EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Este gato callejero estaba aterrorizado y no dejaba que nadie se acercase, hasta que conoció al amor de su vida

gato callejero conoce amor cat-wow

Esta es la increíble historia de Brosnan, un gatito callejero que tenía miedo a todo. 

© Shutterstock

Sobre los gatos salvajes hay mucho mito. Y este relato viene a desmontar algunos de ellos. Gracias a la paciencia y a la socialización Brosnan pasó de ser un minino muy desconfiado a un adorable gatito de sofá con un encantador amigo. 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 26/12/19 15:11, Actualizado el 31/12/19 16:37

 

Brosnan era un gato salvaje muy asustado que no permitía que nadie se acercara a él, hasta que conoció a un amigo felino en su hogar adoptivo. Y empezó a conocer el amor.

Hace seis meses, el Friends for Life Rescue Network, un grupo de rescate de Los Angeles, fue informado sobre varios gatitos y una madre que necesitaban ser rescatados. Estaban viviendo debajo de un contenedor de basura en un centro comercial en Montebello.

 Eludía todas las trampas 

Estos buenos samaritanos pudieron salvar a algunos de los gatitos, pero la madre y el gatito más tímido (Brosnan) siguieron eludiendo las trampas dejadas por los voluntarios. "Después de una semana de intentos fallidos, decidí utilizar una trampa de caída libre. Al principio, solo la madre se colocaba debajo de esta. Brosnan estaba muy asustado y se negaba a salir de debajo del contenedor de basura", dijo Jacqueline DeAmor, cofundadora del Friends for Life Rescue Network.

gato salvaje amiga socializacion
Una amiga minina ayudó mucho a Brosnan a ser un gatito más feliz y confiado.©sleepover_at_os

Luego de horas de espera, el tímido gatito salió de su escondite y se unió a su madre para comer. Gracias a esto, pudieron atraparlos a los dos al mismo tiempo. Todos los gatos rescatados fueron colocados en hogares temporales.

Más salvaje que sus hermanos 

Brosnan era extremadamente tímido y no dejaba que nadie se le acercara. "Era mucho más salvaje que el resto de sus hermanos... Él no se acercaba a mí. No pude tocarlo durante todo el primer mes", dijo Jacqueline.

"Me di cuenta de que nunca había sido socializado y ahora, su personalidad comenzaba a afianzarse. ¡Sin embargo, él amaba los juguetes! Así que todos los días, jugaba con él y arrastraba los juguetes cada vez más cerca de mí", agregó Jacqueline.

A principios de febrero, Brosnan fue trasladado a un nuevo hogar temporal junto a Kaitlyn, quien ha tenido mucho éxito socializando a gatitos salvajes. "Llegó con nosotros necesitando mucha socialización. Él era extremadamente tímido, se alejaba de nosotros y siseaba cuando entrábamos en la habitación", dijo Kaitlyn.

amistad gato salvaje gato casero
Jugar y acicalarse son las prácticas favoritas de ambos.©sleepover_at_os

Kaitlyn sabía que Brosnan necesitaba un amigo felino que lo ayudara. Rudy, una esponjosa gata anaranjada a quién terminaron adoptando luego de cuidarla "temporalmente" por varias semanas, tenía la personalidad perfecta para Brosnan.

"Estábamos ansiosos por presentarle a Rudy y hacerles compartir una habitación, porque Brosnan nunca tuvo la oportunidad de tener amigos y jugar con otros gatitos, pero sí mostraba mucho interés en otros gatos cada vez que los conocía".

Una vez que lograron juntar a los gatitos, se convirtieron en amigos de inmediato. "No hubo titubeos en absoluto. Simplemente comenzaron a luchar y a perseguirse el uno al otro por toda la habitación. Nunca he visto a dos gatitos congeniar tan rápido", dijo Kaitlyn.

gato salvaje recupera confianza adoptado
Conforme pasaba el tiempo Brosnan evolucionaba cada día a mejor.©sleepover_at_os

"Creo que Brosnan estaba realmente feliz de tener una amiga, al igual que Rudy. Fue muy divertido verlos hacer tonterías y jugar juntos, porque Brosnan es muy grande para su edad (con 7 meses, pesa más de 10 libras) y Rudy es bastante pequeña, aproximadamente la mitad del tamaño de Brosnan". Estos amigos siempre están juntos, juegan, se acurrucan y se acicalan constantemente.

 

"Rudy siempre ha sido muy tímida, así que creo que fue bueno para ambos hacer amistad. Se dieron mutuamente la confianza que necesitaban para superar su miedo poco a poco", dijo Kaitlyn. "Son tan unidos como dos hermanos. Ahora, ambos han sido incorporados al área general junto a todos los demás gatos, así que estamos trabajando para que se sientan 100% cómodos con su nuevo entorno".

 

Ahora Brosnan ronronea y ansía las caricias de su madre adoptiva. Ha recorrido un largo camino desde que era aquel gatito aterrorizado hallado debajo de un contenedor de basura. "Aún seguimos trabajando para mejorar su confianza, pero sigue progresando todos los días, y el hecho de que se tengan el uno al otro es sin duda de gran ayuda".

Mira a Brosnan y a Rudy en este lindo video: