Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo encontrar un buen adiestrador de perros

Buscar adiestrador de perros advice © Shutterstock

Cuando tienes un perro, dependiendo de las circunstancias, puede ser que te plantees contratar a un adiestrador de perros para educarlo. Y es que educar a un perro no es tarea fácil, y menos todavía si el perro ya es adulto. Un adiestrador de perros no solamente te podría ayudar en el caso de que tu perro tenga una mala conducta, también puede encargarse de corregir al can en ciertos aspectos antes de que esas pequeñas manías se conviertan en una mala conducta. Seguro notarás la diferencia entre aquellos perros que han sido adiestrados y aquellos que no.

Por Rodríguez Yanira

Un adiestrador de perros es fundamental para mejorar el comportamiento de nuestro can, sobre todo si nuestro animal es adulto. No obstante, lo mejor es buscar un buen adiestrador para educar a nuestro cachorro en el caso de que nosotros no seamos capaces de hacerlo, o querramos tener el perro más educado y ejemplar. 

Consejos para encontrar a un adiestrador de perros 

Educadores para canes hay muchos, por eso quizás te resulta difícil decidirte por uno; sobre todo si es algo que no habías hecho nunca antes. Si quieres saber cómo  escoger un buen adiestrador de perros y qué clase de requisitos debería cumplir te en cuenta los siguientes requisitos:

Formación del educador 

Lo primero a tener en cuenta cuando busques una adiestrador para perros es que no le puedes preguntar por un título homologado, pues en España no existe un título como tal. Por lo que si puedes preguntar es por certificados de capacitación como educador canino. Estos títulos los suelen expedir desde escuelas especializadas en educación canina. 

Por supuesto que si tiene algún tipo de formación mucho mejor, aunque al final la experiencia lo es casi todo, pero los estudios asientan las bases. Al haber estudiado sobre la educación canina, la educadora o educador en cuestión tendrá siempre en mente las pautas a seguir dentro del método de adiestramiento.

Decídete por un adiestrador de perros que use unos medios de aprendizaje acordes a tus principios. Y es que una vez el entrador se vaya, serás tú el que se quede con el perro y deberás seguir enseñándole y aplicando aquello que aprenda.

La experiencia 

Infórmate sobre los casos que ha tratado anteriormente, ya que algunos educadores caninos tienen más experiencia en un tipo de problemas o se han centrado mas en resolver unas conductas determinadas. Con esta información en la mano te será más fácil encontrar aquella persona que haya trabajado más con el problema que tú quieres resolver en tu perro.

Si preguntas a tu veterinario de confianza seguro que podrá recomendarte algún adiestrador de perros que sea bueno para tu caso en concreto. Queda con esa persona antes para conocerla, para ver en primera persona cómo trata a tu perro y como este reacciona.

Ten en cuenta que los métodos de adiestramiento se actualizan con el paso del tiempo, por lo que el educador deberá estar al día en cuanto a técnicas de educación canina que vayan surgiendo.

Haz preguntas clave

Una de las preguntas clave que puedes hacer a una adiestrador para perros es sobre el tiempo qué le va a llevar educar al can. Esta es una pregunta trampa, y es que si el educador es bueno de verdad, te dirá que cada perro requiere un tiempo de aprendizaje distinto porque no son máquinas. Si la persona que vaya a dar a tu perro te da fechas exactas sobre el final del entrenamiento, sospecha un poco.

El tiempo de trabajo se va actualizando cada día de entrenamiento, teniendo en cuenta las mejoras que haga el perro. Se puede dar una fecha aproximada dependiendo de la gravedad del problema de conducta, pero siempre depende de cómo vaya avanzando el can porque puede responder bien o puede no hacerlo.

Tampoco te creas a ninguna persona que te ofrezca milagros porque no existen. Si el can es un cachorro si es posible que le cueste menos aprender porque parte de 0.

El lugar dónde se realizan los entrenamientos 

Un buen educador canino siempre te preguntará que estés presente durante las sesiones, sobre todo porque al final debes ser tú, desde casa, el que continue con los ejercicios. Así durante las sesiones la entrenadora canina o entrenador no sólo enseñará al perro, también te echará una mano a ti para que aprendas cómo hacerlo por tu cuenta.

Di no a las residencias caninas

La peor de las ideas -probablemente-, es ingresar a tu perro en una residencia canina por lo que no creas a ninguna persona que te aconseje eso. ¿Qué pasa con el perro después de recogerlo si no sabes como continuar con el proceso de aprendizaje? Debes ir aprendiendo las herramientas propias de un adiestrador para perros, así podrás trabajar con tu can desde casa cuando las sesiones se hayan acabado.

Si sigues estos consejos seguro que podrás encontrar un buen adiestrador para perros con el que te asegurarás una excelente mejora en los comportamientos de tu can. Estos cambios no sólo serán buenos para ti sino que, al mejorar la convivencia entre ambos, también harán que el perro esté feliz. ¿Qué mejor que ver a tu mascota feliz?