Publicidad

La verdadera historia de Dico: el perro encontrado después de 6 años en Granada

perro-abrazado-por-un-hombre dog-happy

Dico se perdió el 11 de septiembre de 2015. Desde entonces su familia deseaba encontrarlo y cuando menos lo esperaba, la historia de película se produjo.

Por Rocío R. Gavira

Publicado el , Actualizado el

“Hemos encontrado a su perro”. Fueron las cinco palabras que dieron un vuelco al corazón a la familia Garrido Quero el 24 de enero. Su querido Dico desapareció hace más de 6 años en Granada y ahora podía abrazarlo de nuevo. 

Fue la madre de Jose quien atendió la llamada de la veterinaria: 

-Niño, que han encontrado al Dico.

-¡¿Cómo?!

Jose cogió rápidamente el teléfono que sostenía su madre atónita. Al otro lado estaba la veterinaria que le repitió las palabras que ya escuchó de su madre: “Hemos encontrado a su perro”

Los nervios y la alegría brotaban. “Estábamos en estado de shock. Solo quería saber cómo estaba mi perro y quién lo tenía para ir a por él, cuenta Jose emocionado a Wamiz España. 

La persona que dio con su perro, Pepa Tenorio, le enviaba un vídeo para que lo viera antes de ir a su encuentro: Dico parecía muy decaído, sin fuerzas... estábamos muy nerviosos por verlo frente a frente –explica la familia –; lo pasamos muy mal hasta que lo tuvimos entre nuestros brazos de nuevo”. 

pastor aleman encontrado en iznalloz granada
Una de las primeras fotos de Dico tras encontrarlo en Iznalloz ©Foto cedida por Pepa Tenorio

El perro apareció en una carretera en Iznalloz

La familia de Dico se dirigió hacia la carretera que une a los pueblos de Iznalloz y Deifontes en la provincia de Granada. Fue allí donde Pepa les esperaba con su perro. Ella y su pareja pasaban por esa carretera cuando se les cruzó “un pastor alemán gigante”.

“Paré el coche, le di de comer y al pasarle el lector de microchip... ¡tenía chip!”, relata Pepa en declaraciones a Wamiz. La sorpresa de la joven granadina no es de extrañar. Poco más del 34% de los perros que se localizan abandonados en España cuentan con microchip

Pepa Tenorio: “En 15 años que llevo rescatando animales, solo dos perros tenían chip”. 

Pepa es una conocida rescatista de perros y gatos en la provincia y siempre lleva el lector de microchip en el coche. No, no solo Policía y Guardia Civil disponen de este aparato. Para interesados en ayudar a los animales de la calle, hasta en Amazon se puede comprar

La joven cotejó el dato con la clínica veterinaria a la que lleva a sus perros y dieron con la familia de Dico. Me llamaron llorando y se plantaron casi de inmediato donde estábamos. Es la historia más bonita que me ha pasado rescatando perros, confiesa Pepa.

dico en el taller familiar
Dico cuando era un cachorro, en el taller familiar ©Foto cedida por Jose Garrido

El abrazo más deseado: Dico vuelve con su familia

Dico se perdió el 11 de septiembre de 2015. Tenía un año y medio de edad. “Estábamos en el taller familiar. Al perro le gustaba estar por ahí con nosotros. Solía quedarse en la puerta”, recuerda Jose. “Siempre le echábamos un ojo y de repente, en un momento, ya no estaba.

Cuando se perdió fue una locura. Mi padre, yo y otro trabajador del taller nos montamos en un coche cada uno y nos dividimos por zonas del polígono Juncaril, en Albolote. Buscamos por todas partes y nada”. 

Parecía que al perro se lo había tragado la tierra. Jose afirma que incluso le buscaron por sitios imposibles de los alrededores. “Pegamos carteles, ofrecimos recompensa… Hasta pusimos una denuncia en la Policía, pero ellos mismos nos dijeron que no serviría de nada...”.

cartel-de-dico-de busqueda-año-2015
Imagen del cartel que usó la familia Garrido Quero para buscar a Dico ©J. G. Q.
 

Aunque el perro era de la familia, a quien estaba más apegado era al padre de Jose. “Dico se pasaba todo el día con él y mi padre murió con la pena de no haber encontrado a su querido perro. Eso nos afectó mucho”. Apenas pasaron dos meses entre la desaparición del perro y la muerte del padre.

Con el tiempo y la tristeza, la búsqueda de Dico fue decayendo. “Nunca perdimos la esperanza de volver a verlo”, subraya Jose. 

Seis años y casi cinco meses después, la esperanza se hizo realidad. Toda la familia fue a por Dico la mañana del 24 de enero. “Cuando el perro bajó del coche de Pepa… No paramos de tocarlo, de abrazarlo, de llorar. Es como recuperar una parte del vínculo con nuestro padre

el abrazo entre el perro perdido y su familia
Momento del reencuentro entre Dico y su familia el 24 de enero ©Instagram @lapepatenorio

La revisión veterinaria de Dico

Dico lleva ya unos días en el que era y es su hogar. “El animal ha cambiado casi de la noche a la mañana. Está más contento, más activo. Se pasa todo el día detrás de mí, no se separa”

La familia llevó a Dico al veterinario al día siguiente. Pese al aspecto físico del perro, sus heridas y la delgadez, la suerte le sonríe y todas las analíticas salieron bien. “¡El perro está mejor que yo! Hasta la leishmania es negativa, dice alegre Jose. 

“Ahora ¡que no le falte de nada a mi perro! Todo lo que le damos es poco para que se recupere, que tenga ganas de jugar y sea un perro fuerte y feliz. Se le nota en sus ojos que ha sufrido mucho y sabe que ahora está a salvo en casa.  

mosaico de diferentes momentos familiares del perro dico
Momentos familiares de Dico en 2015 ©Fotos cedidas por Jose Garrido

La importancia del microchip y de querer ayudar

Aunque en España el microchip es obligatorio para perros y gatos, muchas personas deciden no ponerlo. De hecho, prescindir del chip de identificación puede suponer multas superiores a los 600 euros

“Pocas veces ocurren historias como las de Dico porque la mayoría de los perros que encontramos en las calles no tienen microchip, asegura Pepa Tenorio. 

Aparte, insiste, está el factor humano. “Sé que es difícil, que la cuestión es querer implicarse. Pero cuando veas a un perro abandonado se pueden hacer muchas cosas: publicarlo en redes sociales, pedir ayuda a alguna asociación, buscarle una residencia… Se puede hacer más que pasar de largo”.

Dico podría haber sido un perro más de los que abandonan a diario en España y resultó que gracias al microchip está de vuelta con su familia

Y cosas de la vida, se cruzó con Pepa en Iznalloz, pueblo que también da nombre a la calle del taller familiar donde le gustaba, y le gusta de nuevo, estar a Dico a sus 8 años de edad.

Feliz nueva vida, perrete ❤️. 

Si no puedes ver el vídeo de Dico que Pepa ha compartido en su Instagram personal, aquí te dejamos el vídeo en Youtube:
Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar