Publicidad

Gato disfrazado de fantasma

"Soy el Mich-asma de la Ópera"

© Kristina Sorokina

Los mejores disfraces para gatos

Por Luis Piqueras Ferriz Redactor | Traductor

Publicado el Actualizado el

La información sigue bajo el anuncio

La información sigue bajo el anuncio

¿Qué mejor manera de divertirse en Halloween o en Navidad que haciendo partícipe de la fiesta a tu gato? La regla principal es no obligar al animal a no llevar nada que él no quiera. Si es de los que se anima, descubre aquí las mejores opciones y tallas.

De Papá Noel, de calabaza, de pirata… ¿Hay algo más mono que un michi disfrazado? Este gracioso momento deja en tu galería de fotos y vídeos momentos inolvidables de tu mascota vestida de princesa, de león o de cow-boy.

A la hora de seleccionar el mejor disfraz para tu animal, es muy importante que encuentres un modelo que se adapte a su morfología y que sea fácil de colocar

Por supuesto, es vital que la prenda cumpla con ciertas normas de seguridad para que el animal no se asfixie bajo ningún concepto. 

Por otro lado, no olvides acostumbrar poco a poco al animal al disfraz, sin obligarlo a ponérselo de golpe, ya que este podría reaccionar de forma violenta.   

Cuando se haya acostumbrado totalmente, ¡será la envidia del barrio!

¿Dónde comprar disfraces para gatos?

Los disfraces para mascotas se suelen encontrar en Internet, concretamente en sitios web especializados en productos para animales.. 

Lo cierto es que en Internet encontrarás un abanico más amplio de productos, tallas y tejidos, desde el clásico Papá Noel hasta el original dinosaurio o Pikachu.

Algunas tiendas locales especializadas también proponen disfraces para animales de compañía. 

Elijas la opción que elijas, no olvides medir bien a tu gato (alrededor del cuello y del tórax) para no equivocarte de talla.

¿Cómo disfrazar a mi gato?

¡Michi-advertencia!: Los gatos no son muñecos ni osos de peluche. No hagas que este gracioso momento que debe durar unos minutos se convierta en un infierno para tu mascota. 

El día de Halloween o de Carnaval ha de ser inolvidable y agradable. Para ello, es muy importante que acostumbres a tu gato poco a poco al disfraz.

Si quieres intentarlo con tu mascota, comienza con algo más discreto, una pajarita o un pequeño sombrero. 

Más tarde, podrás intentarlo con jerséis o chalecos. Un truco muy bueno es dejarle el disfraz unos días para que pueda oler la prenda y familiarizarse con ella.

Si tu gato se niega rotundamente, no insistas. Simplemente… ¡Los disfraces no son lo suyo! Ocurre lo mismo con chalecos y otras prendas para gato.

En lo que respecta a la temática, ¿será por disfraces? Policía, enfermero, flor, león… ¿Que ya estamos en octubre? ¡La calabaza o el murciélago no fallan! 

Disfrazar a un gato: precauciones

Al igual que haríamos con un disfraz para nosotros o para los peques de la casa, el de un animal ha de ser cómodo, con un tejido suave y de buena calidad

Los cierres, por su parte, tienen que ser prácticos y seguros, por lo que lo ideal es el velcro. Conviene evitar las cremalleras y los botones. 

Ten cuidado también con los pequeños trozos y accesorios del disfraz, ya que el animal podría arrancarlos, tragárselos y provocarle oclusión intestinal.

Asimismo, asegúrate de que compras la talla correcta para que el disfraz no le quede demasiado grande o, por el contrario, muy ceñido. No sería ni vistoso ni cómodo para el animal.

¿Es peligroso disfrazar a un gato?

La mayoría de los disfraces para animales que hay en el mercado están fabricados especialmente para garantizar la seguridad de las mascotas. 

Sin embargo, siempre pueden ocurrir accidentes: el gato se puede asustar o podría ahogarse intentando quitarse el disfraz. 

Para evitar cualquier tipo de percance, se recomienda:

  • Nunca dejar al animal solo con el disfraz.
  • Optar por cierres de velcro para que el animal se pueda deshacer del disfraz sin demasiado esfuerzo.
  • Comprar un disfraz de calidad, con costuras sólidas y adornos bien cosidos.
  • Conocer bien la talla de tu animal
  • No obligar nunca a un gato a vestirse o disfrazarse si no quiere. 

¿A partir de qué edad se puede disfrazar a un gato?

Por regla general, los disfraces están pensados y fabricados para gatos adultos, aunque no está prohibido disfrazar a un gatito. 

Deja que cumpla al menos 3 o 4 meses y, si se deja, conviértelo en una flor o en un pequeño Simba. 

En cuanto a los animales mayores, todo depende de su personalidad y de su estado de salud. Un gato con artrosis puede que ya no esté para esos trotes.

Este artículo contiene una selección de productos realizada de forma independiente por el equipo de Wamiz. Al hacer clic en "enlace afiliado", nosotros recibimos una comisión del vendedor. ¡Pero lo cortés no quita lo valiente! Es decir, los enlaces de afiliados se identifican como tales, porque queremos ser totalmente transparentes con nuestros lectores.
¿Quiere compartir este artículo?