Publicidad

Su perra se siente mal tras un día de playa: el veterinario alucina con su radiografía

radiografia perra dog-wow

La radiografía de la perra deja al veterinario sin palabras

© Facebook @Chelsea Finn

El fin de semana familiar, con día de playa incluido, se convirtió en una pesadilla. ¡Te lo contamos todo a continuación! 👇

Por Vanessa Parapar

Publicado el 22/6/21 7:44

Dolly es una adorable perra de raza Labradoodle que adora jugar con su humana. Su juego preferido es el lanzamiento de pelota: su mamá se la lanza y ¡ella corre velozmente para atraparla!

Sin embargo, un día todo se torció. 

El peligro de correr tras la pelota

A principios de junio, Dolly se fue con su dueña, Chelsea Finn, a pasar un fin de semana en el mar. La intrépida perra estaba encantada de correr durante horas por la playa, adaptada para perros, jugando sin cesar a atrapar la pelota. 

Pero de camino a casa, Dolly se mostró decaída y sin apetito. La perra, a tenor de lo publicado por su humana en Facebook, no podía comer. ''No retenía nada de lo que le daba'', subrayó Chelsea.

Sin dudarlo, su dueña la llevó a las urgencias veterinarias de la ciudad inglesa donde pasaban el fin de semana. 

Operada de urgencia

En la clínica veterinaria, los veterinarios le hicieron una radiografía a Dolly que los dejó sin habla. La imagen mostraba una enorme cantidad de arena en sus intestinos que estaban completamente bloqueados.

Según el diagnóstico; cada vez que la perra recogía la pelota, tragaba residuos de arena que acabaron obstruyendo sus intestinos.

Los veterinarios dijeron que Dolly tenía que ser operada urgentemente señalando que su proceso de recuperación sería largo. Tras pasar dos noches en la clínica y recibir muchos cuidados y mimos, la adorable perra pudo volver a casa. 

Su dueña escribió un post en Facebook para concienciar a otros dueños de perros y evitar que este problema se repita. 👇👇