Ahora en Wamiz :

Publicidad

En Navidad, nada de darle las sobras a tu gato: ¡te contamos por qué!

gato comiendo sobras cat-serious

Los gatos no deben comer nuestras sobras -y mucho menos en Navidad-

© Shutterstock

Muchas personas piensan que están haciendo un favor al gato ofreciéndole comida de humanos, sobre todo pescado o marisco. En Wamiz vamos a contarte por qué no es recomendable darle las sobras de Navidad a tu felino. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 19/12/19 9:56

Se acercan las cenas de Navidad y con ellas las visitas de amigos y familiares que llegarán a tu casa con toda su alegría y cariño, pero que, sin duda, alterarán el orden y la tranquilidad imperante en tu hogar. Por eso, es importante tomar una serie de precauciones si tienes un gato viviendo contigo, sobre todo con el tema de la comida.

Los excesos navideños no deben alterar el ritmo de comidas (y de vida) de tu gato.

Es habitual que muchas personas asocien el pescado o el marisco con el alimento más apropiado para los gatos y, no dudan en ofrecerles siempre que tienen oportunidad un trocito de este manjar. Esta práctica no es recomendable para tu mascota. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos ??

Cierto, los gatos comen pescado

Hay que partir de la base de que los gatos no pueden comer cualquier tipo de pescado. Cierto es que la mayoría de los gatos sienten una increíble atracción por el pescado. Sin embargo; es importante matizar algunos aspectos de esta afirmación.

Los mininos tienen un metabolismo muy especial. Por ello la comida que deben tomar es muy específica. De ahí la recomendación de no darles las sobras de nuestra comida navideña (ni tampoco de otras), ya que a menudo contiene un exceso de calorías que su sistema digestivo no es capaz de asumir.

Les gusta el pescado, eso no podemos negarlo, pero pescados como el salmón o la trucha, con un índice elevado de grasa, no son los más indicados para ellos. Por lo tanto, si quieres que tu gato no se enfrente a problemas de salud; lo mejor es que te dejes de líos y le ofrezcas su comida de siempre. Él no notará cambio alguno. 

Pescado crudo… ¡nunca! ¿Por qué?

Que sí, que ya sabemos que a los gatos les gusta mucho el pescado… Pero si tu gato no está acostumbrado a comer pescado crudo, puedes estar poniendo en serio riesgo su salud. Porque la ingesta de pescado crudo puede eliminar la posibilidad de asimilación de la vitamina B, muy importante para su desarrollo y su bienestar.

Si en algún momento has pensado en darle algo de pescado a tu animal, lo mejor es que esté cocido, sin aceite. El aceite aporta una grasa que el gato no necesita, así como las salsas con las que lo cocinamos, que a menudo son muy agresivas para su organismo.

gato comida navidad
La dieta de tu gato no debe verse alterada durante las fiestas ©Shutterstock

Un capricho gatuno por Navidad

Si tu gato se alimenta habitualmente de comida seca (comprueba en este enlace si esa alimentación es óptima para él), habrás comprobado que, si le enseñas un bote de comida fresca, con salsa, se vuelve absolutamente loco. Por eso, no debes caer en el error de que, dándole comida de humanos, estás haciendo también lo mejor para él en estas fechas tan especiales.

Una lata de comida fresca es suficiente

Una lata de comida fresca puede convertirse en el mejor capricho que puedes darle a tu animal en Navidad. Él lo agradecerá enormemente mientras tú disfrutas viéndole comer con un gusto superlativo.

Aunque esa no es la única opción, hemos preparado para ti una serie de recetas caseras para darle a tu gato en estas fechas tan señaladas ??

Recuerda: nada de darle comida que haya sobrado en la cena y, sobre todo, controla a tu cuñado, que es el que siempre acaba liándola.