Publicidad

¿Cómo saber si un criador de perros es bueno?

camada de perros en brazos del criador

Criador con una camada de perros en brazos

© Shutterstock Voltgroup

¿Estás pensando en comprar un perro en un criadero? Te damos toda la información necesaria para reconocer a un profesional del sector y asegurarte de que te llevas a casa un cachorro sano y feliz. 

Por Vanessa Parapar

Actualizado el

¿Pensando en compartir la vida con una mascota? Cuando llega ese momento; muchas personas se debaten entre comprar a un criador o adoptar el perro en un refugio. Ambas opciones son perfectamente válidas siempre y cuando el futuro propietario se asegure de que el criador de perros es de confianza. 

Para no equivocarse y llevarse a casa un cachorro sano y feliz es necesario investigar sobre el criadero en cuestión. De lo contrario, muchos seres vivos seguirán sufriendo. Pero, ¿cómo asegurarse de que un criador de perros es responsable y no forma parte de las crueles granjas de cachorros que tienen como objetivo ganar dinero sin tener en cuenta la salud de los animales?

Este artículo, basado en informaciones publicadas por nuestros compañeros de Wamiz UK, profundiza en todos los puntos a tener en cuenta antes de dar el paso de comprar un perro en un criadero. 

 

¿Es ético comprar un perro en un criadero?

El mensaje lanzado desde Wamiz es apostar por la adopción. Se cuentan por miles los perros abandonados a su suerte en los refugios de nuestro país. Esas criaturas sufren como nadie mientras esperan una segunda oportunidad tras las rejas de su chenil. 

Aunque no podemos obviar la multitud de factores que intervienen en la decisión de llevar un perro a casa. Por ejemplo, muchos canes requieren de unas necesidades específicas que no son aptas para todos los seres humanos, otros necesitan un jardín y un dueño/a que les dedique la mayor parte de su tiempo, algunos no se llevan bien con niños o gatos... La adopción es un gesto desinteresado que cambia la vida de los animales más necesitados, pero también supone una serie de responsabilidades para las que no todo el mundo vale. 

Por lo tanto, comprar un perro en un criadero es una opción óptima siempre y cuando el futuro propietario encuentre un criador responsable. 

Criador de perros, ¿qué tener en cuenta?

Lo más importante es distinguir entre un criador de perros y una granja de cachorros. El primero, de ser reputado, tendrá varios perros propios a los que les permitirá la cría controlada mientras que el objetivo del segundo suele ser ganar dinero con la venta de perros sin tener en cuenta, entre otras cosas, las condiciones de vida y salud de los animales. 

Las granjas de cachorros dejan al margen el bienestar de los perros porque lo único que quieren en producir múltiples camadas para vender. 

Un buen criador de perros siempre está dispuesto a: 

  • Enseñar el criadero, a la madre y a los cachorros.
  • Mostrar la cartilla de vacunación así como todas las informaciones veterinarias de sus animales (microchip, desparasitación...)
  • Hablar sobre las características de la raza que vende porque conoce a los perros a la perfección. 
  • Entrevistar al comprador y descubrir cómo es su ritmo de vida. 
  • Asegurar que es miembro de un club o asociación de la raza. 
  • Enseñar la documentación de los padres y los cachorros. 
  • Mostrar los hábitos alimenticios de la camada y enseñárselos al futuro comprador. 
  • Mostrar la forma en la que las crías socializan. 
  • Hablar de un contrato de compra-venta formal y no tener reparos en hablar del precio y desglosar el por qué de la cantidad.
  • Permitir al futuro comprador visitar el criadero las veces que desee
Camada de dálmatas en el criadero ©Shutterstock Dora Zett

¿Cómo saber si un criador de perros es bueno?

Para dar respuesta a esa pregunta el futuro comprador debe responder a estas preguntas de manera afirmativa y sin dudar. Si el supuesto criador pone límites en alguna de ellas, es mejor seguir buscando. 

  1. ¿Se puede ver a la madre? Los cachorros deben permanecer con su madre hasta que tengan al menos ocho semanas de edad. Si el criador afirma que la madre está fuera, de paseo o no está disponible, es fundamental desconfiar. 
  2. ¿Cómo reacciona la madre ante el criador? Si la madre se muestra tímida o asustada ante el criador, esto debería ser una señal de alarma.
  3. ¿El criador vende una sola raza? La mayoría de los criadores de renombre solo crían una raza de perro (algunos pueden dedicarse, como mucho, a la cría de dos que se parezcan o tengan orígenes similares). Si el lugar cuenta con varias razas diferentes, es seña de preocupación. 
  4. ¿Puede ver al cachorro en el lugar donde ha nacido? Si el criador invita al futuro comprador al criadero y le muestra los entresijos del mismo es buena señal, sobre todo si se puede ver a la madre interactuando con los cachorros. Si, por el contrario, el criador intenta reunirse con el interesado en un lugar público o llevarle el perro directamente, no se debe realizar la compra. 👈

¿Cómo asegurarse de que un criador de perros es legítimo?

Un criador de perros responsable suele estar dispuesto a dedicar tiempo a hablar con el futuro comprador con el objetivo de conocerlo y resolver todas sus dudas. 

Este tipo de criadores realizan un primer contacto por teléfono o e-mail y más tarde concretan una cita para que el comprador conozca al cachorro, a sus hermanos y a su madre. 

Asimismo, estas personas disponen de toda la documentación y certificados de vacunación de los perros y nunca meten prisa en la compra. 

Los cachorros reciben su primera serie de vacunas a las cuatro semanas de vida y, a continuación, el dueño debe asegurarse de que reciban la segunda serie de vacunas a las 12 semanas aproximadamente.

¿Es mejor comprar un perro a un criador o a una tienda de animales?

A groso modo la diferencia entre comprar un perro en una tienda de animales y adquirirlo en un criadero de confianza se basa en los impulsos. Los animales que se exponen en los negocios están a la vista de todos puesto que la tienda funciona como escaparate. Allí, los futuros propietarios llegan, miran, compran y se van con el cachorro en brazos sin más cuestiones. 

El comprador no tiene mucha información sobre el perro que acaba de adquirir y esto, en la mayoría de los casos según los expertos que hablan en el reportaje que se muestra bajo estas líneas, implica muchos problemas de salud a posteriori puesto que la mayoría de los ejemplares que se venden en las tiendas han sido criados en condiciones de vida insalubles. Un hecho que marcará una vida cargada de traumas, enfermedades y problemas psicológicos.

Desde hace años son muchos los países que están luchando contra la venta de animales en las tiendas, y España no se iba a quedar atras. La nueva ley de bienestar animal que entrará en vigor en enero de 2023 prohíbe a los particulares adquirir animales en este tipo de establecimientos.  👈

Al hilo del impulso mencionado en este punto, las personas dispuestas a comprar un perro a un criador responsable tendrán tiempo para valorar los pros y los contras de convivir con el animal, conocerán las características del criadero y de la raza elegida y adquirirán los consejos de un profesional que les ayudarán a educar al cachorro. 

Esto se debe a que los criadores éticos invierten mucho tiempo socializando, cuidando y observando a sus cachorros para recomendar el cachorro perfecto para cada comprador. 

Un buen profesional se encargará de entregar al cachorro a las personas con las que encaje mejor teniendo en cuenta la personalidad y el ritmo de vida de ambas partes.

¿Qué documentación debe dar el criador al comprador?

Un criador de confianza proporciona: 

  • Detalles de las últimas revisiones veterinarias del cachorro así como un informe sobre la salud del mismo. 
  • Los datos del microchip. 
  • La cartilla de vacunación del animal.
  • El pasaporte del cachorro. Esto no lo hacen todos los criadores, pero algunos sí. 

El criador también facilita información sobre la alimentación actual del cachorro y las pautas alimenticias a seguir así como tips sobre el crecimiento y el comportamiento de la raza y consejos para una buena educación. 

¿Hay que pagar una fianza por el cachorro?

Depende del criador. Existen criadores que prefieren recibir una fianza con el objetivo de asegurar un hogar al cachorro mientras que otros no tienen en cuenta ese punto y desean conocer a al futuro propietario de pedir una cantidad de dinero. 

La fianza no debe influir en la decisión de compra puesto que un criador serio, en caso de haber pedido una cantidad por adelantado, suele devolverla si la persona interesada cambia de opinión, su prioridad es encontrar hogares seguros para los cachorros que cría. 

Antes de dar el paso y comprar un perro (o cualquier otro animal) es importante reflexionar. Un criador responsable nunca intentará forzar a un futuro propietario a tomar una decisión o a llevarse el perro de forma precipitada. Lo más importante es que el humano conozca al cachorro y a su madre y exista una conexión entre el perro y su futuro tutor. 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar