Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Pasea con su perro por la playa y le caen 200 euros de multa por un motivo indignante

perra verso multa 200 euros pasear perro playa cadiz
© Verso, con su chaleco de perro de asistencia. / Isabel Llorens

Pese a que cada vez se abre más la mente al concepto perro y playa, todavía queda mucho camino por recorrer. Esta historia, que ha tenido lugar en una playa de Cádiz, ha indignado a muchos en las redes sociales. 

Por Lola Duarte, 15 jun. 2019

Verso es una cachorra de labrador. Solo tiene un año de edad y está completando su entrenamiento como perro guía, concretamente de asistencia para niños autistas. Un día su cuidadora Isabel Llorens decidió ir con ella a la playa como han hecho tantas veces. Pero esta vez… le cayó una multa de casi 200 euros por pasear en la playa gaditana de Sancti Petri con su perra

Sitios en los que puede estar un perro de asistencia

La multa de 200 euros tuvo lugar el año pasado. En su momento ya hubo polémica, pues un perro guía o de asistencia puede estar en casi cualquier parte. Ahora vuelve a ser noticia porque, pese a todas las reclamaciones y tener la razón, las autoridades mantienen la multa de 150 euros. Autoridades que alegaron que el chaleco amarillo, que suelen llevar estos perros, podía ser falso

Sin ir más lejos, Verso ha ido "a conciertos de flamenco, a supermercados, conciertos al Auditorio Nacional, en metro y en tren... Únicamente, este tipo de perro no tiene acceso a las zonas de manipulación de alimentos y de cirugías", recalca Isabel Llorens en la información que recoge el Diario de Cádiz

“El tema no es pagar o no los 150 euros, sino establecer unos mínimos de concienciación y sensibilidad”

La Fundación Bocalán, con la que colabora Isabel Llorens, se dedica a entrenar a este tipo de perros en todo el mundo. Como decíamos al principio, no es la primera vez que Isabel iba con Verso a la playa. Ni tampoco la primera que le llamaban la atención. "Acudía la policía local porque había recibido quejas de bañistas. Pero, al ver que el animal llevaba el chaleco amarillo, pedían disculpas y se iban". Sin embargo, en esta ocasión el asunto fue diferente. 

200 euros de multa por un motivo indignante

Isabel relata que fue a la playa a una hora de poca afluencia, sobra las nueve y media de la mañana. Una vez más se acercaron a ella para que se marchara de la playa, pero esta vez el chaleco amarillo, el reglamentario para estos perros, no sirvió de nada. La policía alegó que el chaleco podía ser falso

“Cuando intenté llamar a la Fundación para que vieran que era de verdad, me dijeron que no se iban a poner al teléfono y amenazaron con detenerme y con llevarse la perra a la perrera".  Por no causar un mal mayor, Isabel optó por abandonar la playa de Sancti Petri. Eso sí, presentó una denuncia por acoso y abuso de autoridad

chufa perra playa tarifa
Chufa, el verano pasado en una playa de Tarifa.©Lola Duarte

Normativa de los perros en las playas

Cada ayuntamiento rige las normas de sus playas y, en cuanto a los perros, puedes acudir con él siempre que sea fuera del horario de baño para las personas. Esto sucede en playas en las que no admiten mascotas que… son la mayoría.

Ahora bien, haya horario o no para los bañistas ⚠ los perros de asistencia son los únicos que están permitidos en zona de playa ⚠. Se trata de que ese perro ayude a una persona invidente, con epilesia o a un niño con autismo, por ejemplo. Es decir, es un perro que debe estar las 24 horas son su humano y por ello deben acostumbrarse a estar en todas partes. 

Y por si fuera poco, la Diputación de Cádiz también sumó al asunto. “Cuál no sería mi sorpresa al ver que la Diputación Provincial acepta ahora la multa, a pesar de haber presentado alegaciones y demás. El tema no es pagar o no los 150 euros, sino establecer unos mínimos de concienciación y sensibilidad", dice Isabel en declaraciones al Diario de Cádiz. 

Al parecer en la ONCE cuentan con varios casos del estilo, cuando está permitido por ley acudir con estos perros a la playa. "Mira que siento decir esto con toda mi alma, pero este comportamiento responde a esa creencia que hay de que, conforme más bajas al sur, más problemas hay con los perros en las playas. Lo que han conseguido es que ya nunca más vaya a pisar esa playa. Iré a Bolonia y Tarifa, y solucionado".