Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Remedios de la abuela para calmar a un gato en celo

Como aliviar a un gato en celo advice
© Shutterstock

Maullidos desesperados, inquietud, miradas melancólicas y frotamiento continuo en las piernas de las personas. Los gatos en celo son así: difíciles de manejar, en algunos casos se vuelven agresivos y corren el riesgo de poner en peligro la casa y a los que viven allí. Pero no hay por qué desesperarse: de hecho, algunos de los remedios clásicos de la abuela para los gatos en celo, son reconocidos como válidos porque funcionan.

Estos remedios caseros son sustancias naturales, o mezclas, que actúan como tranquilizantes reales que se pueden usar en cualquier momento de la vida de un gato, desde el momento del celo, hasta en situaciones estresantes para el animal como mudarse, cambiar de ambiente o ser adoptado por una nueva familia.

Ahora veamos de qué se trata, cómo prepararse y cómo usar estos remedios de la abuela para calmar un gato en celo.

Por Bosch Maica

Cómo es el celo de un gato

Pero antes de comenzar, es bueno aclarar cuál es el período de celo de un gato y cómo se manifiesta normalmente.

En un gato hembra no se hablamos de ciclo menstrual, sino de ciclo estral, esto se debe a que una felina no tiene menstruación y, por lo tanto, nunca pierde sangre de la vulva: por esta razón, no se puede descubrir el celo de una gata teniendo en cuenta la pérdida de sangre porque nunca pierde.

Tiempo de duración del celo

Sin embargo, podemos decir que el celo en una gata dura de tres a diez días. Si el acto de aparearse no se lleva a cabo, al final de este período, la gata sufrirá una pérdida breve de sangre durante la cual su útero se regenerará y luego reanudará el celo después de aproximadamente tres días desde la interrupción del anterior. Este ciclo continúa durante todo el año, excepto en invierno, cuando se detiene debido al frío.

Cambio de comportamiento de un gato en celo

Entonces, durante el período de celo el gato asume un comportamiento reconocible fácilmente y es ese mismo comportamiento el que causa inquietud y nos hace buscar remedios para gatos en celo.

¿De qué estamos hablando?

Por ejemplo, si hay gatos macho en las cercanías, las gatas se pasarán la noche maullando de manera repetitiva, verdaderos cantos que no la dejarán dormir ni a ella, ni a los que convivan con ella. Además, la gata está más juguetona de los normal, está mucho más confundida y tiene unos procesos de limpieza corporal mucho más largos.

¿Cuáles son los remedios de la abuela para un gato en celo?

Podemos comenzar a enumerar algunos de los remedios más populares de la abuela para un gato en celo.

La Valeriana

La valeriana, es una planta que tiene un ligero efecto sedante y actúa como un relajante muscular.

Muy querido por los gatos que se sienten atraídos por su olor, inicialmente la valeriana podría causar un estado de euforia, pero no hay que preocuparse.

Siempre es mejor optar por un suplemento nutricional específico para gatos que combine la valeriana con otros extractos de plantas, como en el caso del bálsamo de limón.

Productos homeopáticos

También hay muchos productos homeopáticos o herbales en el mercado diseñados para calmar a los gatos: estos incluyen Ignatia Amara, eficaz para tratar la ansiedad, flores de Bach y hidrolato de lavanda, que se obtiene al trabajar el aceite esencial.

Queda entonces claro que nuestros mayores han trabajado a lo largo del tiempo para encontrar un remedio para solucionar el problema de la inquietud del gato durante su periodo de celo. Esta ayuda natural para los felinos les consigue calmar y hacer que vivan el momento del cortejo de la manera más saludable posible.

Pero es también un truco útil para ti como dueño del animal y como persona que tiene que convivir con el felino.

Evita la experimentación y ten paciencia

Vivir con un gato en celo no siempre es fácil y ciertos comportamientos, si se repiten, pueden ser molestos, especialmente en familias numerosas o en casas en las que hayan otros animales.

Pero, llegados a este punto, debemos hacer una aclaración: como decimos a menudo, incluso en este caso, la improvisación o la experimentación solo pueden conducir a resultados negativos por el simple hecho de intentarlo.

A pesar de que nuestras intenciones siempre se hacen de buena fe, a menudo se nos hace pensar que lo que es bueno para nosotros también es bueno para los felinos y no es así.

De hecho, hay sustancias, medicamentos o remedios naturales que pueden tener una buena influencia en nosotros pero tener unos resultados totalmente opuestos, es decir negativos, en los animales. Precisamente por esta razón, es importante prestar atención a los remedios naturales y buscar siempre el consejo de su veterinario de confianza. Pregúntale a vuestra persona de confianza en la cínica veterinaria todas las dudas que tengas al respecto y no administres nada al animal sin su consentimiento.

En definitiva, la combinación perfecta para convivir con un gato en celo es tener paciencia y consular los remedios naturales que pueden influir en el animal de manera positiva.