Pharaoh Hound

Otros nombres: Podenco faraónico, Pharaon

Pharaoh Hound

El Pharaoh hound, que a menudo se confunde con un galgo, es un perro de caza que utiliza todos sus sentidos (olfato, oído, vista) para realizar sus misiones. De tamaño mediano y aspecto noble, es un compañero que siempre está alerta, inteligente, cariñoso y juguetón.

Información principal sobre el Pharaoh Hound

Esperanza de vida del Pharaoh Hound :

6

18

11

13

Carácter :

Juguetón Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Pharaoh Hound

Esta raza es conocida desde el antiguo Egipto. Por ello; este perro debe su nombre a los faraones egipcios. Siglos más tarde fue importado a España por los sarracenos. En la época contemporánea, concretamente en 1920, varios ejemplares fueron llevados a Gran Bretaña desde la isla de Malta. Actualmente, esta raza de perros se cría casi en exclusiva en el Reino Unido y su exportación es limitada.  

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 5 - Perros tipo spitz y tipo primitivo

Sección

Sección 6: Tipo primitivo

Características físicas del Pharaoh Hound

    Tamaño de un Pharaoh Hound adulto

    Perra : Entre 53 y 61 cm

    Perro : Entre 56 y 63 cm

    Peso de un Pharaoh Hound adulto

    Perra : Entre 20 y 25 kg

    Perro : Entre 20 y 25 kg

    Color del pelaje

    Rojo
    Arena

    Tipo de pelo

    Corto
    Duro

    Color de ojos

    Azul
    Verde

    Descripción

    Le Pharaoh hound es tan elegante como poderoso. Este perro es muy rápido en sus movimientos que son fluidos y sencillos. Los ojos tienen forma oval y están ligeramente hundidos. La expresión de su rostros es despierta e inteligente. Las orejas están colocadas a media altura, pero cuando este perro está en posición vigilante éstas cambian de posición: rígidas. Sus orejas son largas y finas. La cola se coloca a media altura siendo muy gruesa en su base y más delgada a medida que se termina. En reposo, no sobrepasa el corvejón (articulación situada en la parte inferior de la pierna y superior de la caña de los cuadrúpedos) mientras que cuando está en acción presume de una cola curvada y alta. 

    Conviene saber...

    El Pharaoh hound se parece mucho al Cirneco del Etna.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      Es un buen compañero de vida para toda la familia porque es juguetón, amigable y muy cariñoso. 

    • 100%

      Juguetón

      Este perro egipcio es particularmente un jugador nato. Jamás dirá ‘no’ a una sesión de juegos. 

    • 66%

      Tranquilo

      Cuando sus necesidades han sido satisfechas, este perro es dulce y tranquilo. Hasta el punto de disfrutar de la soledad dentro de una casa.

    • 66%

      Inteligente

      Utiliza todos sus sentidos para realizar sus misiones: su vista, su olfato y su oído. Su amo puede fiarse y contar con él sin problema.

    • 100%

      Cazador

      El Pharaoh hound ha nacido para cazar liebres, conejos y aves. Utiliza su olfato y su vista para trabajar su instinto cazador que le convierte en un animal vigilante y apasionado. 

    • 100%

      Miedoso con los desconocidos

      De naturaleza vigilante, este perro se muestra desafiante y distante cuando frente a él se posicionan personas que no conoce. 

    • 66%

      Independiente

      Teniendo en cuenta su lado primitivo, este perro mantiene una cierta independencia con respecto a sus amos. Sin embargo, cabe subrayar que es un compañero de vida muy cercano a su grupo social. 

      Comportamiento

      • 66%

        Adaptación a la soledad

        Este perro se adapta perfectamente a la soledad, pero su dueño debe prestar atención a no dejar al Pharaoh hound encerrado mucho tiempo sin ningún tipo de estimulación. Él puede aburrirse fácilmente. 

      • 66%

        Obediente

        Muy receptivo. Este perro es muy fácil de educar gracias a su dócil carácter. No obstante, hay que tener en cuenta que los métodos de aprendizaje deben llevarse a cabo desde que el Pharaoh hound es cachorro. 

      • 33%

        Ladrador

        El Pharaoh hound es un perro discreto que apenas ladra. 

      • 66%