Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Casa nueva: antes de comprar deberían haber mirado el sótano (Vídeo)

casa nueva pitbull
© Shutterstock / Facebook - Stray Rescue of St Louis

Al llegar a su nuevo hogar, una familia descubre a una pitbull encadenada en el sótano entre suciedad, heces y orina. Se desconoce el tiempo que la perra pasó en aquella oscura cárcel. Una protectora animal se hizo cargo de la situación y ahora le busca un nuevo hogar.

Por Jose Manuel Cano, 30 abr. 2019

Una visión difícil de soportar

Llegas a una casa nueva lleno de ilusiones, de sueños por cumplir, de reformas mentales, de ideas para amueblar... y cuando abres la puerta del sótano por primera vez... ¡te encuentras a una pobre perra encadenada en la oscuridad! La impresión que sintieron los miembros de esta familia americana debió ser horrible. 

Al acceder al sótano para comprobar las dimensiones del terreno, contemplaron estupefactos una figura en la oscuridad. El susto fue terrorífico. Al alumbrar con una linterna, descubrieron a una pitbull encadenada a una columna rodeada de suciedad, excrementos y orina. La imagen era realmente tenebrosa y perturbadora.

Justo al pie de las escaleras, una pitbull blanca con una preciosa mancha en el ojo derecho los miraba con una cara mezcla de tristeza y alivio. Estaba atada con una cuerda y una cadena y parecía estar condenada a una muerte segura. Al acudir a liberarla, la perra se mostró ansiosa por salir, pero sin ningún signo de violencia.

El sótano era un lugar horrible. Como si de una película de miedo se tratase, el escenario estaba lleno de trastos viejos y mucha suciedad acumulada

Se desconoce el tiempo que estuvo en aquella prisión

¿Cuánto tiempo llevaba allí sola aquella pobre perrita? No se sabe con certeza. Por su estado, era evidente que se trataba de un tiempo bastante prolongado, aunque su estado de salud era aparentemente bueno. Al acercarse, la perra comenzó a mover el rabo en clara señal de aprobación y simpatía. Se trataba de una perra de lo más cariñosa y juguetona (sólo hace falta ver el vídeo para comprobarlo). 

Esta familia de Saint Louis, Missouri (Estados Unidos) contactó con la asociación Stray Rescue de Saint Louis, que se personó en la casa para examinar el estado del animal. La perra no mostró ningún signo de violencia ni intento de agresión. Todo lo contrario. Parecía encantada con la visita de los humanos y se mostraba feliz al respirar aire fresco y sentirse liberada. En cuanto a las pruebas médicas, su estado de salud era óptimo.

"Compré una casa y un pitbull estaba atado en el sótano. No sé cuánto tiempo llevaba allí", explicó un miembro de la familia a los rescatistas

Por suerte para la joven canina, esta familia compró la casa y salvó su vida con total seguridad gracias a su mudanza inmediata. Se desconoce si la perra pertenecía a las personas que habitaron la casa anteriormente o si era de alguien que la había atado allí desde un tiempo desconocido. En cualquier caso, era evidente que la perra llevaba allí bastantes días.

Una nueva vida para Jumping Bean

Finalmente, la familia decidió entregar a la perra a la organización Animal Welfare Society. Ellos se hicieron cargo de la pitbull y la bautizaron como Jumping Bean (Frijol Saltarín). Y es que el nombre le va al pelo: la perra no para de jugar, salta todo el tiempo y está encantada con las personas. Parece estar eternamente agradecida por haberla liberado de aquella horrible prisión. 

Varios días después de su liberación, Jumping Bean está relativamente bien y ahora se encuentra a salvo en esta protectora animal, donde todos la cuidan. Su felicidad total, aunque evidentemente necesita un hogar en el que comenzar una nueva vida para olvidar aquella mazmorra en el sótano. 

Si quieres hacer una donación para esta perra puedes hacerlo directamente en este enlace de la protectora

A continuación, el vídeo de su rescate y de su reacción posterior:  

 
This is Jumping Bean's Story

The call came in: "I just bought a house and there is a pitbull chained up in the basement. I'm not sure how long it's been down there." Just when we think we’ve heard it all. This is Jumping Bean's story. www.strayrescue.org/donate

Posted by Stray Rescue of St. Louis on Sunday, March 11, 2018