Burmilla

Burmilla

El Burmilla proviene de Inglaterra, y su nombre guarda relación con su origen: una combinación del Burmés y el Persa Chinchilla. El primer Burmilla nace de un cruce accidental en 1981 entre una Burmesa lila inglesa y un Persa Chinchilla plateado. La raza se fijó para así poder localizar el genotipo del Burmés y el carácter del Persa, y forma parte del grupo de los Asiáticos. El Burmilla tiene fama de ser un gato con carácter que no necesita de cuidados especiales.

Información principal sobre el Burmilla

Esperanza de vida del Burmilla :

7

20

12

15

Carácter :

Cariñoso

Tipo de pelo :

Calvo Corto Largo

La información sigue bajo el anuncio

Cargando publicidad ...

Origen e historia del Burmilla

En 1981 el apareamiento entre dos gatos de la baronesa Miranda Von Kirchberg, Fabergé (una hembra Burmesa lila) y Sanquist (un Persa Chinchilla plateado) dio lugar a una camada de 4 gatitos Burmilla. La baronesa decidió entonces emparejar a otra de sus gatas Burmesas con Sanquist, por lo que estos pequeños son los ancestros de múltiples linajes de esta nueva raza. Otros cruces fueron realizados específicamente para fijar las características físicas, como el pelo corto o la calidad del ‘tipping’ o moteado de su manto.

Características físicas del Burmilla

Burmilla

Tamaño de un Burmilla adulto

Gata : Entre 20 y 30 cm

Gato : Entre 23 y 35 cm

Alcanza su tamaño adulto a los 12 meses.

Peso de un Burmilla adulto

Gata : Entre 4 y 5 kg

Gato : Entre 4 y 6 kg

Color del pelaje

Tipo de pelo

Color de ojos

Verde
Amarillo

Descripción

El Burmilla es, por norma general, más pesado de lo que podríamos esperar, debido a su cuerpo bien esculpido en términos de estructura ósea y musculatura. Su tórax es ancho y potente, su cabeza es de tamaño mediano, en forma de triángulo acortado. Sus mejillas son anchas y su nariz presenta un stop (depresión naso-frontal) bien marcado, formando una línea recta vertical con la mandíbula inferior bastante desarrollada. Sus orejas son de tamaño mediano, dirigidas hacia delante y redondeadas en sus extremos. Sus ojos son grandes, de un color vivo y luminoso. Su cola se afila en su extremo y termina en punta redondeada.

Conviene saber...

Carácter

100%

Cariñoso

Este felino sabe ser cariñoso con sus humanos, ¡de hecho, es conocido por saber cómo ingeniárselas para obtener los mimos que le hacen falta!

66%

Juguetón

Adora estar en compañía de los más peques y jugará con ellos siempre que le sea posible.

66%

Tranquilo

Es menos revoltoso que el Burmés pero necesita ejercitarse con frecuencia.

66%

Inteligente

Como le encanta ser el centro de atención, este felino es curioso con todo aquello que sucede a su alrededor.

33%

Miedoso con los desconocidos

Es bastante sociable, por lo que no tendrá problemas para relacionarse con desconocidos.

33%

Independiente

Al Burmilla le encanta estar en compañía.

Comportamiento

100%

Parlanchín

Este felino tiene fama de ser muy hablador, ¡y es que le encanta llamar la atención de sus dueños!

100%

Necesidad de ejercicio

Este minino es de una naturaleza bastante activa, y su hogar deberá permitirle la posibilidad de correr, jugar y trepar.

33%

Tendencia a escaparse

Está muy unido a sus amos, por lo que el riesgo de fuga es bajo.

100%

Glotón

Tiene una predisposición a engordar, ¡por lo habrá que prestar atención a su glotonería innata!

La información sigue bajo el anuncio

Cargando publicidad ...

¡Vaya!
No tenemos perritos Burmilla en nuestra sección adopción

Animales en adopción

¿Es la raza Burmilla adecuada para ti?

Haz el test

Compatibilidad

100%

El Burmilla con los gatos

Prefiere estar acompañado por ejemplares de otras razas, aunque es totalmente capaz de llevarse bien con otros Burmillas si las presentaciones se realizan correctamente.

100%

El Burmilla con perros

Es un gato con un carácter verdaderamente equilibrado, por lo que es el amigo perfecto de otros animalitos.

100%

El Burmilla con los niños

Dado que necesita dar rienda suelta a su energía, la presencia de niños (que deberán jugar con él desde el respeto) será más que bienvenida.

33%

El Burmilla con personas mayores

La vitalidad de este felino hace de él un compañero ideal para una familia dinámica más que para una persona mayor.

%}

Precio del Burmilla

El precio de un Burmilla cachorro puede variar entre los 750€ y 1200€. Los cambios de precio dependen de su sexo, su linaje (es decir, el pedigrí de sus progenitores) y de la conformidad a los estándares de la raza.
Hay que calcular unos 30 o 35€ al mes para su manutención, teniendo en cuenta que necesita una comida de buena calidad y mantenerse en buen estado de salud.

Higiene y cuidados

Al tener el pelo corto, el Burmilla no necesita un cepillado diario, por lo que su rutina de aseo es bastante flexible. Sí que hay que revisar el estado y limpieza de sus ojos y orejas con frecuencia.

Pérdida de pelo

Dejando de lado las mudas correspondientes a los cambios de estación, este minino mezcla del Burmés y el Persa Chinchilla no pierde pelo de manera abundante. Es un gatito que no necesita de cuidados particulares en lo que respecta a su pelaje.

Alimentación del Burmilla

Tiene una cierta predisposición a sufrir sobrepeso, por lo que es necesario ofrecerle una dieta equilibrada combinada con un mínimo de ejercicio físico.

Salud

Esperanza de vida del Burmilla

Tiene la esperanza de vida normal de un gato, es decir, de 12 a 15 años.

Fortaleza

Su subpelo es escaso, por lo que tolerará mejor el calor que el frío.

Tendencia a la obesidad

Es necesario asegurarse de que hace el ejercicio suficiente como para no subir de peso.

Enfermedades comunes

Por lo general, cuenta con una salud de roble, pero puede sufrir las mismas enfermedades que un gato común, como las dolencias periodontales (sarro o gingivitis). La prevención y los cuidados dentales serán su mejor aliado. También puede ser propenso a sufrir la enfermedad poliquística renal (PKD), una patología hereditaria en los gatos Persa. Se recomienda someter a los ejemplares que serán reproductores a pruebas genéticas.

Reproducción

La raza fue reconocida en Europa hacia 1990 por la Federación Internacional Felina y por el Governing Council of the Cat Fancy, mientras que en Estados Unidos se hizo de forma provisional en los años 2000. Las razas autorizadas para su emparejamiento son el Burmés inglés, el Asiático y el Persa.

Dejar un comentario sobre esta raza
Comentar