Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Siamés thai

Otros nombres : Gato real de Siam, Siamés tradicional, Thai, Gato diamante

Siamés thai
Siamés thai
Cachorro

El Siamés thai o tradicional es originario de Tailandia y se le considera como el antepasado del Siamés. Posee una cabeza triangular, un cuerpo de color claro con las extremidades de color oscuro. Es bastante “parlanchín”, muy sensible y unido a sus propietarios, por lo que puede ser algo celoso y exigente, necesitando de mucha atención por parte de los suyos. Es inteligente y dócil, aunque es importante no dejarse llevar por su adorabilidad: ¡podrías acabar siendo su esclavo!

dna

Información principal sobre el Siamés thai

  • Esperanza de vida del Siamés thai : Entre 12 y 20 años
  • Carácter : Cariñoso, Juguetón, Inteligente
  • Tipo de pelo : Corto
  • Precio del Siamés thai : Entre 700€ y 1200€

Características físicas del Siamés thai

Tamaño de un Siamés thai adulto

Hembra Entre 30 y 35 cm
Macho Entre 30 y 35 cm

El Siamés tradicional alcanza su tamaño adulto al cumplir un año.

Peso de un Siamés thai adulto

Hembra Sobre 3 kg
Macho Entre 4 y 5 kg

Color del pelaje

Azul point, chocolate point, lila point y foca point.
Las extremidades (nariz, orejas, patas y cola) deben ser del tono más oscuro posible, mientras que el cuerpo debe ser lo más claro posible.
 

Patrón del pelo

Colourpoint.

Tipo de pelo

Corto. 

Color de ojos

Azul. 

Descripción

El Siamés Thai es un gato de tamaño mediano, considerado como el ancestro del Siamés, aunque es algo más bajito y tiene formas más redondeadas. Posee un pelaje corto y denso, de un tono claro en el cuerpo y más oscuro en las extremidades (con la peculiaridad de que el color se oscurece conforme crece). La cabeza es de forma triangular, con los ojos del azul más intenso posible y orejas anchas en su base y redondeadas en la punta. El color oscuro de su manto puede llegar a formar una máscara en su rostro.

Carácter

Cariñoso

yellow-paw yellow-paw yellow-paw

Está muy unido a su amo, por lo que el Siamés tradicional acepta con gusto las caricias y mimos de este, pudiendo resultar algo “pegajoso”.

Juguetón

yellow-paw yellow-paw yellow-paw

Es muy activo y necesita desfogarse para gastar sus alta dosis de energía, por lo que no dudará en buscar por su propia cuenta algún modo de mantenerse en movimiento. Lo ideal para él es poder compartir sus sesiones de juego con su humano preferido. El Siamés thai tiene la peculiaridad de saber traer objetos a su amo, ¡como hacen los perros!

Tranquilo

yellow-paw grey-paw grey-paw

Posee un carácter vivaz y juguetón, por lo que no se puede decir que el Thai forme parte de las razas de gatos más tranquilas...

Inteligente

yellow-paw yellow-paw yellow-paw

El hecho de que sea muy apegado a su propietario hace que sea muy receptivo a la hora de educarlo. Es muy inteligente y dócil.

Miedoso con los desconocidos

yellow-paw grey-paw grey-paw

El gato Siamés tradicional es muy desvergonzado, disfruta tanto siendo el centro de todas las miradas que aceptará las adulaciones de los invitados de la casa sin problema.

Independiente

yellow-paw grey-paw grey-paw

Es preferible escoger esta raza únicamente si se tiene la certeza de poder estar presente lo suficiente, ya que es un gato muy dependiente. Adorará estar en tu compañía y participar en tus actividades permaneciendo a tu lado para que no te olvides de él.
Si sus dueños se ausentan con frecuencia, podría llegar a desarrollar trastorno del comportamiento, como dejar de comer o limpiarse en exceso.

Comportamiento

Parlanchín

yellow-paw yellow-paw yellow-paw

Es un gatito que maúlla mucho. Posee una voz peculiar y no dudará en usarla para llamar la atención de su amo. Para muchos, puede resultar un gato ruidoso.

Necesidad de ejercicio

yellow-paw yellow-paw yellow-paw

El también conocido como Gato real de Siam es muy activo por naturaleza, por lo que su entorno, tanto si es en el interior del hogar como al exterior de este, debe contar con las motivaciones necesarias para que pueda jugar correr y trepar a sus anchas.

Tendencia a escaparse

yellow-paw grey-paw grey-paw

Se siente muy unido a su familia adoptiva, e incluso puede pasear junto a ella sujeto con un arnés y una correa. Sin embargo, habrá que mantenerlo vigilado en caso de que tenga acceso al exterior.

Glotón

yellow-paw grey-paw grey-paw

No es conocido por ser especialmente comilón, lo que no es excusa para privarle de una dieta equilibrada.
Es hipersensible, por lo que puede “ponerse a dieta” dejando de comer o disminuyendo la cantidad de comida ingerida si no se siente lo suficientemente querido o sufre a menudo las ausencias de sus humanos. Es primordial garantizar que pueda contar con la presencia de alguien que lo cuide durante las vacaciones de sus dueños: ¡no bastará con pasar a verlo durante unos minutos!

Compatibilidad

El Siamés thai con los gatos

yellow-paw yellow-paw grey-paw

El “Wichien-Maat”, como se le denomina en su país de origen, logrará llevarse bien con sus congéneres con la condición de que se le dedique el tiempo suficiente para jugar con él y darle mimos… y es que puede ser algo celoso.

El Siamés thai con perros

yellow-paw yellow-paw grey-paw

Podrá llevarse bien con todo tipo de animales siempre que él siga siendo el centro de atención de su humano.

El Siamés thai con los niños

yellow-paw yellow-paw grey-paw

Su naturaleza muy activa lo hace apto para compartir momentos de juego junto a los más pequeños del hogar, que resulta ser una perfecta manera de gastar su desbordante energía, siempre que los niños lo traten con respeto.

El Siamés thai con personas mayores

yellow-paw yellow-paw grey-paw

El Siamés tradicional disfrutará sin duda al contar con un dueño que tenga tiempo disponible para dedicárselo a él, sobre todo si se trata de una persona tranquila con la disposición de jugar en su compañía. 
Sin embargo, si esta persona desea conservar su estilo de vida tranquilo con un máximo de serenidad, el Siamés thai puede no ser el gato adecuado para ella.

Precio del Siamés thai

Dependiendo de su sexo, la exclusividad de su linaje o su edad, el precio de un Siamés thai puede oscilar entre los 700€ y los 1200€. Además, hay que calcular alrededor de 40-50€ al mes para garantizar que cuente con una comida de calidad, arena y otros cuidados, como la asistencia veterinaria, necesarios para su bienestar.

Higiene y cuidados

Su pelo corto es muy fácil de cuidar. Las caricias facilitan la eliminación de pelo muerto que, combinadas con un cepillado semanal, bastarán para que esté aseado.

Pérdida de pelo

En periodos de muda, la caída de su pelo puede aumentar debido a que este se renueva, sin que ello suponga un problema o requiera de más cuidados.

Alimentación del Siamés thai

Es conveniente adaptar su dieta, que debe ser lo suficientemente equilibrada para brindarle los nutrientes necesarios sin sobrealimentarlo. Un bol interactivo puede ser una buena solución para servirle su comida.

Salud

Esperanza de vida del Siamés thai

El Siamés thai suele vivir alrededor de 16 años, con grandes diferencias entre individuos en función de su modo de vida.

Fortaleza

yellow-paw yellow-paw grey-paw

Debido a su pelo corto, no posee una buena resistencia al frío, por lo que será más bien casero durante los meses de invierno.

Tendencia a la obesidad

yellow-paw grey-paw grey-paw

Su vivacidad hace que consuma su energía sin que se dé cuenta, lo que limita sus riesgos de subir de peso.

Enfermedades comunes

El Thai no está predispuesto a padecer patologías específicas a su raza, pero puede sufrir las mismas enfermedades que cualquier otro gato. Si cuenta con acceso al exterior, es preferible que sea vacunado contra enfermedades infecciosas como la Rinotraqueitis viral felina (o gripe felina), la Leucosis, la Rabia y el Tifus, dependiendo del consejo del veterinario. Es importante verificar su proveniencia e informarse sobre la calidad de su criadero, ya que la reproducción consanguínea puede dar lugar a ciertas enfermedades hereditarias, como la hidrocefalia (enfermedad que hace aumentar el volumen de la cabeza debido a un exceso de líquido cerebral). Se conocen también casos de atrofia de la retina y de insuficiencia cardíaca.

Reproducción

El único cruce admitido es aquél realizado con otro Siamés tradicional, con el fin de preservar las características originales de la raza.
 
De hecho, en razón de su fuerte carácter, es importante que el periodo de socialización se largo. Durante este, el gatito Siamés tradicional bebé aprenderá, en un primer momento gracias a su madre y más adelante a sus hermanitos, las reglas de la vida en común. Todo criador mínimamente serio se negará a dar en adopción o vender un gatito Thai bebé de menos de 13 semanas. Es importante respetar este tiempo de espera hasta volver a casa en compañía de esa pequeña bolita de pelo, ya que ese periodo de socialización es vital para determinar la calidad de su carácter y su manera de vivir las relaciones.

Conviene saber...

Su nombre de origen, “Wichien-maat” significa “Diamante de oro” o “diamante de Luna” en tailandés, por lo que se puede deducir el valor que tiene esta raza en su región, donde es apreciado y tratado con devoción, sin duda porque solía pensarse que los muertos de “altos rangos” elegían el cuerpo de un gato para reencarnarse. Los gatos abundaban en los templos, ya que ahí eran cuidados y tratados con respeto.

Origen e historia del Siamés thai

Son numerosas las leyendas que circulan para explicar los orígenes de este bonito gato. La más antigua relata el enamoramiento entre un mono y una leona en el Arca de Noé, cuyo fruto dio lugar al Siamés Thai, con la peculiaridad de contar con la valentía de su progenitora y la agilidad del primate.
El Thai era muy valorado en la Corte del rey de Siam, antigua denominación de Tailandia. Se cuenta que estos gatos eran utilizados para cuidar de los tesoros de la realeza y que, al tomar en serio su rol de vigilantes y fijar su vista en el patrimonio a proteger, desarrollaron estrabismo. Esta característica se considera hoy en día como un defecto descalificatorio en competiciones.
Otra leyenda se relaciona con otra de sus peculiaridades físicas: su cola “rota”. Al parecer, las princesas de Siam utilizaban la cola de estos gatos como joyeros vivientes, adornándolas con sus anillos. El peso de las joyas sería el responsable de la “rotura” de su cola.
Sea como fuere, el Rey de Siam ofreció como presente al embajador de Inglaterra en 1871 una pareja de gatos Thai, los primeros en pisar suelo europeo y responsables de su expansión en el viejo continente.
El Siamés Thai también es conocido como Siamés tradicional, ya que fueron las selecciones de esta raza las que dieron lugar a los Siameses, de silueta más fina que su ancestro el tradicional.

Ideas de nombre para un Siamés thai

Nelly, Lana, Titi, Luna son nombres ideales para ponerle a un gato de esta raza. 

Encuentra las mejores ideas de nombres para tu gato aquí