Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Diarrea en gatos: causas y remedios para acabar con ella

Diarrea en gatos, ¿qué hacer y cómo curarla? advice
© Shutterstock

La diarrea se define como el aumento del contenido en agua de las heces, que deriva en un mayor volumen, fluidez y frecuencia de defecación. La diarrea en gatos puede presentarse de forma agua, es decir, de forma súbita con una evolución rápida que termina por resolverse; o de forma crónica, con una evolución más lenta y que se mantiene en el tiempo.

La diarrea en gatos es una visita frecuente en las consultas veterinarias, por lo que en el siguiente artículo, conocerás las posibles causas que la originan y cómo acabar con ella.

Por Rodríguez Paula

Causas de diarrea en gatos

Las causas de diarrea en gatos son muy variadas y, entre las más frecuentes se encuentran las relacionadas con la dieta y los agentes infecciosos. Además de las secundarias a enfermedades sistémicas o diarreas de origen desconocido.

Causas relacionadas con la dieta

  • Cambios de alimentación. Puede que recientemente hayas cambiado el pienso o el tipo de alimentación de tu gato, y a su tracto digestivo le cueste adaptarse. Para que tu gato no tenga diarrea, el cambio debe hacerse de forma progresiva durante al menos una semana. Debes mezclar la alimentación anterior con la nueva siguiendo un patrón: la cantidad de alimento antiguo supondrá un 80% y un 20% del nuevo, poco a poco ajustaremos las proporciones progresivamente hasta que al final sólo participe la dieta nueva (80:20, 70:30, 60:40, 50:50, 40:60, 30:70, 20:80 y finalmente 0:100)
  • Ingestión de alimentos perjudiciales. Ciertos alimentos pueden ser nocivos para nuestro gato, incluso con una pequeña cantidad pueden padecer diarrea. Algunos ejemplos son el chocolate, las uvas, dulces, los frutos secos, etc.
  • Ingestión de plantas tóxicas. Al igual que ciertos alimentos, hay plantas tóxicas para gatos que pueden causar diarrea. Algunos ejemplos son el eucalipto, los lirios, el tulipán, etc.
  • Intolerancia alimentaria. Quizás nuestro gato no tolere bien un alimento no tóxico para la especie felina, y que esté incluido en la composición de su pienso, causando daño diariamente para éste. Podría ser intolerante al salmón, a un tipo de cereal o al almidón de patata, por ejemplo.

Causas relacionadas con agentes infecciosos

  • Virus. Algunos como el virus de la leucemia felina (FeLV), el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV), virus de la peritonitis infecciosa felina (PIF), Calicivirus y/o la Panleucopenia cuentan con la diarrea en gatos entre sus síntomas de presentación de la enfermedad.
  • Parásitos. La diarrea en gatos de origen parasitario es frecuente, sobre todo si no han sido desparasitados o si son gatos que suelen frecuentar las calles bebiendo de charcos etc. Los más frecuentes son los protozoos como el género Giardia spp. o Cryptosporidium spp.
  • Bacterias. La diarrea en gatos provocada por bacterias suele corresponderse a una infección secundaria oportunista, es decir, el tracto digestivo de un gato sano es capaz de controlar el crecimiento bacteriano. Pero si el gato se encuentra débil y bajo de defensas, deja vía libre para el desarrollo de estas.

Causas relacionadas con enfermedades sistémicas

La diarrea puede corresponderse con un síntoma de una enfermedad subyacente. Algunas enfermedades que atacan al organismo de nuestro gato provocan diarrea. Por ejemplo, si un gato padece pancreatitis o fallo renal, entre otros signos de su cuadro clínico, se encontrará la diarrea. A veces ocurre una presentación de diarrea crónica en gatos, es decir, que se alarga durante 3 semanas o más, y suele asociarse a un mal diagnóstico. No se conoce la enfermedad que la está provocando por lo que no se soluciona el problema.

Multitud de causas clínicas pueden producir diarrea en gatos, aunque también pueden sufrirla por ingestión de bolas de pelo, como efecto secundario de algún medicamento o por ingestión de un cuerpo extraño.

Tratamiento de la diarrea en gatos

Es muy importante que lleves a tu gato al veterinario si la diarrea dura 24 horas o más, ya que puede agravarse el problema. Los gatos con diarrea suelen perder el apetito y tener dolor abdominal, por lo que un gato sin comer, que además se deshidrata, puede descompensarse muy rápidamente. También es frecuente la diarrea crónica en gatos y, aunque parezca menos agresiva, también es peligrosa. La diarrea persistente en gatos debilitará progresivamente al animal haciéndolo totalmente vulnerable, por lo que será necesaria la atención médica antes de que sea demasiado tarde.

No olvides que será un veterinario quien te indique cómo cortar la diarrea en gatos y pautará un tratamiento médico que incluirá:

  • Antiinflamatorios esteroideos para controlar el dolor intestinal y la inflamación.

  • Puede recomendarse antibiótico, dependiendo de la naturaleza de la diarrea. Por ejemplo, si es de origen bacteriano estaría indicado.

  • Protector gástrico para proteger la mucosa intestinal y limitar los efectos secundarios de los medicamentos.

  • Si está muy deshidratado y rechaza beber, se recomienda administrar fluidos (suero) por vía intravenosa o subcutánea.

  • Antidiarreicos. Son medicamentos que inhiben la motilidad intestinal y ralentizan el curso intestinal, disminuyendo la frecuencia de deposiciones y relajando la actividad de todo el tracto digestivo. Suelen contener el principio activo conocido como loperamida.

  • Los probióticos y prebióticos son muy eficaces ya que, en un proceso diarreico, toda la flora bacteriana intestinal está afectada (disbiosis), por lo que es una forma estupenda de recuperar la microbiota y restablecer la normalidad.

Remedios para gatos con diarrea

Como propietarios podemos adoptar ciertos remedios para gatos con diarrea. En primer lugar, el veterinario nos indicará si es necesario que nuestro gato realice un ayuno de unas horas (entre 8 y 12 horas), o si es mejor comenzar a darle alimento, húmedo, blando y de fácil digestión, en pocas cantidades y en varias tomas.

Es muy importante que beba agua siempre para mantener un correcto grado de hidratación. Debemos cuidar la alimentación y continuar con dieta blanda al menos 3 días, hasta que se reestablezca la normalidad en sus heces.

En cuanto a los remedios caseros para gatos con diarrea que podemos realizar para ayudar a que nuestro amigo se encuentre mejor encontramos:

  • Fibra. Una vez pasados los tres días de convalecencia, si introducimos en su dieta alimentos ricos en fibra ayudaremos a solidificar sus heces. Por ejemplo, arroz hervido sin sal.

  • Jengibre. Añadir un poquito de jengibre espolvoreado en su comida ayudará a disminuir la irritación intestinal.

  • Complementos vitamínicos. Ayudarán a reforzar el organismo si tu gatito se ha quedado algo débil tras el proceso diarreico.

  • Jugo de limón. No suele resultar agradable y probablemente lo rechace, pero unas gotitas de jugo de limón tienen propiedades isotónicas y ayudará a recuperar el balance de electrolitos de tu gato.

Aunque la diarrea en gatos sea un problema frecuente, no significa que sea normal. Si tu gato sufre algún episodio diarreico, sobre todo si persiste en el tiempo, debes acudir al veterinario para que realice un examen completo.

Este es un artículo meramente informativo, por lo que un profesional será el más indicado para entender y tratar el problema de tu gato.