Cocker Spaniel inglés

Otros nombres: Cocker inglés, English Cocker Spaniel

Cocker Spaniel inglés

Alegre y juguetón, el Cocker spaniel inglés debe ser siempre considerado como un perro de caza y no como un “peluche”. Al tratarle como un juguete, destruimos su carácter. Es un perro levantador y cobrador de caza y de hecho es uno de los mejores ayudantes del hombre. Es capaz de encontrar verdaderas astucias para engañar a su presa y obligarla a alzar el vuelo. Es extensamente empleado como perro de compañía, pero solo será plenamente feliz si sus necesidades son respetadas (mucho ejercicio y una vida al aire libre). De lo contrario, corre el riesgo de convertirse en un perro con sobrepeso y nervioso. 

Información principal sobre el Cocker Spaniel inglés

Esperanza de vida del Cocker Spaniel inglés :

7

19

12

14

Carácter :

Cariñoso Juguetón Inteligente Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Cocker Spaniel inglés

Es sin duda inglés y no podría serlo más: la raza fue seleccionada en Gran Bretaña a partir de 1879, pero desde el siglo XVIII los ingleses utilizaban para la caza a perros de tipo Spaniel. Su origen más remoto es probablemente español, como ya había escrito en 1570 el doctor Cajus en su De Canibus britannicis. Encontramos incluso descripciones de Spaniel inglés en obras que remontan a finales del siglo XIV. Su nombre viene del término inglés woodcock que significa becada. El Cocker es en efecto un verdadero especialista en la caza de esta ave.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 8 - Perros cobradores de caza - Perros levantadores de caza - Perros de agua

Sección

Sección 2: Perros levantadores de caza

Características físicas del Cocker Spaniel inglés

    Tamaño de un Cocker Spaniel inglés adulto

    Perra : Entre 38 y 39 cm

    Perro : Entre 39 y 41 cm

    Peso de un Cocker Spaniel inglés adulto

    Perra : Entre 13 y 14 kg

    Perro : Entre 13 y 14 kg

    Color del pelaje

    Negro
    Marrón
    Rojo

    Tipo de pelo

    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Cocker inglés es un perro alegre, robusto, activo, compacto. El largo del tronco es más o menos igual a la altura del suelo a la cruz. La cabeza está bien modelada, con el cráneo bien desarrollado, el hocico cuadrado y la depresión naso-frontal bien definida. Los ojos son grandes, no prominentes; de mirada inteligente y dulce. Las orejas son de inserción baja, lobulares, colgantes: deben alcanzar la trufa sin sobrepasarla. El cuerpo es fuerte y compacto, las extremidades son de buenos huesos y sólidas. La cola se inserta levemente bajo la línea superior; siempre en movimiento (característico de la raza).

    Conviene saber...

    Desde hace varias décadas (años 70), el Cocker inglés tiene una reputación de perro agresivo. Esta no era más que el fruto de las malas selecciones hechas por los criadores poco escrupulosos que aprovechaban la creciente popularidad de esta raza. De este modo, muchos perros se criaban y vendían sin reparar en las consecuencias. Desde los años 90, los criadores apasionados e íntegros se baten por lavar la imagen de este perro de múltiples cualidades. 

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      Dócil y afectuoso y dado a las muestras de cariño, este perro de caza es un compañero lleno de energía con quien es agradable convivir gracias su jovialidad comunicativa.

    • 100%

      Juguetón

      Muy alegre y vivaracho, este perro es un juguetón incansable y aprecia especialmente pasar tiempo con niños.

    • 66%

      Tranquilo

      Cuando es un cachorro, el Cocker inglés es muy difícil de canalizar a causa de su energía y entusiasmo permanentes. Únicamente con la edad y una buena educación logra moderarse.

    • 100%

      Inteligente

      El English cocker spaniel es muy inteligente, comprende rápido lo que esperamos de él y se adapta perfectamente a numerosas situaciones y diferentes estilos de vida. Es un perro de caza remarcable y un compañero de vida ideal para diversos perfiles.

    • 100%

      Cazador

      A menudo considerado únicamente como perro de compañía, suele obviarse que es un formidable cazador. Inicialmente seleccionado para cazar la becada, es aun así muy polivalente y puede también cazar conejos, faisanes o toda pequeña presa de pelo o plumas.

    • 33%

      Miedoso con los desconocidos

      Hacia los desconocidos, se observan algunas diferencias de temperamento según la variedad del perro (teniendo en cuenta la existencia de excepciones). Los Cocker inglés multicolor son amables con todo el mundo, acogen con entusiasmo y alegría a los invitados. Sin embargo, los Cocker inglés monocolor son más exclusivos y posesivos para con los miembros de su grupo social y se muestran más distantes con los extraños.

    • 33%

      Independiente

      Muy fiel, el Cocker inglés es un muy buen compañero, en ocasiones cómplice y sobre todo un excelente ayudante de trabajo. De hecho, es siempre muy dependiente de su dueño, por quien sería capaz de remover cielo y tierra con tal de satisfacerle.

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        El Cocker Spaniel es un perro que solo puede ser feliz rodeado de los miembros de su grupo social. No soporta bien las ausencias de su dueño y no debe sufrir ausencias prolongadas (de más de 5 horas).

      • 66%

        Obediente

        Se dice que los individuos multicolor son más dispersos que los monocolor, aunque desobedecen menos las órdenes de su dueño; al contrario que los monocolor, quienes son en efecto más atentos pero en ocasiones pecan de testarudos.

        De hecho, la educación del cachorro de Cocker inglés debe iniciarse a una edad temprana. Al tiempo de su llegada al hogar, deben fijarse límites para que la cría de Cocker no adopte malas costumbres.

        Firmeza, dulzura, rigor, constancia, coherencia y precisión son las palabras clave para obtener la cooperación de este perro.

      • 66%

        Ladrador

        Cuando este perro ladra es principalmente para reclamar la atención que no se le está prestando. Asimismo, es su manera de demostrar su presencia y que necesita que se ocupen de él.

        Atención, esta actitud no debe en ningún caso ser reforzada dado el riesgo de que los ladridos se vuelvan excesivos.

      • 66%