección

Sección 5: Perros tibetanos

Características físicas del Shih Tzu

    Tamaño de un Shih Tzu adulto

    Perra : Entre 20 y 25 cm

    Perro : Entre 22 y 27 cm

    Peso de un Shih Tzu adulto

    Perra : Entre 4 y 8 kg

    Perro : Entre 4 y 8 kg

    Color del pelaje

    Negro
    Blanco
    Marrón
    Azul
    Rojo
    Arena

    Tipo de pelo

    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Shih tzu es un perro pequeño de porte altivo, con un cuerpo alargado, compacto y vigoroso. Su cabeza es grande, redonda, con bastante espacio entre los ojos. El pelo de su cabeza cae sobre la cara; además presenta bigote y barba. El pelo de la nariz se extiende hacia arriba formando una curiosa figura de crisantemo. Su hocico es cuadrado, corto y sin arrugas. Sus ojos son grandes, redondos y de color oscuro. Las orejas son grandes, caídas y cubiertas de pelo largo. Sus patas son cortas, fuertes, musculosas, con una estructura ósea robusta. La cola tiene un largo mechón y se sitúa sobre el lomo, enroscada. 
     

    Conviene saber...

    El Shih tzu forma parte de los perros considerados como hipoalergénicos. Es decir, conviene a personas que puedan tener alergia al pelo o la saliva de las mascotas.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      Este perro de compañía busca constantemente el cariño y la atención de sus amos, sin que su apego sea excesivo. Sabe comportarse de manera discreta y se aleja para descansar. Su carácter amable lo vuelve una excelente mascota.

    • 100%

      Juguetón

      El perro león chino, como también se le conoce, es muy activo y le encanta jugar. También le encanta aprender trucos nuevos, por lo cual será el compañero ideal si hay niños en casa.

    • 66%

      Tranquilo

      Si sus necesidades son satisfechas, este pequeño perro tibetano será bastante tranquilo. Este rasgo de su personalidad lo vuelve perfecto para personas mayores o para vivir en un apartamento, ya que sabrá adaptarse a diferentes estilos de vida.

    • 66%

      Inteligente

      A pesar de las apariencias, este perro asiático es muy inteligente y comprende lo que se espera de él. Sabe obedecer órdenes, pero no dudará en mostrarse molesto si le parecen incoherentes o injustas. 

      Sin embargo, como se trata de un perro de compañía, no se puede esperar de él que sea versátil y realice otro tipo de tareas.

    • 66%

      Cazador

      El Shih tzu no tiene un instinto de caza desarrollado; sin embargo, puede mostrarse interesado por todo lo que considere una presa. Este instinto puede ser reforzado de manera inconsciente por medio de los juegos de atrapar la pelota.

    • 33%

      Miedoso con los desconocidos

      El Shih tzu es un perro muy amigable y no dudará en pedir atención y mimos de extraños, especialmente cuando hay visitas en casa. Si se le trata con respeto será un perro muy jovial y abierto con todo el mundo. 

      Sin embargo, algunos ejemplares son más reservados que otros, por lo que pueden sencillamente ignorar a los invitados, sin mostrarse temerosos ni agresivos.

    • 66%

      Independiente

      A pesar de ser muy apegado a sus amos, este can disfruta también de la soledad, especialmente a la hora de dormir. Este rasgo lo convierte en una mascota muy equilibrada.

      Comportamiento

      • 66%

        Adaptación a la soledad

        A pesar de ser un tanto independiente, no se trata de una mascota solitaria. El Shih tzu prefiere pasar el tiempo en compañía de su amo, lo cual lo vuelve una excelente opción para personas que trabajen desde casa o jubiladas.

      • 66%

        Obediente

        Debido a su inteligencia y vivacidad, la educación de esta mascota es relativamente fácil. Sin embargo, es cierto que puede mostrarse bastante terco, especialmente si se le trata de manera brusca. 

        En ningún caso deberá dejarse de lado su educación bajo el pretexto de que se trata de un perro pequeño. Las sesiones de juego y entrenamiento no son solo una forma de educarlo, sino de estrechar la relación entre el perro y su amo.

        Para lograr buenos resultados, habrá que ser paciente, coherente y sobre todo, asiduo en sus entrenamientos.

      • 66%

        Ladrador

        A pesar de su carácter sociable y abierto con desconocidos, este perro sabrá alertar a su amo sobre cualquier anomalía en el entorno. Este rasgo se puede atenuar por medio de la socialización y una educación coherente.

      • 33%