Bullmastiff

Bullmastiff

El Bullmastiff es un molosoide poderoso, activo y resistente. Además es muy versátil, y puede desempeñarse como perro guardián, policía o simplemente como animal de compañía y para exposiciones caninas. Su carácter es confiado, valiente y fiel; dichas características lo vuelven apegado a su grupo y ávido de atención.

Información principal sobre el Bullmastiff

Esperanza de vida del Bullmastiff :

3

15

8

10

Tamaño :

Origen e historia del Bullmastiff

El Bullmastiff es producto de la cruza entre el Mastiff y el Bulldog. Las primeras cruzas entre ambos perros tenían como objetivo la creación de perros de pelea, a la vez poderosos y versátiles. Sin embargo, con el fin de los combates oficiales (1853), se descubrió que dichos cruces podían dar como resultado una nueva raza pura de grandes cualidades. Los primeros interesados fueron los guardabosques, ya que necesitaban un perro versátil, poderoso y con buen olfato para luchar contra los cazadores furtivos. 
La selección de la raza pura comenzó en el siglo XIX y fue perfeccionada a finales del siglo XX gracias a S. S. Moseley, considerado como el padre del Bullmastiff que conocemos en la actualidad.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 2 - Perros tipo pinscher y schnauzer - Molosoides - Perros tipo montaña y boyeros suizos

Sección

Sección 2: Molosoides

Características físicas del Bullmastiff

    Tamaño de un Bullmastiff adulto

    Perra : Entre 61 y 66 cm

    Perro : Entre 64 y 69 cm

    Peso de un Bullmastiff adulto

    Perra : Entre 41 y 50 kg

    Perro : Entre 50 y 59 kg

    Color del pelaje

    Rojo

    Tipo de pelo

    Corto
    Duro

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Bullmastiff es un perro de complexión fuerte, simétrica y poderosa. Su cráneo es ancho y cuadrado. El hocico es corto; la distancia entre la punta de la trufa y el stop representa un tercio del largo de la cabeza. Los ojos son medianos y separados por una arruga. Las orejas, en forma de “V” o dobladas, son de implantación alta. Sus dientes son fuertes, con colmillos grandes y bien separados. Sus extremidades son fuertes y musculosas.

    Conviene saber...

    El Bullmastiff es la mascota ideal para aquellos que prefieren a los perros grandes, pero no cuentan con el espacio suficiente en casa para recibir un perro gigante como por ejemplo el Gran danés. Su carácter equilibrado lo vuelve fiable en cualquier circunstancia, aunque habrá que tener la suficiente firmeza para educarlo.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      El Bullmastiff es dulce y cariñoso con los miembros de su familia; su sensibilidad le permite percibir el buen o mal humor de sus amos.

    • 66%

      Juguetón

      A pesar de las apariencias, este perro es muy alegre y siempre está dispuesto a jugar con los miembros de su grupo social.

    • 33%

      Tranquilo

      Como muchos perros de su categoría, detrás de una apariencia serena se oculta un temperamento curioso y activo.

    • 66%

      Inteligente

      La inteligencia de este molosoide se traduce en su versatilidad: por ejemplo, por su excelente olfato es utilizado como perro policía en Inglaterra; en el resto de Europa y Estados Unidos es muy común como perro guardián, de compañía y de exposición.

    • 66%

      Cazador

      Aunque la caza no es su actividad predilecta, tiene un instinto desarrollado que puede ser aprovechado en dicho deporte.

    • 33%

      Miedoso con los desconocidos

      Aunque suele pensarse lo contrario, este perro es amistoso con los desconocidos, aunque se mantiene siempre alerta. 

      Por otro lado el Bullmastiff sabe distinguir entre un invitado y un intruso, sin portarse de manera agresiva; su tamaño y porte suelen bastar como método disuasivo.

    • 33%

      Independiente

      Esta raza es sumamente apegada a su amo, a quien busca cuidar y complacer en todo momento. Lo mismo ocurre con el resto de la familia, con quien es muy protector.

      Este perro busca sentirse útil y espera que sus dueños le confíen diferentes misiones. Por ello, su equilibrio psicológico depende de la confianza que se deposite en él.

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        El Bullmastiff es un verdadero perro de familia que busca estar rodeado de los suyos. Por este motivo no hay nada peor para él que quedarse solo. 

        Para evitar problemas de comportamiento, será necesario enseñarle desde cachorro a permanecer solo en casa durante cortos períodos de tiempo, de preferencia con juguetes o premios para que se entretenga.

      • 33%

        Obediente

        No se trata de un perro dócil, aunque sus ganas de complacer a sus amos lo lleva a cooperar cuando existe una relación de confianza con ellos. 

        Para lograr resultados en su educación, se necesita de paciencia y coherencia. La ventaja es que este perro tiene una buena memoria y podrá retener las órdenes fácilmente. 

        Por otro lado, debido a su gran tamaño, se recomienda comenzar su educación desde sus primeros meses de vida. Las órdenes básicas como acudir al oír su nombre y permanecer quieto serán fundamentales para mantenerlo bajo control y evitar inconvenientes durante sus paseos.

      • 33%

        Ladrador

        El Bullmastiff es un perro discreto que nunca ladra, a menos que perciba una amenaza o algo fuera de lo común.

      • 33%