Pastor finlandés de Laponia

Otros nombres: Perro pastor lapón, Lapinporokoira

Pastor finlandés de Laponia

El Pastor finlandés de Laponia es un perro de pastor rústico, robusto, de muy fácil convivencia y que suele ser confundido a menudo con el Perro finlandés de Laponia. Es muy sociable y receptivo, lo que facilita ampliamente su integración en su familia adoptiva. 

Información principal sobre el Pastor finlandés de Laponia

Esperanza de vida del Pastor finlandés de Laponia :

6

18

11

13

Carácter :

Cariñoso Juguetón Inteligente

Tamaño :

Origen e historia del Pastor finlandés de Laponia

Los lapones se sirvieron de este perro durante siglos para conducir y proteger sus ganados de renos. La raza fue reconocida a mediados del siglo XX, cuando se constató que este can y el Perro finlandés de Laponia constituían dos razas distintas. La FCI reconoció al Pastor lapón como raza independiente en 1996.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 5 - Perros tipo spitz y tipo primitivo

Sección

Sección 3: Perros nórdicos de guarda y pastoreo

Características físicas del Pastor finlandés de Laponia

Tamaño de un Pastor finlandés de Laponia adulto

Perra : Entre 43 y 49 cm

Perro : Entre 48 y 54 cm

Peso de un Pastor finlandés de Laponia adulto

Perra : Entre 25 y 27 kg

Perro : Entre 25 y 27 kg

Color del pelaje

Negro

Tipo de pelo

Largo
Duro

Color de ojos

Marrón

Descripción

Se trata de un perro de pastor de tipo Spitz, de tamaño mediano, claramente más largo que alto. Su osamenta y su musculatura so vigorosas, sin dar la impresión de pesadez. Los ojos son vivaces y relativamente distantes el uno del otro, de forma ovalada, dotados de una expresión despierta, incluso humilde. Las orejas son rectas, de un largo medio, más bien separadas y muy anchas en su base; su cara interna está cubierta de abundante pelo, sobre todo en su parte inferior. La cola es de un largo medio, insertada baja y abundantemente recubierta de pelo.

Conviene saber...

Durante mucho tiempo, el Perro finlandés de laponia y el Pastor finlandés de Laponia fueron considerados una misma raza, a pesar de que, físicamente, existiesen numerosas diferencias fácilmente identificables entre ellos.

Carácter

  • 100%

    Cariñoso

    Mantiene una relación de confianza con sus dueños. Como muchos perros nórdicos, las demostraciones de afecto no suelen ser numerosas, pero sí sinceras cuando tienen lugar.

  • 100%

    Juguetón

    Es muy juguetón, adora pasar tiempo interactuando con su círculo cercano.

  • 66%

    Tranquilo

    Sabe estar en calma y ser discreto en el interior de su hogar, pero necesita desfogarse al aire libre.

  • 100%

    Inteligente

    Como buen perro de pastor, puede ser entrenado o adiestrado para desempeñar otros oficios gracias a su obediencia y dedicación.

  • 66%

    Cazador

    Es un muy buen rastreador, aunque no suele ser utilizado como auxiliar de caza.

  • 33%

    Miedoso con los desconocidos

    Es un perro muy sociable que no teme a los extraños, y mucho menos muestra signos de agresividad para con ellos.

  • 66%

    Independiente

    No es un perro faldero: sabe guardar las distancias, aunque es siempre receptivo con su entorno.

    Comportamiento

    • 33%

      Adaptación a la soledad

      No soporta sentirse excluido de su grupo social. Debe poder mantener un contacto frecuente con los suyos para ser feliz.

    • 100%

      Obediente

      El también conocido como Lapinporokoira es un perro muy dócil e inteligente que entiende rápidamente lo que se le ordena, siempre y cuando se utilicen métodos coherentes, firmes y bondadosos con él. 

    • 100%

      Ladrador

      Ladra al mínimo estímulo, sobre todo mientras trabaja, aunque es posible educarlo para que ladre menos.

    • 100%