Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Lleva su gato herido al veterinario: lo que se ve en la radiografía lo deja en shock

Cuando el veterinario le dijo lo que tenía su gato... ¡el hombre se quedó sin palabras mientras por su cuerpo corría la ira a la velocidad de la luz!

Por Vanessa Parapar

Publicado el 28/9/20 17:21

El pasado 5 de septiembre, el gato de un habitante de la localidad francesa de St-Martin-du-Var, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, fue víctima (una vez más) de la violencia humana gratuita. 😿😿

Un acto cruel que demuestra de nuevo lo tonto que puede llegar a ser el hombre. Los hechos fueron tan graves que el vecino galo no dudó en denunciarlos para que este tipo de ataques no vuelvan a producirse y caiga sobre los autores todo el peso de la ley. 

Su gato fue, al parecer, una víctima más

El pobre gato, según contó su papá en Facebook, llegó a su casa con una lesión importante en su cuerpo.

A simple vista, su dueño no sabía qué había podido pasarle a su felino de 3 años de edad. Por eso y sin perder un minuto, salió pitando al veterinario con él en brazos.

La radiografía los dejó a todos en shock

Rápidamente, el veterinario que atendió a Ciro (así se llama este valiente minino) se dispuso a hacerle una radiografía puesto que el felino sufría demasiado ante una herida que parecía, a simple vista, grave pero un tanto superficial.  

Y allí, en las instalaciones de la Clinique Vétérinaire Lingostière, el doctor fue muy claro con el papá de Ciro: ¡alguien había disparado a su gato con una escopeta!

En la radiografía del gato se veía que había, al menos, 15 perdigones en el cuerpo del gato

Sin pensarlo demasiado y presos de la angustiosa noticia, los propietarios del animal decidieron presentar una denuncia para que este tipo de actos dejen de ocurrir a la par que el culpable (o culpables) reciban un castigo ejemplar. 

La asociación francesa Instinct AniMal ha apoyado la causa públicamente con el objetivo de que ningún otro gato sufra el mismo destino que el hermoso de Ciro. 

Aunque, eso sí, el gatito sobrevivió milagrosamente al cruel ataque.