Pastor Blanco Suizo

Otros nombres: Pastor alemán blanco, Berger blanc suisse

Pastor Blanco Suizo

El Pastor blanco suizo es un perro mediano, robusto y con pelaje blanco inmaculado que lo distingue de su pariente cercano, el Pastor alemán. Su carácter es sensible y equilibrado, aunque algunos ejemplares pueden sufrir de un apego excesivo a su amo. Destaca principalmente en las labores del campo y los deportes caninos, aunque puede adaptarse con facilidad a la vida en la ciudad.

Información principal sobre el Pastor Blanco Suizo

Esperanza de vida del Pastor Blanco Suizo :

5

19

10

14

Carácter :

Cariñoso Juguetón Inteligente

Tamaño :

Origen e historia del Pastor Blanco Suizo

Debido a que el color blanco estaba excluido del estándar oficial del Pastor alemán, esta raza fue criada y seleccionada hasta ser reconocida a título propio. Aunque al principio se le conocía como Pastor blanco canadiense, sus orígenes son europeos: los primeros ejemplares son anteriores a 1900, y provienen de la región de Alsacia y Lorena. Sin embargo, el país que recibió la paternidad de la raza fue Suiza, reconocida por la FCI en 1970 bajo su nombre actual.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 1 - Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos)

Sección

Sección 1: Perros de pastor

Características físicas del Pastor Blanco Suizo

    Tamaño de un Pastor Blanco Suizo adulto

    Perra : Entre 53 y 61 cm

    Perro : Entre 58 y 66 cm

    Peso de un Pastor Blanco Suizo adulto

    Perra : Entre 25 y 35 kg

    Perro : Entre 30 y 40 kg

    Color del pelaje

    Blanco

    Tipo de pelo

    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    Su apariencia es similar a la del Pastor alemán, aunque su figura es más alargada. Se trata de un perro mediano, robusto y musculoso, con un doble pelaje mediano o largo. Los ojos son almendrados, las orejas grandes, triangulares y rectas. La cola es de inserción baja, y cuelga formando una pequeña curva.

    Conviene saber...

    Corre un rumor completamente infundado, según el cual el color blanco de esta raza está ligada a patologías genéticas. Sin embargo, estos perros suelen gozar de una excelente salud.

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El Pastor blanco suizo se distingue por su carácter tranquilo y amable. Es fiel, cariñoso y apegado a su amo, a veces en exceso.

    • 100%

      Juguetón

      Este perro requiere de mucho ejercicio, por lo cual siempre estará dispuesto a jugar con chicos y grandes.

    • 33%

      Tranquilo

      El carácter de este amigo de cuatro patas es sumamente inquieto, incluso en la edad adulta. En definitiva, no es la mejor opción para personas sedentarias.

    • 100%

      Inteligente

      El Pastor blanco suizo es versátil y muy inteligente. Destaca en los diferentes deportes caninos, así como trabajando en labores de búsqueda o con personas discapacitadas.

    • 33%

      Cazador

      Su instinto de caza es mínimo, y podrá atenuarse con una buena educación.

    • 100%

      Miedoso con los desconocidos

      El Pastor blanco suizo puede ser reservado con extraños, pero nunca agresivo o temeroso. Solo dará muestras de cariño a los miembros de su grupo.

    • 33%

      Independiente

      Esta raza es tan apegada a su amo que puede convertirse en un problema. Para evitar inconvenientes se recomienda enseñarle a permanecer solo durante algunas horas al día y a retirarse cuando se le ordena.

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        Esta raza tiene poca tolerancia a la soledad. Para evitar inconvenientes, se recomienda enseñarle a permanecer solo en casa por cortos períodos de tiempo, poniendo a su disposición juguetes y premios que lo mantengan entretenido.

      • 100%

        Obediente

        Gracias al lazo tan fuerte que tiene con su amo, se trata de una mascota sumamente dócil y obediente. Además, su gran inteligencia lo lleva a comprender las órdenes rápidamente.

      • 33%

        Ladrador

        A pesar de ser un perro con mucha energía, es bastante discreto y solo ladra cuando lo considera indispensable.

      • 33%