Lebrel irlandés

Otros nombres: Wolfhound, Cú/ Cú Faoil, Lebrel de Irlanda, Irish Wolfhound

Lebrel irlandés

¡El Lebrel irlandés o Lobero irlandés es un gigante lleno de amor! Se trata de un perro dulce, leal y muy cariñoso. Como muchos lebreles, es muy cercano a su grupo social y disfruta protegiéndolo. No es un perro guardián de territorio, ¡pero puede llegar a ser muy intimidante si molestan a su amo! Es muy paciente y amigable con los niños, por lo que se integra perfectamente en la vida en familia a pesar de su impresionante tamaño. 

Información principal sobre el Lebrel irlandés

Esperanza de vida del Lebrel irlandés :

1

15

6

10

Carácter :

Cariñoso Tranquilo Cazador

Tamaño :

Origen e historia del Lebrel irlandés

Las opiniones sobre su origen son discordantes: algunos autores piensan que se trata de una raza reciente (siglo XIX), pero la mayoría de los especialistas consideran que tiene mucha historia a sus espaldas. Sus orígenes serían tan lejanos como para remontarse al siglo 391 a.C. Al parecer, fue en ese año que un cónsul romano recibió como presente por parte de su hermano siete perros irlandeses gigantes para combatir en las arenas contra osos y leones. La descripción de estos perros se corresponde con la del Irish Wolfhound.

Grupo FCI

Grupo FCI

Grupo 10 - Lebreles

Sección

Sección 2: Lebreles de pelo duro

Características físicas del Lebrel irlandés

    Tamaño de un Lebrel irlandés adulto

    Perra : Entre 71 y 81 cm

    Perro : Entre 79 y 86 cm

    Peso de un Lebrel irlandés adulto

    Perra : Entre 40 y 54 kg

    Perro : Entre 40 y 54 kg

    Color del pelaje

    Negro
    Blanco
    Azul
    Rojo
    Arena

    Tipo de pelo

    Largo

    Color de ojos

    Marrón

    Descripción

    El Lobero irlandés es uno de los perros más grandes del mundo: un lebrel de cuerpo alargado e imponente, con una musculatura robusta y una grupa y una espalda anchas. Las patas son alargadas, rectas y de osatura fuerte. La cabeza es alargada y plana con un cráneo no muy ancho, un hocico largo y levemente afilado. Los ojos son pequeños, oscuros, con una mirada dulce. Las orejas son pequeñas y portadas en forma de rosa, como las del Greyhound.

    Conviene saber...

    Hubo una época en la que este perro no podía vivir en un hogar cualquiera, únicamente la nobleza estaba autorizada a poseer un Lobero irlandés. Era posible encontrarlo en diferentes cortes reales, como la de Eduardo III; Enrique VIII e Isabel I en inglaterra o la de Enrique IV en Francia.

    Carácter

    • 100%

      Cariñoso

      El también conocido como Wolfhound es un perro especialmente cariñoso a pesar de que su corpulencia pueda hacer pensar lo contrario. Solo será plenamente feliz en contacto con su familia adoptiva, a la que estará muy unido.

    • 66%

      Juguetón

      Disfruta jugando con los miembros de su grupo social, pero ha de controlarse la intensidad de sus actividades, ya que podría no ser capaz de medir su propia fuerza y suponer un peligro de manera involuntaria.

      Es recomendable evitar los juegos de lanzar objetos, ya que esto refuerza su instinto de persecución.

    • 100%

      Tranquilo

      El Lobero irlandés es un perro muy equilibrado, dulce y paciente, sobre todo con los niños.

    • 66%

      Inteligente

      A pesar de ser un lebrel y, por tanto, un perro de caza (incluso si ya no es utilizado como tal), es también un perro de compañía y guardián gracias a su versatilidad, inteligencia y capacidad de adaptación.

    • 100%

      Cazador

      Wolfhound significa “perro cazador de lobos” en inglés, y es que esta raza fue utilizada en la caza del lobo y del oso hasta el siglo XVII por su gran valentía y fortaleza. Aun así, se trata de un perro de buen carácter que reacciona únicamente si se le provoca.

    • 66%

      Miedoso con los desconocidos

      El Lobero de Irlanda tolera la presencia de desconocidos en su hogar si han sido presentados correctamente, aunque requiere de cierto tiempo hasta dar su visto bueno a los “intrusos” y analizar si implican un peligro para su círculo familiar o no.

    • 66%

      Independiente

      El Irish Wolfhound, como se lo conoce en inglés, es muy apegado a su grupo social, al que disfruta protegiendo y vigilando. Aun así, su faceta serena le permite pasar desapercibido descansando junto a sus dueños.

      Comportamiento

      • 33%

        Adaptación a la soledad

        En momentos de soledad, este lebrel irlandés se aburre fácilmente, pues siempre prefiere estar acompañado por su familia. Por esta razón es necesario educarlo positiva y progresivamente a permanecer en solitario, ofreciéndole juguetes para mantenerlo distraído.

      • 66%

        Obediente

        El Lobero irlandés es fácil de educar gracias al cariño que siente por su amo. Si los métodos utilizados son afables, coherentes, positivos y firmes al mismo tiempo (evitando a toda costa el conflicto o la brusquedad), este perro hará todo lo posible para complacer a su amo.

        Resulta imprescindible dar comienzo con la educación del cachorro de Lobero irlandés desde su llegada al hogar, y no esperar a que adopte malos hábitos. Este perro alcanza la madurez a los 3 o 4 años, por ello, las indicaciones e instrucciones deben ser repetidas hasta consolidarse al llegar a la edad adulta.

      • 66%

        Ladrador

        Es un perro guardián y protector, por lo que puede prevenir de la presencia de alguien o del peligro de una situación a través de su ladrido.

      • 100%