Publicidad

Badajoz: gemidos procedentes de un contenedor alertan a unos agentes

contenedores extremadura dog-angry

¿Qué había dentro del contenedor?

© Unión de consumidores de Extremadura

Cuando los agentes abrieron la tapa del contenedor, sus ojos se les llenaron de lágrimas. ¿Qué había dentro?

Por Vanessa Parapar

Publicado el 30/6/21 12:03

Agentes de la policía local de Los Santos, provincia de Badajoz, se llevaron un susto de muerte el pasado sábado 26 de junio. 

Cuando patrullaban por las calles de esa localidad, escucharon unos gemidos procedentes de un contenedor que los alertaron. Sin perder un segundo, levantaron la tapa y vieron una imagen desgarradora: seis cachorros de perros.

Tiró a sus perros a la basura 

Algún desalmado o desalmada dejó sus escrúpulos en casa para terminar, de la peor manera posible, con la vida de seis crías aún con los ojos cerrados que no podían valerse por sí mismas.

Imagen de los seis inocentes cachorros©HOY P. L.

Según informa el diario Hoy, los agentes recogieron a los cachorros y los trasladaron a dependencias policiales. Acto seguido, la policía se puso en contacto con la Fundación Nolvido de Jerez de los Caballeros para que algún voluntario fuese a recoger a los perritos. Pero no fue una tarea sencilla. 

''La Policía Local ha tenido un comportamiento de diez. Los agentes nos llamaron para ver si podíamos recoger a los perros. Ante la imposibilidad de trasladarnos lo anunciamos en nuestras redes sociales y una de nuestras colaboradoras, Rebeca, que reside en Los Santos, fue a recoger a los perros al día siguiente'', aseguró al periódico citado anteriormente una de las voluntarias de la asociación. 

Por lo tanto, los perros pasaron la primera noche de su nueva vida en dependencias policiales. Allí, los agentes los alimentaron con leche en poco sirviéndose de una jeringuilla e hicieron guardia para darles de comer cada dos horas. 

''Hicimos lo que nos indicaron desde la protectora, (descubre aquí lo que hicieron exactamente)... Cuidamos a los perros hasta que salieron de nuestras instalaciones dirección Jerez'', indicaron los agentes. 

Lamentablemente, los primeros días de los perritos no fueron los mejores pero con el esfuerzo y la cooperación de la policía local y los voluntarios de la Fundación Nolvido de Jerez de los Caballeros  hoy están sanos y salvos esperando a ser adoptados cuando les llegue el momento. Aún son muy bebés. 

Recuerda: la adopción salva vidas