Publicidad

Mejor alimento húmedo para gatos con problemas urinarios

"Mi humana me ha cambiado el paté porque me duele al hacer pipí, ¿sabes?" 

© Lightspruch / Shutterstock

¿Cuál es el mejor alimento húmedo para gatos con problemas urinarios?

Por Luis Piqueras Ferriz Redactor | Traductor

Publicado el Actualizado el

La información sigue bajo el anuncio

La información sigue bajo el anuncio

Los problemas urinarios pueden llegar a ser de lo más dolorosos y poner trabas a la vida diaria de tu felino favorito. Pueden tener diversas causas, como una mala higiene, mala alimentación u obesidad. Por ello, es vital tratarlos a tiempo. 

¿Sabías que existen alimentos húmedos especiales para animales que sufren infecciones urinarias y otros problemas renales

Los encontrarás de varios sabores y texturas (ave, pollo, ternera…) para que puedas variar la dieta de tu bola de pelo cada día.

Además, la comida húmeda cuenta con la ventaja de que es mucho más sabrosa y apetecible gracias a su carne bañada en salsa. ¡Nada que ver con el pienso deshidratado!

Es más, su alto contenido en agua (entre un 80 % y un 90 %) ayuda a mantener hidratado a tu gato, sobre todo si no se acerca demasiado al bebedero. La hidratación es esencial para prevenir problemas renales. 

¿Tu gato tiene problemas urinarios? Trátalo enseguida con una alimentación adaptada. Para ayudarte en tu elección, aquí te dejamos nuestra guía de compra y el mejor comparador de comida húmeda especial para gatos con problemas urinarios.

 

Problemas urinarios en gatos: causas

Los problemas de orina pueden deberse a varios factores. La mayoría de ellos están relacionados con las bacterias presentes en el tubo digestivo, que circulan por el organismo hasta el aparato reproductor. 

Una vez allí, se dirigen a la uretra y causan infección en las vías urinarias. Normalmente, son muy virulentas, en especial en gatos cuyo sistema inmunitario está debilitado.

El estrés y la ansiedad también pueden provocar inflamación del tracto urinario debido a espasmos de la uretra y la vejiga causados por un estado de nervios y agitación importante.

Asimismo, los problemas urinarios pueden originarse por una inflamación de vejiga (cistitis) generada por la presencia de cálculos renales, que provocan mucho dolor e infección.

¿Cómo sé si mi gato tiene infección de orina?

Los gatos son animales de costumbres, que no suelen cambiar de comportamiento con facilidad. 

Si conoces bien a tu gato, enseguida notarás cualquier cambio de ánimo anormal, por ejemplo, si pierde el apetito de pronto, si se vuelve apagado o se aísla en su cesta sin razón aparente. 

Un gato con dolor de vejiga también puede mostrarse agresivo, no aceptar caricias ni contacto con su humano u otros animales. 

Asimismo, el animal puede sufrir vómitos, diarreas y flatulencias, así como ruidos anormales en el estómago.

¿Cuánto dura la infección de orina en gatos?

Todo depende de la gravedad de la infección. Normalmente, los síntomas duran entre 5 y 7 días, aunque esto puede variar en función del tratamiento que le prescriban en la clínica y de su estado de salud. 

Si no tratas la infección, esta se puede ir repitiendo cada vez más y, al final, la inflamación y el dolor puede durar semanas. ¡Eso no hay gato ni humano que lo aguante!

En algunos casos, los síntomas de la infección desaparecen solos, sin necesidad de tratamiento. No ocurre lo mismo con la causa de la inflamación, que puede persistir y reaparecer en cualquier momento.

Una buena alimentación y una correcta recuperación sin esfuerzos ni estrés pueden influir mucho en la duración de la infección de orina.

¿Cuáles son los síntomas de una infección urinaria en gatos?

Los gatos con infección urinaria tienen dificultad para orinar. Lo notarás enseguida porque se acercan al arenero y no llegan a expulsar la orina de forma natural. 

En casos más graves, la infección puede provocar fiebre y dolor en los riñones al tacto. El gato intentará calmar el dolor lamiendo sus partes. 

Piensa que los gatos son animales muy limpios, y cualquier descuido en su higiene es un signo de alarma. Por otro lado, la orina suele presentar un aspecto rosado debido a la sangre, que en ocasiones puede formar coágulos. 

Tratamiento para los problemas urinarios en gatos: ¿cómo calmar el dolor?

Normalmente, en tu clínica te prescribirán un tratamiento antibiótico para acabar con la infección urinaria. Es importante que respetes las dosis y el tiempo del tratamiento.

Por su parte, los antiinflamatorios y los analgésicos también calman el dolor. En caso de que la uretra del animal esté completamente obstruida por cálculos renales (piedras) o cristales, habrá que realizar un drenaje urinario. 

Si las piedras no se diluyen, puede que haya que operar a tu gato para extraerlas.

Algunos tratamientos están pensados para acidificar la orina y reducir así el tamaño de los cálculos y de los cristales.

En cuanto observes alguna cosa rara en su comportamiento, acude a tu clínica veterinaria de confianza para saber si hay que operar a tu gato o si has de tratar la afección lo antes posible.

¿Cómo ayuda la comida húmeda a evitar problemas urinarios?

Los alimentos húmedos contienen entre un 80 % y un 90 % de agua. Se trata, por lo tanto, de la solución ideal para garantizar una buena hidratación. 

Un gato que bebe agua con frecuencia presenta menos riesgos de sufrir infecciones y otras dolencias en el tracto urinario.

Este tipo de alimento suele contener un alto índice de proteínas, que limita la aparición de cistitis.  

Además, esta solución es muy equilibrada y rica en fibra, minerales y ácidos grasos esenciales. Ideal para mantener un organismo sano.

Este artículo contiene una selección de productos realizada de forma independiente por el equipo de Wamiz. Al hacer clic en "enlace afiliado", nosotros recibimos una comisión del vendedor. ¡Pero lo cortés no quita lo valiente! Es decir, los enlaces de afiliados se identifican como tales, porque queremos ser totalmente transparentes con nuestros lectores.
¿Quiere compartir este artículo?