San Bernardo

Otros nombres: St. Bernardshund, Bernhardiner

San Bernardo

El San Bernardo es un perro de montaña poderoso, robusto y dotado de una gran inteligencia. Tranquilo, cariñoso con los niños y leal, es un compañero de vida sin igual. Es protector y prudente con desconocidos, pero jamás agresivo. Sus aptitudes lo convierten en el perro de búsqueda y rescate por excelencia. 

Información principal sobre el San Bernardo

Esperanza de vida del San Bernardo :

3

15

8

10

Carácter :

Tranquilo Inteligente

Tamaño :

Origen e historia del San Bernardo

El San Bernardo, de origen suizo, desciende de los antiguos molosoides asiáticos, específicamente del Mastín tibetano. La raza, tal y como la conocemos ahora, fue seleccionada por los monjes cenobitas del hospicio del Gran San Bernardo, de donde proviene su nombre. Los monjes utilizaban a este perro como guardián y para labores de rescate en la montaña.  Así, estos canes acompañaban a los viajeros y buscaban a aquellos que se perdían en la nieve. Popularmente se cree que estos perros llevan un barril con brandi en el cuello para reanimar a las personas rescatadas, sin embargo, este mito tiene su origen en la Historia del arte. Fue el pintor inglés Edwin Landseer quien en 1831 inmortalizó en su pintura Mastines alpinos reanimando a un viajero en apuros a este noble perro con un barril al cuello, probablemente como un elemento decorativo. Además, también ayudó a popularizar el nombre de San Bernardo, ya que antes se les conocía simplemente como Mastines alpinos. El más célebre de estos perros fue Barry el Grande, quien durante el siglo XIV rescató a 40 personas en espacio de 10 años. El primer club de la raza fue creado en Suiza en 1884. 

Características físicas del San Bernardo

    Tamaño de un San Bernardo adulto

    Perra : Entre 65 y 80 cm

    Perro : Entre 70 y 90 cm

    Peso de un San Bernardo adulto

    Perra : Entre 50 y 75 kg

    Perro : Entre 55 y 90 kg

    Color del pelaje

    Marrón
    Rojo
    Blanco

    Tipo de pelo

    Corto
    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El San Bernardo es un perro vigoroso y musculoso, con un cráneo grande. El stop es marcado, y el hocico, corto y chato. Los ojos son medianos y de expresión amistosa. Las orejas son caídas. El tronco es poderoso, con extremidades fuertes. La cola es larga y pesada.
     

    Conviene saber...

    La reputación del San Bernardo como perro rescatista sigue siendo cierta de forma relativa, ya que actualmente se privilegian razas más ligeras para facilitar las operaciones en helicóptero. 
     

    Carácter

    • 66%

      Cariñoso

      El San Bernardo es un perro apacible, protector y apegado a sus amos. Su fidelidad es tal que daría la vida por los suyos. 
       

    • 66%

      Juguetón

      Juguetón por naturaleza, disfruta jugando con niños, o simplemente cuidándolos. 
       

    • 100%

      Tranquilo

      A pesar de su gran tamaño, sabe ser discreto y permanecer tranquilo en casa. La hiperactividad no es una de sus características. 
       

    • 100%

      Inteligente

      Se trata de un perro muy inteligente que sabe analizar las situaciones y tomar decisiones rápidamente. Además se adapta con valentía a diferentes contextos, por lo cual es un excelente perro de rescate. 
       

    • 33%

      Cazador

      Su instinto depredador es prácticamente inexistente. 
       

    • 66%

      Miedoso con los desconocidos

      Sumamente protector con los suyos, el San Bernardo es desconfiado con las personas que no conoce. Sin embargo, en poco tiempo puede mostrarse amigable. 
       

    • 66%

      Independiente

      El Bernhardiner, como también se le conoce, es bastante equilibrado: sabe cuándo pedir atención y cuándo alejarse.

            

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        Este perro no está hecho para quedarse solo durante horas, y no soporta la ausencia prolongada de sus amos. 
         

      • 66%

        Obediente

        El cachorro San Bernardo deberá ser educado desde su llegada al hogar para que aprenda los límites a respetar. Además habrá que enseñarle a permanecer quieto, a caminar con correa y a no salir corriendo, ya que un perro de 90 kg puede ser difícil de controlar si no está educado. 

        A veces puede ser testarudo, sin embargo, una educación a la vez estricta y respetuosa hará que coopere rápidamente. Por último, no está de más iniciar su socialización con perros y humanos lo antes posible. 
         

      • 100%

        Ladrador

        Es un perro que ladra únicamente para alertar a sus amos o alejar a los desconocidos. 
         

      • 33%