Bichón maltés

Otros nombres: Maltese

Bichón maltés

El bichón maltés es un perro de compañía de talla pequeña. Su carácter es muy amigable y es muy apegado a su grupo social. Le gusta estar acompañado y no soporta quedarse solo. Debido a este rasgo de su carácter, lo ideal para él es tener una familia con mucho tiempo disponible para él. Dócil, inteligente y juguetón, es muy fácil de educar. Además sabe adaptarse a diferentes estilos de vida, lo cual lo vuelve una excelente opción para una primera adopción.

Información principal sobre el Bichón maltés

Esperanza de vida del Bichón maltés :

7

20

12

15

Carácter :

Cariñoso Tranquilo Inteligente

Tamaño :

Origen e historia del Bichón maltés

Se trata de una raza muy antigua cuyos orígenes remontan aproximadamente al año 500 a.C. Era el perro preferido de las mujeres romanas. A pesar de lo que pueda pensarse, su nombre no tiene nada que ver con la isla de Malta, sino que proviene de la palabra semítica “màlat”, que significa “refugio” o “puerto”. Se sabe que estos perritos vivían en los puertos del Mediterráneo, donde cazaban ratones y otros bichos. Hasta el día de hoy es una raza muy común en Italia. 

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 9 - Perros de compañía

Sección

Sección 1: Bichons y razas semejantes

Características físicas del Bichón maltés

    Tamaño de un Bichón maltés adulto

    Perra : Entre 20 y 23 cm

    Perro : Entre 21 y 25 cm

    Peso de un Bichón maltés adulto

    Perra : Entre 3 y 4 kg

    Perro : Entre 3 y 4 kg

    Color del pelaje

    Blanco

    Tipo de pelo

    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El bichón maltés es un perro pequeño de lomo largo, lo que lo hace lucir más pequeño. El cráneo es plano. Los ojos son redondos y muy oscuros. Las orejas, de forma triangular comienzan en la parte alta de la cabeza, de pelo largo y caen a los costados como una cascada. Sus extremidades son cortas y firmes, con pelo tupido. La cola comienza al nivel de la grupa. Su porte es distinguido, sus pasos cortos y rápidos.  

    Conviene saber...

    El bichón maltés forma parte del grupo de perros hipoalergénicos, por lo cual puede convivir con personas que tienen alergias o problemas respiratorios. En este artículo encontrarás más información al respecto. 

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El maltese, como también se le conoce, es perro adorable y muy apegado a los miembros de su grupo. Le gusta sobre todo pasar tiempo en compañía de su familia, por lo cual no es ni solitario ni independiente. Le gusta ser el centro de atención y pedir cariños a todo el mundo. 

    • 66%

      Juguetón

      Este bichón adora pasar el tiempo con sus amos. Es muy jovial y nunca dirá que no a una sesión de juego. Aunque disfruta jugando con los niños, es necesario enseñarles a respetar a su mascota para evitar malos ratos. Por su carácter tan dócil, esta mascota sabe adaptarse también a personas más tranquilas. 

    • 100%

      Tranquilo

      A pesar de su gran entusiasmo cuando recibe a su amo, se trata de un perro que sabe apreciar la tranquilidad, especialmente los momentos que pasa acostado sobre el regazo de su amo recibiendo mimos. 

    • 100%

      Inteligente

      A pesar de ser principalmente un perro de compañía, el maltés es muy inteligente y puede aprender trucos rápidamente. Su curiosidad y docilidad lo hacen sobresalir en deportes caninos, especialmente los de obediencia. 

    • 33%

      Cazador

      Sus instintos de cazador no están nada desarrollados, a pesar de que anteriormente se le utilizaba para cazar roedores. Hoy en día puede convivir sin problemas con otros animales pequeños, especialmente si se le acostumbra desde cachorro. 

    • 66%

      Miedoso con los desconocidos

      Este perrito puede mostrarse bastante ladrador y agresivo con desconocidos, sin llegar a morderlos. Una vez que se le da el tiempo para familiarizarse con una persona, podrá acercarse a pedir caricias o insistir en sus ladridos para que se aleje, según la impresión que le provoque.  

    • 33%

      Independiente

      El bichón maltés vive para su amo, no soporta la soledad y en definitiva prefiere ser el centro de atención de su grupo. Aunque no es muy exigente en cuanto a juegos y actividades, puede conformarse simplemente con mirar a su amo durante horas. No está de más decir que esta raza es adecuada para personas con mucho tiempo para dedicarle. 

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        Este perrito es sumamente dependiente y apegado a su grupo social. Lo ideal para él será vivir con personas que pasan mucho tiempo en casa o pueden dedicarle bastante tiempo durante el día. 

        Para que pueda pasar algunas horas al día en casa sin angustiarse, lo mejor será que se acostumbre desde cachorro.  Para lograrlo, lo ideal será dejarle juguetes, objetos con premios escondidos o cualquier cosa que pueda mantenerlo ocupado. Después hay que salir del cuarto o de casa, primero por 5 minutos, después 15, 30, etc. Así, pronto sabrá manejar su frustración y adaptar sus horarios a los hábitos de sus amos. 

        En cualquier caso, el maltese no puede permanecer solo en casa de la mañana a la noche. En el caso de personas activas, lo mejor será encontrar la solución más adecuada, ya sea llevándolo a una guardería de perros, encontrando alguien que lo saque a pasear durante el día o llevándolo al trabajo. 

      • 100%

        Obediente

        Inteligente, vivaz y dócil, el bichón maltés es muy fácil de educar con varias sesiones de entrenamiento al día, de preferencia cuando aún es cachorro. 

        Hay que recordar que los perros de talla pequeña también pueden causar destrozos o volverse complicados de manejar, por lo cual su educación es tan necesaria como para cualquier otra raza. Enseñarle a no morder ni hacer destrozos, a caminar con correa, acudir a su llamado y detenerse son algunas de las consignas que volverán la convivencia más armoniosa para ambos. 

        Con una educación temprana podrán modificarse los hábitos más molestos de las razas pequeñas, ya sea que muerdan objetos en casa, hagan sus necesidades en cualquier lugar o ladren con insistencia ante cualquier ruido. Este tipo de conductas serán prácticamente imposibles de modificar una vez llegado a la edad adulta. 
        Una buena parte de su educación deberá estar enfocada en su independencia, para que pueda tolerar los períodos de soledad. También será necesario procurar que este perrito no desarrolle un apego desmedido hacia su amo. 

      • 100%

        Ladrador

        El ladrido es una de las principales formas que tiene esta mascota para comunicarse. Gracias a él puede expresar emociones como alegría, agitación, frustración, desconfianza, miedo, etc. Si no convive con diferentes personas desde cachorro, puede ladrar con mucha insistencia cuando llegan invitados. 

      • 33%

        Tendencia a escaparse

        El bichón maltés es demasiado hogareño para pensar en una fuga. Si cuenta con todo el amor y confort que necesita, no sentirá la necesidad de salir a pasear por su cuenta. 

      • 66%