EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Adopta a un perro "feo y viejo" que nadie quería sin saber que su vida pegaría un cambio radical

A sus 12 años, Eeyore pensaba que sus mejores días habían pasado. Este Chihuahua estaba encerrado en un refugio sin que ninguno de los visitantes se detuviese ni a mirarlo... hasta que llegó un héroe.

Por José Manuel Cano

Publicado el 22/9/20 11:33

Steve Greig no es el típico dueño de perros. Ni mucho menos. A sus 55 años, este hombre es un auténtico superhéroe en lo que adopción se refiere pues dedica todo su tiempo libre al cuidado de esos perritos que nadie quiere. 

¡Todo comenzó con un pequeño "viejo" y "feo" llamado Eeyore! Tras la muerte de su primer perro, atropellado por un coche en 2013, Steve se sintió tan devastado que decidió volcar todo su cariño en quien más lo necesitaba. 

Con esa intención entró en un refugio local de Denver (Colorado). Llegó allí y simplemente preguntó por el perro que todas las personas ignoraban.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Steve Greig (@wolfgang2242) on

Un 'súperpapá' de perros

Fue entonces cuando entró en su vida aquel Chihuahua de 12 años con problemas en las rodillas y un soplo cardíaco al que llamó Eeyore y que hoy ya tiene 19 años.

¡Y es que aquello sólo fue el principio! Nada más adoptar a Eeyore se dio cuenta de que había encontrado su verdadera misión en la vida, por lo que repitió experiencia adoptando a otro perro anciano, y luego otro, y otro, y varios más después...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Steve Greig (@wolfgang2242) on

Eeyore, Waylon, Englebert, Enoch, Edsel, Loretta, Edna, Josh... ahora Steve comparte su casa hasta con diez perros mayores. También cuida de un cerdo llamado Bikini, dos gallinas, dos patos, dos palomas, algunos gatos, un conejo y hasta un pavo llamado Tofu. Ya te hemos dicho que es alguien muy especial.

La vida soñada

Tal y como muestra en su cuenta de Instagram que tiene el nombre de su primer perro (Wolfgang) y que ya supera el millón de seguidores, Steve se despierta muy temprano para preparar el desayuno a toda su familia peluda. 

Luego se marcha a trabajar durante la mañana y regresa a casa a la hora del almuerzo para encontrarse con toda su pandilla animal.

Por las noches se los lleva de paseo y después les da de cenar y los acurruca a todos juntos antes de dormir. ¡Suena perfecto!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Steve Greig (@wolfgang2242) on

Si tú también quieres ser como Steve, échale un vistazo a nuestra sección de adopción
¡Son muchos los perros que necesitan una segunda oportunidad!