Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Se lanza a un lago congelado para rescatar a un perro: ¡de película!

recate perro lago congelado dog-wow

Un acto heroico que tuvo un inesperado final feliz. 

© CBC News

Hemos tenido noticias de múltiples rescates. Pero este, ¡en pleno lago helado! en la ciudad canadiense de Vancouver se lleva la palma por lo arriesgado que fue. 

Por Ismael G. Cabral , 28 dic. 2019

Imagina que paseas a la orilla de un lago con tu perro en invierno, y ves a un perro caer en el hielo al deambular por la zona. ¿Gritarías para pedir ayuda? ¿Llamarías al teléfono de emergencias? ¿O irías directo al agua para romper la helada corteza y rescatar al perro de la hipotermia?

 
Trout Lake dog rescue

Watch as a bystander rescues a dog that fell through the ice on Trout Lake in Vancouver. Read more: http://www.cbc.ca/1.4549641

Posted by CBC News on Sunday, February 25, 2018


Esta mujer en Vancouver eligió la opción C de una manera muy convincente. Ben West, residente del área, paseaba con su perro en el parque cuando notó a otro perro deambulando encima del hielo de un lago congelado. Un momento después, el hielo se resquebrajó y el perro se resbaló, incapaz de levantarse y escapar por su cuenta y muy lejos de la orilla.

 ¡Al agua sin pensárselo! 

Otros transúntes gritaron y animaron al perro para que saliera. Pero una mujer decidió hacerse cargo directamente del asunto y se dirigió al lago para romper el hielo a medida que se adentraba. “Todo el mundo trataba de advertirle que no lo hiciera”, declaró West a CBC. Pero ella decía, ‘Es un perro, tengo que hacerlo.’” El agua helada llegó a cubrir a la mujer hasta la cintura. Estaba completamente empapada pero ¡logró alcanzar al animal! 

Aferrada al animal, caminó de vuelta de la misma manera que entró, y para el momento que volvió a la orilla, los paramédicos los esperaban con mantas. West nunca supo el nombre de la mujer, pero afirmó que ella mantuvo la calma a lo largo del proceso.

El animal se recuperó como si nada

Después de ser rescatado y recibir calor a través de las mantas, siguió jugando con los demás perros en el parque, completamente ileso (eso a pesar de que, sí, los perros tienen mucho frío en invierno). “Yo quedé en shock, muy impresionado por el instinto heroico de la mujer a la hora de rescatar al animal,” agregó West. “Ni siquiera era su perro". 

¡Por cierto! Hace muy poco te contamos otro rescate de un can en aguas gélidas; recuérdalo aquí