Pastor de Anatolia

Otros nombres: Coban Köpegi, Kangal, Karabash

Pastor de Anatolia

El pastor de Anatolia es un perro inteligente, fiel, independiente y seguro. Es un guardián ancestral que tiene como misión la de proteger su territorio y su grupo. Intimidante sin llegar a ser agresivo, este perro gigante sabe ser también tranquilo y cariñoso con su familia.

Información principal sobre el Pastor de Anatolia

Esperanza de vida del Pastor de Anatolia :

5

18

10

13

Carácter :

Tranquilo Inteligente

Tamaño :

Origen e historia del Pastor de Anatolia

Se trata de una raza muy antigua, que desciende probablemente de los grandes perros de caza de Mesopotamia. Con el tiempo, la raza evolucionó para adaptarse a una serie de circunstancias particulares: en gran medida al clima (inviernos y veranos con temperaturas extremas), al modo de vida de la población (sedentaria, nómada o seminómada), así como el tipo de trabajo a realizar (guardia o pastoreo). La FCI reconoció oficialmente esta raza turca en 1989.

Características físicas del Pastor de Anatolia

    Tamaño de un Pastor de Anatolia adulto

    Perra : Entre 71 y 79 cm

    Perro : Entre 74 y 81 cm

    Peso de un Pastor de Anatolia adulto

    Perra : Entre 45 y 60 kg

    Perro : Entre 55 y 70 kg

    Color del pelaje

    Negro
    Blanco
    Marrón
    Azul
    Rojo
    Arena

    Tipo de pelo

    Corto

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El pastor de Anatolia es un perro fuerte, grande y constitución poderosa. Su cabeza es grande. Sus ojos son pequeños y un poco hundidos. Las orejas, medianas, tienen forma triangular, con puntas redondeadas; las lleva paradas cuando está alerta. Su cola es larga, de implantación alta, la lleva gacha y ligeramente encorvada en posición de reposo; cuando está alerta lleva la cola alta y encorvada hacia el lomo.

    Conviene saber...

    Los pastores de Anatolia se utilizan también para proteger especies en peligro. Por ejemplo, en Namibia, los guepardos son una amenaza grave para agricultores y ganaderos, ya que pueden eliminar una decena de borregos en poco tiempo. De hecho, incluso aunque se tratara de un felino en peligro de extinción, los pastores tenían la autorización de matarlos para proteger su ganado.

    Sin embargo, hace más de veinte años, una bióloga norteamericana propuso emplear pastores de Anatolia para proteger los rebaños y ahuyentar a los guepardos. Esta nueva técnica dio muy buenos resultados, ya que estos felinos temen a los perros y se alejan por su propia cuenta.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      A pesar de su temperamento orgulloso e independiente, este perro de pastor es muy cariñoso y apegado a su grupo.

    • 66%

      Juguetón

      Este perro turco es alegre y disfruta pasando el tiempo con su familia. Cuando es cachorro puede ser muy juguetón, aunque se vuelve más tranquilo en la edad adulta.

    • 100%

      Tranquilo

      La tranquilidad es una de las principales características de este molosoide. Con su familia es dulce, fiel y paciente.

    • 100%

      Inteligente

      Como otros perros de pastor, el karabash es inteligente y dócil, con buenas capacidades para el trabajo de pastoreo o de guardia.

    • 33%

      Cazador

      Más guardián que cazados, su instinto depredador está poco desarrollado. Su rol ancestral de pastor de rebaños lo hace ser respetuoso con otros animales, excepto en las situaciones de peligro.

    • 100%

      Miedoso con los desconocidos

      Es distante con los extraños, aunque se muestra amistoso con los invitados. Por otro lado, cuando sus amos no están, no permite que nadie se acerque a su territorio.

    • 100%

      Independiente

      El estándar oficial lo describe como un perro independiente, orgulloso y seguro de sí.

      Comportamiento

      • 66%

        Adaptación a la soledad

        A pesar de ser muy cercano a su grupo social, el Anatolia puede permanecer solo en casa, y tomará un rol de guardián.

      • 66%

        Obediente

        El kangal es considerado como un perro inteligente y dócil, que puede tomar la iniciativa en el trabajo. Educarlo es sencillo si las órdenes son firmes, respetuosas y coherentes, ya que este can solo colabora si existe una relación de confianza con su amo.

      • 66%

        Ladrador

        Este perro utiliza sus ladridos para alejar extraños, y con una buena educación no tiene por qué ladrar sin razón.

      • 33%