Beagle

Otros nombres: Beagle Inglés

Beagle

El Beagle es un perro cazador (entrenado principalmente para la caza del zorro y de la liebre) de tamaño mediano. Con el tiempo se convirtió también  en el perfecto animal de compañía para amos dinámicos y disponibles, ya que esta raza es hiperactiva y necesita de mucho ejercicio. Tan intrépido como afectuoso, este animalito sabrá conquistar a todo mundo con sus orejas caídas y su mirada a la vez dulce, triste y curiosa.

Información principal sobre el Beagle

Esperanza de vida del Beagle :

7

19

12

14

Carácter :

Cariñoso Juguetón Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Beagle

El Beagle es un perro originario de Gran Bretaña. Los primeros registros sobre esta raza datan del siglo XVI, durante el reinado de Enrique VIII. Su hija, la reina Elizabeth I tenía toda una jauría. No se sabe mucho en cuanto a sus ancestros; algunos especulan que proviene del perro de Artois, otros aseguran que es descendiente del foxhound. La teoría más verosímil es que se trate de una cruza entre el harrier y otras razas británicas. Inicialmente estos perros fueron utilizados para la caza de zorros y liebres. Fue a partir del siglo XVII que se hizo la cruza de Beagles con Beagles harriers para tener perros más veloces, que son los que conocemos ahora. El estándar de la raza fue reconocido en 1955.  

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 6 - Perros tipo sabueso, perros de rastro y razas semejantes

Sección

Sección 1: Perros tipo sabueso

Características físicas del Beagle

    Tamaño de un Beagle adulto

    Perra : Entre 33 y 41 cm

    Perro : Entre 33 y 41 cm

    Peso de un Beagle adulto

    Perra : Entre 12 y 17 kg

    Perro : Entre 13 y 18 kg

    Color del pelaje

    Negro
    Blanco
    Marrón

    Tipo de pelo

    Raso

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    Se trata de un perro de talla mediana que pertenece al grupo de los sabuesos. De patas bastante cortas –comparado con otros perros como el harrier o el foxhound– no es menos rápido y ágil que otros cazadores.  

    Conviene saber...

    El ladrido de este perro tiene un tono muy particular, casi como si estuviera cantando. Por esta razón, en su país de origen se le conoce también como “Singing Beagle” o “Beagle cantador”. 

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El Beagle es un animal muy afectuoso con su grupo social, con un temperamento amable y jovial. Los cachorros en especial son bastante activos y piden la atención de su amo constantemente. Ya de adulto puede calmarse un poco, pero sin dejar ese lado curioso y sociable que lo caracteriza, tanto con perros como con sus amigos humanos. 

    • 100%

      Juguetón

      Este perro es bastante despierto y juguetón, especialmente cuando es cachorro. Su necesidad de desfogarse lo vuelve el compañero de juego ideal para chicos y grandes. 

    • 66%

      Tranquilo

      Los perros Beagle no destacan precisamente por su tranquilidad. Si prefieres una mascota que pase horas durmiendo en el sofá, entonces esta raza no es la indicada. Este peludito siempre está en busca de actividades y entretenimiento, de preferencia con sus amos.

      Por otro lado, una vez que su necesidad de ejercicio se ve satisfecha, se comportará como un perro dormilón y tranquilo. 
       

    • 66%

      Inteligente

      Como buen perro de trabajo, se trata de un compañero muy inteligente, y que sabrá utilizar sus aptitudes igual para cooperar que para hacer travesuras. El Beagle podrá utilizar su inteligencia para desobedecer, y su encanto para ganarse a las personas de su entorno. 

      Por otro lado, es la mascota perfecta para los amos que disfrutan enseñando nuevos trucos a sus mascotas. La clave estará en canalizar su energía y encontrar la motivación adecuada para mantener su atención. 
       

    • 100%

      Cazador

      El Beagle es un perro de caza por excelencia, por lo cual tiene un instinto depredador muy desarrollado, llegando incluso a ser difícil de canalizar. 

      Incluso si se logra controlar, este can siente el impulso constante de rastrear alguna pista. Por medio de una educación temprana podrá aprender a seguir su olfato sin hacer destrozos, y sobre todo acudir al llamado de su amo para asegurarse de que no esté haciendo alguna travesura. 
       

    • 33%

      Miedoso con los desconocidos

      Este perro cazador es muy sociable y pedirá la atención de las personas que se encuentre. No se mostrará ni Miedoso ni agresivo con desconocidos. Sabe ser encantador cuando sale de paseo, y siempre recibirá a los invitados con un entusiasmo sin igual. 

    • 66%

      Independiente

      A pesar de ser apegado a su grupo social y estar ávido de atención, por su naturaleza de cazador no perderá la ocasión de mostrar su independencia, especialmente si quiere rastrear una pista. Las huidas de casa son un problema habitual en esta raza. 
       

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        Este pequeño perro está hecho para vivir con compañía, por lo que tolera muy poco la soledad, especialmente cuando está en un espacio confinado que le impide desfogarse. 

        Por otro lado, es recomendable enseñarle a quedarse solo durante cortos períodos de tiempo para que no se estrese cuando sus amos salen de casa. 
         

      • 66%

        Obediente

        No se trata de un perro fácil de educar ni tampoco el más dócil. Su temperamento enérgico y determinado puede ser un freno al momento de su educación. Sin embargo, con un poco de firmeza y una relación de confianza con su amo, la labor será mucho más satisfactoria para ambas partes. 

        Si se toman en cuenta las necesidades físicas y psíquicas del Beagle, este se mostrará más dispuesto a colaborar, y podrá aprender diferentes trucos que lo mantendrán concentrado y entretenido. 
         

      • 66%

        Ladrador

        Se trata de una raza de ladrido fácil. Este can no dudará en hacerlo para expresar su emoción o frustración. Puede llegar a ser sumamente insistente para llamar la atención de sus amos.

        Este aspecto de su personalidad puede ser considerado rápidamente como un defecto, pero no hay que olvidar que para él se trata de un medio de comunicación importante, ya que históricamente utilizaba durante la caza para alertar sobre la presencia de un animal. 

        Por fortuna, con una buena educación desde cachorro se podrá disminuir este hábito que para algunas personas puede resultar molesto, especialmente si viven en apartamento. 
         

      • 100%

        Tendencia a escaparse

        Este cazador tiene un fuerte instinto depredador que, aunado al aburrimiento o falta de actividad, puede llevarlo a escapar de casa para explorar por su cuenta. 

        Para evitar este problema, es recomendable enseñarle desde pequeño a acudir al llamado de su amo, además de asegurarse que no hay resquicios en la casa o jardín por donde pueda salir sin ser visto. 
         

      • 100%