Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Dejan a un perro atado en el Alcampo a más de 30º C: nadie sabe qué hacer y termina en la perrera

perro asustado y atado puerta alcampo granada dog-sad

El perro estaba algo asustado ante la mirada de la gente

© Foto cedida por Miriam

Alguien llegó, ató al perro a la entrada del supermercado y desapareció. El perro estuvo allí varias horas hasta que llamaron a la Policía 😥😥😥.

Por Lola Duarte , 17 jul. 2020

“Al que ha hecho esto lo dejaba yo atado en el desierto, ¡qué poca vergüenza!”. Era el comentario de un hombre al ver la escena. Habían dejado a un perro atado en la puerta del Alcampo a más de 30º C en Granada: nadie sabe qué hacer y termina en la perrera 😭😭😭.

Abandonan a un perro a más de 30 grados en la puerta del Alcampo de Granada

“Cuando llegué, observé mucho revuelo. Había un grupo de gente mirando, entre ellos el hombre de antes. Me asomé para ver qué ocurría. Era un cachorro amarrado en plena puerta del supermercado, comenta Miriam en declaraciones a Wamiz. 

En esa escena también se encontraban los guardas de seguridad. “Me acerqué a hablar con ellos y según me contaron que el perro llevaba allí desde el mediodía –eran las cinco de la tarde –. Al parecer lo había dejado atado un hombre que vive en la calle, que suele ir a pedir allí

Los guardas de seguridad estaban esperando a ver si aparecía de nuevo el indigente o el verdadero dueño, “a saber cuál es la historia real”, le comentaron a Miriam. El sintecho decía que alguien se lo había dado en la Estación de Autobuses de Granada. Si no daba señales en una hora, es un habitual de la zona, llamarían a la Policía Local para ver si el perro tenía microchip

mapa google distancia estacion de autobuses granada alcampo
De la Estación de Autobuses de Granada al Alcampo hay unos 6 minutos caminando ©Google Maps

El perro estaba atado a la sombra y los guardas le fueron refrescando con agua esas horas. “Estuve un rato con el perro. En cuanto me agaché se volvió loco de contento. No paraba de lamerme las manos y solo quería jugar, comenta Miriam. “Se veía que era un cachorro y aparentemente bien cuidado. Solo se le veía la nariz un poco seca.

“Estaba bien alimentado, no estaba sucio y la correa era nueva. Era normal que los guardas tuvieran dudas de dónde había salido el perro”, continua.

En esa espera Miriam avisó a los particulares y asociaciones de rescate animal que conoce. Pero nadie podía hacer nada en pleno verano: están hasta arriba de perros y gatos que abandonan en estas fechas. La impotencia crecía por momentos.  

Al final no quedó otra que llamar a la Policía Local. Todos sabían el final de esa llamada, sin embargo, como les dijo una de las asociaciones a Miriam “es preferible que pasen por la perrera. Es la única forma en la que se contabilizan legalmente el número de animales abandonados, así queda registrado”

perro junto cubo de agua puerta alcampo granada
El perro movía el rabito a toda velocidad cuando se le acercaban a darle mimos ©Foto cedida por Miriam

Logran dar con el cachorro: está en la perrera y ¡lo sacan de allí!

Aquello fue el pasado 29 de junio. Los días posteriores poco se supo del perro. Miriam no podía quedarse allí más tiempo ese lunes. Sabía que llamaron a la Policía y que el perro no tenía chip: se lo llevaron a la perrera

Los contactos que hizo Miriam le preguntaban si sabía algo más y viceversa, pero nada. ¿Estaría realmente en la perrera? ¿Qué habrá pasado con el perro? Solo una asociación se comprometió a estar pendiente del cachorro

Hace unos días hubo noticias. “Hemos recogido al amigo, se llama Turbo”. Es el mensaje de WhatsApp de la asociación Por Patas de Granada que recibió Miriam junto a una foto del perrete la mar de contento. “¡Fue una alegría enorme saber que estaba bien!”, cuenta la joven eufórica a Wamiz. 

 

TURBO (EN ADOPCIÓN) 📌En residencia ¿Será consciente Turbo que ha sido salvado de la perrera? ¿Será por eso que muestra...

Posted by Asociación Por Patas on Monday, July 13, 2020

El cachorro ya ha pasado por su revisión veterinaria. Ha dado negativo en el test de leishmania (aquí leerás todo lo necesario sobre esta enfermedad) y por el momento está en una residencia canina. Nació en octubre de 2019 y apenas tiene todavía un año. Es un cruce, quizá de beagle con alguna otra raza. 

“Es muy simpático, juguetón y cuando llegó a nosotros se puso a saltar como un torbellino, de ahí su nombre”, explica Por Patas. 

La asociación cuenta en su perfil de Facebook que cuando lo tenían todo organizado para asumir su caso, el perro no aparecía 😢😢😢. Fueron días de preocupación, pero al final la perrera amablemente confirmó que estaba en sus instalaciones y pudieron sacarlo de allí

Solo sabemos las idas y venidas que ha tenido Turbo en las últimas dos semanas. De su vida anterior poco más se conoce aparte de que vivía en la calle en manos de no se sabe quién. Con el buen carácter de este cachorro, ¡y lo guapo que es! 😍😍😍, ¿alguien se resiste a darle el hogar que se merece?

Si te animas a adoptarle o quieres saber más de él, escribe a este email: adopta@porpatas.org

¡Suerte, pequeño! ❤

Recuerda: la adopción salva vidas