Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo darle una pastilla a un gato y no morir en el intento

gato intentando comer pastillas advice
© Shutterstock

Si tienes un gato sabes que es imposible acceder a su boca para darle un trozo de comida entonces, ¿cómo darle una pastilla a una gato cuando lo necesita? No desesperes, en este artículo te vamos a enseñar alguna técnicas que puedes utilizar para que tu minino finalmente acceda a tragarse el medicamento de una vez por todas.

Por Rodríguez Yanira

Prepara a tu gato ante esta posible situación futura

Días antes de que el gato tenga que tomarse la pastilla ya debes anticiparte y preparar el terreno; siempre y cuando sea posible. El objetivo final es hacer que el felino acepte el contacto. Enséñale que tus intenciones son buenas y así se acostumbrará a estar en tus brazos.

¿Por dónde debes empezar? Primero puedes acariciarle la cara y la boca, pero siempre que el contacto sea suave, y si aguanta puedes ir premiarlo con algo de comida para que lo relacione con un momento bueno y agradable. Las primeras veces que realices esta práctica, intenta que sean más bien cortas para no estresar al animal. Tras cada sesión de acercamiento dale de comer lo que más le gusta y juega también con él si le apetece.

Poco a poco verás como tu gato se siente más cómodo contigo cuando le tocas la cara. Empieza usando sólo el pulgar para abrir un poco su boca haciendo movimientos circulares suaves. Cuando empiece a abrir la boca intenta colocarle dentro algún trozo de carne que no necesite masticar. Todo esto es como si hicieras un simulacro para que el día que le tengas que dar la pastilla te resulta más fácil.

Cómo darle una pastilla a un gato en 5 sencillos pasos 

Una vez hayas tenido varias sesiones de acercamiento exitosas con tu gato y hayas logrado abrirle la boca puedes empezar con las pastillas. ¿Cómo?:

  1. Ten a mano un poco de su comida favorita.

  2. Intenta que el trozo de comida que vayas a coger no sea grande. De hecho tiene que ser un trozo pequeño para que el felino no acabe masticándolo, sino que únicamente lo lama.

  3. Prepárate varias porciones de su comida antes de comenzar con el proceso, así puedes ir ofreciéndoselos una vez ya se haya tragado la pastilla o cuando esté en ello.

  4. La idea es enmascarar la pastilla con la comida. Por lo que primero debes darle un trozo de comida, después dale un trozo de comida con la pastilla y acto seguido otro trozo de comida. Por esto los trozos de comida deben ser pequeños porque si se pone a masticarlos rompería la pastilla y el sabor de la misma le obligaría a escupirla.

  5. Continua dándole unos trozos de comida más hasta que se haya tragado todo.

Como ya sabrás, los gatos son animales muy inteligentes por lo que la primera vez puede que le engañes pero las siguientes ya no. Para las siguientes pastillas que le tengas que dar procura variar la comida que le das

¿Cómo darle una pastilla a un gato utilizando jeringas y dispensadores?

Otras opciones que puedes intentar es que se acostumbre al uso de jeringuillas, con los medicamentos líquidos, o al uso del dispensador de pastillas.

Para utilizar un dispensador de pastillas puedes probar a untar la punta con algo de comida para que el gato lo lama hasta que quede totalmente limpio. Así el animal se acostumbrará a tener el dispensador cerca de la boca y lo relacionará con algo bueno.

Después coloca comida en el dispensador y dásela en cantidades pequeñas. Así aprenderá a recibir sólidos a través del aparato. Debes combinar el darle comida sólida con el dispensador, con darle agua con la jeringa porque una vez le des la pastilla, debes darle agua inmediatamente después con la jeringa para que no se atasque el medicamento en la garganta.

Mi gato no puede combinar el medicamento con comida 

Si no puedes suministrarle alimento con las pastillas, no te preocupes, puedes hacer lo siguiente:

  1. Coloca a tu gato sobre una mesa o cualquier otra superficie plana en la que vaya a estar cómodo. Intenta colocarlo bajo tu brazo como si lo abrazaras, quedando tu mano libre para poder abrirle la boca.

  2. Aguanta la pastilla con la mano izquierda o derecha, dependiendo de si eres zurdo o diestro.

  3. Coloca tu dedo pulgar de la mano sobre la mejilla del gato y el dedo índice en la mejilla contraria. Levanta levemente su cabeza para que mire hacia el techo.

  4. Con un dedo de la mano contraria abre un poco más su mandíbula inferior. Así no te morderá.

  5. Con su boca abierta, colócale la pastilla lo más atrás posible. Luego puedes soltare la cabeza pero mantenlo controlado bajo de tu brazo. Si finalmente se acaba lamiendo los labios es que consiguió tragarse la pastilla.

Saber cómo darle la pastilla a un gato no siempre esta tarea fácil, pero con la técnica adecuada lo conseguirás con éxito. ¡Pon en práctica estos consejos y consíguelo!