Dogo argentino

Otros nombres: Mastín argentino

Dogo argentino

El Dogo o Mastín argentino es un perro que se desempeña igual como perro guardián que de caza (sobre todo en su país de origen), de avalancha, de búsqueda o simplemente de compañía. En cualquier caso muestra una gran lealtad a los miembros de su grupo social. Su valentía lo convierten en un buen protector, aunque también destaca por ser juguetón y amigable. Sus cualidades lo convierten en un excelente compañero de vida, especialmente si se trabaja en su educación y socialización desde cachorro. Sin embargo, este gran molosoide no es recomendable para personas sin experiencia.

Información principal sobre el Dogo argentino

Esperanza de vida del Dogo argentino :

5

17

10

12

Carácter :

Cariñoso Juguetón Tranquilo Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Dogo argentino

La historia del Dogo argentino es muy reciente, y comienza en los años 20 cuando los hermanos Agustín y Antonio Nores decidieron crear un perro que pudiera cazar jabalíes y adaptado a las peculiaridades topográficas de la Argentina. Para ello partieron de un perro de pelea cordobés. Otras razas que intervinieron en la cruza fueron el bull terrier, el bulldog, el gran danés arlequín, el boxer, el mastín de los Pirineos, el labrador irlandés, el pointer, el Dogo de Burdeos y el Mastín español. 
 

Características físicas del Dogo argentino

    Tamaño de un Dogo argentino adulto

    Perra : Entre 60 y 65 cm

    Perro : Entre 60 y 68 cm

    Peso de un Dogo argentino adulto

    Perra : Entre 40 y 43 kg

    Perro : Entre 40 y 45 kg

    Color del pelaje

    Blanco

    Tipo de pelo

    Corto

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Dogo argentino es un perro con cuerpo atlético. Sus proporciones son armoniosas, de tipo mesocefálico (de proporciones medianas). Su porte es noble y orgulloso, y su musculatura es poderosa. 
     

    Conviene saber...

    Debido a su aspecto molosoide y su pasado como perro de pelea, muchas personas piensan de manera errónea que se trata de un perro catalogado como Potencialmente peligroso. Sin embargo, este no es el caso, y no se necesita de un permiso especial para adoptarlo. 

    Sin embargo, un mastín argentino que no corresponde con el estándar oficial de la raza y no cuenta con pedigree sí podría entrar en la categoría de perros peligrosos, simplemente porque no se puede garantizar que sus orígenes sean puros ni que su carácter sea equilibrado como corresponde a los perros de su tipo. 

    Otro prejuicio con respecto a estos perros es que su pelaje blanco indica que pertenecen a la clase de perros con propensión a la sordera. Sin embargo, no se trata de un problema común de su raza. 

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El mastín argentino tiene un carácter que no tiene nada que ver con su aspecto imponente. Es tan dulce y afectuoso como fuerte y enérgico. Este moloso es en realidad muy sensible y prefiere permanecer cerca de sus amos, a quienes es muy apegado y leal. 
       

    • 100%

      Juguetón

      Por su naturaleza deportista, a este perro le encanta jugar. Debido a que la fuerza de su mordida es impresionante, lo mejor será enseñarle desde pequeño a controlar sus fuerzas para que no lastime a nadie, así como a saber cuándo relajarse y terminar el juego .
       

    • 100%

      Tranquilo

      Este perro tiene un carácter bastante equilibrado, ya que sabe mostrarse dinámico y alegre durante la actividad física, pero también tranquilo cuando está en casa o es momento de descansar. Los aficionados de esta raza aseguran que es bastante sencillo convivir con una mascota de esta raza. 
       

    • 66%

      Inteligente

      La utilidad y las aptitudes de esta raza son objeto de controversia. En su país de origen fue inicialmente seleccionado para ayudar en la caza; sin embargo, en Europa se le utiliza para otro tipo de labores, como perro guardián, buscador de escombros y de explosivos, como perro policía o como ayudante de personas con discapacidad. 

      La inteligencia de este perro se traduce en una facilidad de adaptación a diferentes situaciones, además de que desempeña con mucha energía las tareas que se le asignan. 

    • 100%

      Cazador

      Al tratarse de un cazador nato, conserva un instinto depredador bastante desarrollado, incluso si se trata de un perro de compañía. Cuidado si logra atrapar a su presa, ya que no la soltará tan fácilmente, debido en buena parte a la fuerza de su mordida. 

      Este rasgo vuelve difícil la convivencia en el hogar con otros animales más pequeños, que fácilmente podrían despertar sus instintos cazadores. 
       

    • 100%

      Miedoso con los desconocidos

      El Mastín argentino no dará su confianza tan fácilmente, ya que necesita primero observar y determinar el peligro potencial de cualquier situación.

      Por su aspecto intimidante y su desconfianza natural, este perro puede desempeñarse como guardián de una propiedad o simplemente como protector del hogar. 

      Hay que tener especial cuidado con su educación y socialización, ya que cualquier carencia de cachorro podrá convertirse en agresividad o problemas de comportamiento a la edad adulta, convirtiéndolo potencialmente en un animal peligroso.  

      No obstante, con cariño y paciencia se le puede educar para que sea una mascota muy tranquila y respetuosa. 
       

    • 33%

      Independiente

      A pesar de que tiene un lado testarudo, el Dogo argentino no destaca por ser independiente. Al contrario, para sentirse bien necesita estar rodeado de los suyos y contar con la aprobación de su amo. Esta raza es muy fiel y hará lo que pueda para complacer a los miembros de su grupo social. 
       

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        Los amos de un Dogo deber tener la suficiente disponibilidad para pasar tiempo con él, ya que no tolera la soledad. 

        Sin embargo, se le puede acostumbrar desde cachorro a pasar un tiempo solo en casa, por ejemplo cuando sus amos salen a trabajar. Sin embargo, para garantizar el bienestar de esta mascota es indispensable que esté acompañado el mayor tiempo posible. 
         

      • 66%

        Obediente

        Los cachorros de Dogo argentino deben ser educados y socializados lo antes posible. Si se le trata de manera firme pero justa, este perro obedecerá a sus amos sin ningún problema. Cuidado con los maltratos físicos o verbales, que podrán convertirlo en un animal temeroso o agresivo. 

        Los métodos educativos deberán basarse en los estímulos positivos, generalmente con premios y caricias. Las órdenes deberán ser firmes y coherentes sin llegar a los gritos. Al tratarse de un perro bastante juguetón, las actividades lúdicas de obediencia serán la mejor manera de ayudarle a crear buenos hábitos.  

        Para compensar su lado testarudo, necesita de un dueño que muestre confianza y firmeza, y que esté dispuesto a trabajar con regularidad para obtener buenos resultados. 
         

      • 33%

        Ladrador

        Una de las particularidades de este perro es su discreción. No es para nada ruidoso ni molesto, siempre y cuando sus necesidades de ejercicio y afecto se vean satisfechas. 
         

      • 66%