Jack Russell Terrier

Otros nombres: Jack Russell, Jack Terrier

#2

Raza popular de Wamiz

Jack Russell Terrier
Jack Russell Terrier adulto © Shutterstock

El Jack Russell es el típico perro Terrier: dinámico, siempre alerta, activo, valiente e inteligente.  También es conocido por no tener miedo a nada, su simpatía con todo el mundo y su seguridad. Es un perro muy sociable y juguetón. Extremadamente enérgico, el Jack puede llegar a ser hiperactivo y necesita grandes dosis de ejercicio físico. Adora los paseos largos, pero no hay que dejarlo alejarse mucho solo, a no ser que quieras recuperarlo cubierto de barro. 

Información principal sobre el Jack Russell

Esperanza de vida del Jack Russell Terrier :

7

21

12

16

Carácter :

Cariñoso Juguetón Inteligente Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Jack Russell Terrier

Este terrier es originario de Inglaterra y fue seleccionado en el siglo XIX por el reverendo John (Jack) Russell para obtener una raza capaz de correr como el Foxhound y de escarbar bajo tierra para la caza de zorros y otras presas. Se llegaron a desarrollar dos razas: una de patas largas, el Parson Jack Russell, y otra de patas más cortas, el Jack Russell, que fue reconocida oficialmente en 2001.

Características físicas

    Tamaño de un Jack Russell Terrier adulto

    Perra : Entre 25 y 30 cm

    Perro : Entre 25 y 30 cm

    Peso de un Jack Russell adulto

    Perra : Entre 5 y 6 kg

    Perro : Entre 5 y 6 kg

    Color del pelaje

    Blanco

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Jack Russell terrier es un terrier de trabajo, fuerte, activo, ágil, dotado de una fuerte personalidad. Su cuerpo elástico es de un largo medio, más largo que alto. Los ojos son pequeños y almendrados, de una expresión rebosante de vivacidad. No deben ser prominentes y los párpados deben estar bien adheridos a los globos oculares. Las orejas, semicaídas o caídas, son de buena textura y de amplia movilidad. La cola puede estar caída cuando el perro está descansando, pero cuando esté en movimiento, deberá estar erecta.

    Conviene saber:

    Aunque goza de una salud resistente, el Jack Russell no se libra de enfermedades hereditarias, en ocasiones resultado de las altas tasas de consanguinidad. Además, es importante escoger un buen criadero con ejemplares bien seleccionados, ya que algunos de ellos pueden tender a la hiperactividad y, por tanto, tener un comportamiento difícil.

    Personalidad

    • 100%

      Cariñoso

      A pesar de tener un instinto cazador muy desarrollado, este perro de trabajo es un muy buen compañero, cariñoso y tierno con los miembros de su familia adoptiva.

    • 100%

      Juguetón

      Es un perro con un buen sentido del humor, siempre dispuesto a divertir a su público y jugar con los suyos, ¡sobre todo con los niños!

    • 33%

      Tranquilo

      El Jack Russell terrier es un perro intrépido, muy vivaz y espabilado, por lo que no es de extrañar que el adjetivo de tranquilo no case bien en su descripción. A pesar de ello, sabe diferenciar entre las horas de trabajo y las de ocio, pero hay que tener en cuenta su faceta altamente enérgica para no tratarle como un mero perrito de compañía.

    • 100%

      Inteligente

      Es muy listo y posee un enorme potencial tanto para la caza como para los deportes caninos. Aunque puede no ser muy fácil de educar, es posible obtener muy buenos resultados si establece una relación de confianza con su amo. 

    • 100%

      Cazador

      Este terrier posee un excelente olfato y una determinación increíble para rastrear y perseguir a sus presas. Puede cazar bajo tierra (zorros, tejones, coipos) o en su superfície (jabalíes, conejos). Es un muy buen ayudante de caza y, aunque no es un perro con una mandíbula potente como para matar a su presa, ha sido seleccionado por su olfato y su ladrido avisador ante la proximidad de un animal.

    • 66%

      Miedoso con los desconocidos

      El Jack Russell terrier puede mostrarse distante si siente algo de animosidad por parte de su interlocutor, aunque jamás será agresivo o mordedor.  Por lo general es un perro amigable y amable de manera innata.

      En caso de que el Jack Russell de muestras de agresividad, será resultado de una pobre selección debido, probablemente, al auge de su popularidad desde que fue reconocido de manera oficial. También puede deberse a una mala socialización del Jack Russell terrier cachorro durante sus primeros meses de vida.

    • 66%

      Independiente

      Le encanta hacer vida familiar, pero es cierto que su instinto cazador hace de él un perro un tanto independiente.

      Comportamiento

      • 66%

        Adaptación a la soledad

        La soledad no asusta a este inquieto Terrier, sin embargo, es indispensable haberlo acostumbrado a las ausencias de sus dueños de manera positiva y progresiva.

      • 33%

        Fácil de educar / obediente

        Como todo terrier, tiene un temperamento bastante marcado. No se deja guiar fácilmente y su docilidad es muy frágil, así como su capacidad de concentración.

        No obstante, si la actitud de su propietario es firme, rigurosa, coherente y los fundamentos de su educación han comenzado a aplicarse desde una edad temprana, el Jack puede cooperar en el proceso de su educación.

        Lo más importante con esta raza de trabajo es entenderla y considerarla como tal. Este pequeñín es muy dinámico y puede tener dificultades a la hora de depositar toda su atención en una sola tarea, por lo que las sesiones de aprendizaje deben ser cortas y finalizar cuando logre hacer lo que se le pide.

        Además, la educación positiva a través del juego y las recompensas son el mejor método para un perrito juguetón y goloso a la vez.

      • 100%

        Ladrador

        Durante la caza, utiliza su ladrido para advertir de la cercanía de una presa. En el hogar, puede ladrar cuando se aburre, si permanece solo durante demasiado tiempo, ante la llegada de invitados o cuando está sobreexcitado

      • 100%

        Tendencia a fugarse

        Si vive en el campo, es necesario que el terreno familiar esté bien cercado par evitar que salga corriendo tras el rastro de una pista tentadora: ¡posee un excelente olfato y puede llegar a pasar horas rastreando el olor de un animal sin mirar atrás!

        Durante los paseos en plena naturaleza no es aconsejable dejarlo suelto a no ser que sepa acudir a la llamada de su amo sin remolonear, aunque hay que recordar que no hay que dar nada por sentado con un perro de caza.

      • 66%