Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Descubre una criatura extraña en el sótano de una casa abandonada: el miedo se apodera de él

criatura extraña sotano casa abandonada
© Facebook / Janelle Hall

Un hombre descubrió algo extraño en esta casa, una enorme bola de pelo que no sabía identificar pero que... respiraba. Según los veterinarios avanzan en saber qué es, más asombrados se quedan. 

Por Lola Duarte, 17 jun. 2019

Al ver la imagen de arriba fácilmente podrías pensar que se trata de una especie de animal raro gigante. Lejos de ser una nueva especie, bajo esa enorme cantidad de pelo, esa mezcla de pelusa, lo que hay es un gato, un pobre minino descuidado por completo por su humano. Una historia que recuerda a la bola de pelo transformada en pantera.

Al parecer el anciano, el humano de este gato, sufre de Alzheimer y se marchó a una residencia de ancianos. Sus dos gatos, Hidey y Siam, se quedaron en su casa y estaban solos. Afortunadamente, un pariente lejano se acordó de los gatos y fue a la casa del anciano para buscarlos. Paul Russel no podía imaginar en la situación en la que se iba a encontrar a estos mininos. 

Mientras él busca a los gatos, un enorme monstruo salió de debajo de la cama y huyó al sótano

Este pariente lejano del señor con Alzheimer buscaba los gatos y, de repente, una gran criatura extraña salió de debajo de la cama y corrió hacia el sótano. El miedo se apoderó de Russel, pero lo dejó a un lado para seguir a esa... cosa. Cuando logra alcanzarlo, hace un descubrimiento aterrador. Esta criatura extraña no es nada más que... ¡un gato! 👀

Hidey lleva casi un kilo de piel con él

La melena de Hidey está tan desastrosa que se habían formado enormes rastas. Russel no dudó y llevó al gato al Refugio de Rescate de Animales y al Centro de Vida Silvestre donde afeitan al minino bajo anestesia. La capa afeitada pesa más de 900 gramos y hace que el lindo gatito salga por fin a la luz.

Los veterinarios ven que Hidey tiene, además, sobrepeso y esa sea probablemente una de las razones por las que fue encontrado en esas condiciones. Los gatos con sobrepeso no se pueden limpiar adecuadamente. En nuestra sección de salud para los gatos puedes consultar todo lo necesario sobre ello. 

Por fortuna, Hidey ya abandonó la clínica veterinaria. Russel y su familia han decidido quedarse con estos gatitos. Ahora estos Hidey y Siam pueden llevar una vida sana y feliz , en la que no se descuida ni un detalle, ¡y no hay ni un kilo de piel en sus espaldas!