Podenco ibicenco

Otros nombres: Ca eivissenc, Podenco de Ibiza

Podenco ibicenco

El Podenco ibicenco es un perro de caza, un corredor nato, que rastrea a su presa con la ayuda de su sentido del olfato y su audición altamente desarrollada. Aunque no forma parte del grupo de los lebreles, el Podenco de Ibiza posee muchas de sus características, sobre todo las físicas. Es muy tranquilo y sereno en el hogar: será un agradable compañero de vida que confía ciegamente en su amo. 

Información principal sobre el Podenco ibicenco

Esperanza de vida del Podenco ibicenco :

5

17

10

12

Carácter :

Inteligente Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Podenco ibicenco

Proviene probablemente de un grupo de lebreles llegados por el Mediterráneo con los Fenicios hace millones de años. Como el Cirneco del Etna, que llegó a Sicilia, el Podenco desembarcó en Baleares adoptando el nombre de la isla de Ibiza, donde ha conservado su aspecto y características primitivas prácticamente intactas.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 5 - Perros tipo spitz y tipo primitivo

Sección

Sección 7: Tipo primitivo - Perros de caza

Características físicas del Podenco ibicenco

    Tamaño de un Podenco ibicenco adulto

    Perra : Entre 60 y 67 cm

    Perro : Entre 66 y 72 cm

    Peso de un Podenco ibicenco adulto

    Perra : Entre 19 y 23 kg

    Perro : Entre 19 y 23 kg

    Color del pelaje

    Blanco
    Rojo

    Tipo de pelo

    Corto
    Duro
    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Podenco ibicenco posee un aspecto similar al del Galgo, con una cabeza larga y estrecha en forma de cono truncado, seca. El cráneo es alargado y plano, la frente estrecha, el stop poco definido. La caña nasal es algo convexa. Los ojos son oblicuos y pequeños. Las orejas son rectas y muy móviles. El cuello es largo, musculoso, arqueado. El pecho es alto, estrecho y profundo; la espalda es recta, el lomo arqueado, el vientre recogido. La cola es larga, implantada en lo bajo, espigada. Las extremidades son largas, fuertes y secas.

    Conviene saber...

    Como su primo lejano el Galgo, el Podenco ibicenco sufre mucho el maltrato al ser utilizado exclusivamente como herramienta de trabajo en la caza. Cuando no “sirve” se lo abandona y maltrata cruelmente hasta, en ocasiones, acabar con su vida. Numerosas asociaciones europeas trabajan para rescatar y dar un nuevo hogar a esta bonita y noble raza.

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      Como muchos lebreles, el Podenco es un ferviente apasionado de… ¡la comodidad! Por lo que no dudará en acercarse al sofá en el que descansa su amo para su sesión diaria de mimos, pero no se acercará demasiado a los extraños: ¡Solo confía en un selecto grupo de allegados!

    • 66%

      Juguetón

      Apreciará especialmente los juegos de inteligencia que estimulen su sentido del olfato (juegos de rastreo o alfombras olfativas, por ejemplo).

    • 66%

      Tranquilo

      Tranquilo en el hogar y de un dinamismo explosivo al aire libre, dos facetas que hacen de él un perro que se adapta al medio urbano como perro de compañía, y al medio rural como perro de caza.

    • 100%

      Inteligente

      Es un perro muy listo con sentidos muy desarrollados, algo que lo convierte en candidato al podio en múltiples disciplinas caninas.

    • 100%

      Cazador

      Es un can de caza, concretamente se emplea como corredor en la caza del conejo, la liebre, la perdiz e incluso grandes presas. Para esta actividad, y a diferencia de sus primos los lebreles o galgos, se sirve principalmente de su olfato y no de su vista.

    • 66%

      Miedoso con los desconocidos

      El Podenco ibicenco deposita toda la confianza en su amo... y en nadie más. Es un perro reservado y desconfiado con las personas a las que no conoce, con las que se mostrará distante.

    • 100%

      Independiente

      Como muchos perros de tipo primitivo, el Podenco ibicenco es independiente por naturaleza, lo que no le impide ser fiel y leal a su propietario.

      Comportamiento

      • 66%

        Adaptación a la soledad

        El Podenco ibicenco cachorro deberá habituarse a las ausencias de sus dueños (de forma progresiva y positiva) para, una vez adulto, vivirlas como un acontecimiento normal.

      • 100%

        Obediente

        Este perro adora aprender y entiende rápidamente lo que se le ordena, siempre que sea desde el respeto, la educación positiva y la dulzura.

      • 33%

        Ladrador

        Es extremadamente discreto, como el Galgo español, por lo que no ladra sin razón.

      • 100%