Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

¿La comida en lata es buena para los perros?

Comida en lata para perros advice © 123RF

Actualmente, las opciones de alimentación para nuestro perro que encontramos en el mercado son muy variadas. Esto puede generar dudas en muchos propietarios, a la hora de elegir la dieta que más conviene a su perro, ya que nos podemos encontrar con la alimentación seca (croquetas o pienso), alimentación húmeda (comida en lata) y/o comida semihúmeda (mezcla de las dos anteriores).

A continuación, desde Wamiz te daremos algunos consejos sobre la alimentación y nos centraremos en la comida en lata para perros, ya que suele resultar deliciosa para nuestro amigo.

Por Rodríguez Paula

Tipos de Alimentos para perros

Los diferentes tipos de alimentos para perros podemos clasificarlos en dos grandes grupos: alimentación seca y alimentación húmeda.

Alimentación seca

La alimentación seca es lo que conocemos como pienso o croqueta. Los piensos están compuestos por fuentes proteicas, cereales, pueden contener verduras e incluso lácteos.

Un pienso de calidad y adecuado para nuestro perro (teniendo en cuenta edad, peso, tamaño y/o condición especial) pueden satisfacer todas las necesidades alimenticias.

Aunque una alimentación seca puede ser suficiente, un especialista debería aconsejarnos; ya que encontrar el pienso adecuado es complicado y muchas marcas comerciales presentan carencias en algunas composiciones analíticas e ingredientes.

En cuanto a las ventajas, la primera es que la alimentación seca resulta muy cómoda para los propietarios. Su tiempo de almacenamiento puede ser prolongado ya que sufre un proceso de extrusión (normalmente por calor aunque también puede ser por frío), que elimina la humedad del producto y evita que este se contamine por bacterias u hongos.

Otra ventaja es que resulta muy beneficiosa para la salud dental de nuestro perro. Cuando este mastica las croquetas, favorecemos a que se forme menos placa y sarro entre los dientes. Con el tiempo tendrá una dentadura más sana si la comparamos con un perro que únicamente se alimenta con comida en lata.

Como desventaja es que suele ser menos apetitosa para nuestro perro y muchas veces no quieren ni mirarla. Es importante buscar y que nuestro perro pruebe diferentes piensos hasta que alguno resulte sabroso.

Alimentación húmeda

El gran manjar de los canes. Es abrir una lata y dos ojos se clavan en ti deseando degustar su contenido, y es que el alimento en lata para perros desprende un olor que hace que los perros se relaman antes de verlo.

La comida en lata para perros tiene mayor contenido en grasa y un sabor mucho más potenciado, lo que hace que a tu amigo peludo le encante.

Ventajas de la comida en lata para perros

Es apetitosa

Como ya hemos mencionado, la comida en lata para perros resulta muy apetitosa para nuestros amigos.

Esto nos puede ayudar en situaciones donde nuestro perro ha perdido el apetito y rechaza totalmente el pienso, como por ejemplo, en recuperaciones tras una enfermedad donde se encuentra más débil, o cuando ocurre algún cambio en su rutina que le genera estrés y decide no comer (cambio de hogar, nuevos compañeros en casa, etc.).

Las latas de comida, al ser más palatables, harán más fácil que los perros recuperen el apetito.

Por lo tanto, siguiendo a la ventaja anterior, la comida en lata para perros puede ser muy útil en situaciones de convalecencia o enfermedad. Existen productos que han sido creados expresamente para situaciones concretas, por ejemplo:

  • Las latas conocidas como “Recovery” están indicadas en periodos de convalecencia o recuperación post traumática. Tienen alto contenido energético, por lo que pequeñas cantidades de comida son suficientes para suplir las necesidades que precisa un animal hospitalizado o en cuidados intensivos. También cuentan con ingredientes de alta digestibilidad, para favorecer la salud del tracto digestivo, además de componentes antioxidantes para reforzar el sistema inmune.
  • Dietas con enfoque veterinario. Nos referimos al alimento en lata ideado para ayudar en un problema de salud concreto. Algunos ejemplos son las dietas de cuidado digestivo, en problemas gastrointestinales donde es necesario restablecer la normalidad. También las dietas de cuidado urinario donde se limita la formación de cálculos y piedras que pueden provocar mucho dolor; dieta contra la sensibilidad alimentaria o dietas hipoalergénicas en perros con reacciones alérgicas a causa de la comida; incluso dietas bajas en grasa para controlar los problemas de obesidad.

Estos son algunos ejemplos de dietas veterinarias formuladas en latas de comida para perros, pero hay muchas más que quizás se ajusten al problema concreto que sufra tu perro. Consulta con tu veterinario ya que sabrá cómo ayudarte y podréis instaurar un plan especializado para mantener su salud.

Hidratante

Encontramos otra ventaja en la elevada cantidad de humedad que presentan las latas de comida. Esta humedad se traduce en el porcentaje de agua que contienen por lo que nos puede ayudar a mantener hidratados a nuestros compañeros.

Es frecuente que los perros muy mayores no beban tanta agua como deberían, a no ser que coloquemos el cuenco delante de su trufa.  En estos casos, el porcentaje de agua que nos aporta la comida húmeda será bienvenido.

Perfecta para los problemas dentales

Ya que hablamos de edad, es frecuente que conforme los perros se hacen mayores desarrollen problemas dentales que dificulten la masticación de las croquetas por lo que la comida en lata será una alternativa perfecta.

En el lado opuesto se encuentran los perros muy jóvenes, también encontramos latas de comida para cachorros que pueden ser muy útiles los primeros días en su nueva casa donde han sido separados recientemente de su mamá y compañeros de camada.

Esta situación puede resultar muy estresante por lo que un alimento húmedo de calidad indicado para cachorros le resultará más apetecible, cubrirá todas sus necesidades nutricionales y será más fácil que tu pequeño compañero comience a comer.

Desventajas de la comida en lata para perros

Ya hemos hablado de las ventajas pero debemos conocer también las desventajas para saber si son buenas las latas de comida para perros.

Precio

La primera desventaja que se presenta a un propietario es que son más caras. Alimentar a tu perro con comida en lata puede resultar el doble -o incluso más-, de dinero que con alimentación seca (pienso).

Almacenamiento limitado

También debemos resaltar su tiempo de almacenamiento limitado, ya que aunque una lata cerrada presenta una fecha de caducidad tardía (de unos 3-4 meses), una vez abierta su tiempo de conservación es muy reducido y debe consumirse pronto (entre 3 y 5 días mantenida en frigorífico). Esto es consecuencia de su alto porcentaje de agua, ya que favorece la alta actividad biológica y por lo tanto, el desarrollo de bacterias u hongos. Del mismo modo, no debemos dejar comida húmeda en el cuenco de nuestro perro por mucho tiempo ya que puede resultar nocivo.

Problemas de salud

Si lo que nos preocupa son las enfermedades que puedan aparecer a consecuencia de la alimentación con latas, podemos resaltar dos comunes, problemas de salud dental y obesidad:

  • Como hemos mencionado anteriormente, el proceso de masticación de las croquetas de pienso favorece a la eliminación de placa entre los dientes, cosa que no va a ocurrir en nuestro perro si únicamente come comida húmeda en lata. Con el tiempo, la acumulación de suciedad y poco desgaste de los dientes puede desarrollar una enfermedad periodontal y halitosis que debería ser supervisada por un veterinario.
  • El otro problema es si nuestros perros tienen una vida sedentaria y no calculamos correctamente las cantidades de comida, tenderán a la obesidad. Las latas de comida tienen un alto contenido calórico que si no se contrarresta con ejercicio, o las cantidades son superiores a las recomendadas, provocará acumulación de grasa exagerada y todos los problemas de salud que esto supone.

Por último, si decidimos alimentar a nuestros perros con comida en lata, cabe resaltar la importancia de proporcionarles alimento de calidad.

Debemos preocuparnos de que estas latas sean seguras y equilibradas ya que muchas veces se formulan con una larga lista de aditivos (conservantes, saborizantes, colorantes, etc.) que son nutricionalmente inútiles para los perros.

También fijarnos en el porcentaje y tipo de proteína que las componen, ya que existen latas muy económicas pero formuladas con subproductos animales muy pobres (huesos, plumas, harinas, mezcla de despojos cárnicos, etc.).

Estos alimentos no van a suponer una dieta completa y equilibrada por lo que es muy importante escoger el alimento correcto. Si tienes dudas sería recomendable consultar con tu veterinario.

Como conclusión, la respuesta a la pregunta de si son buenas las latas de comida para perros es “depende”. Va a depender de la calidad de los ingredientes de la lata, también de la situación en la que se encuentre tu perro y de su estilo de vida.

Ahora que conoces las ventajas e inconveniente podrás decidir sobre qué es lo que más se ajusta a las necesidades de tu amigo para que disfrute de una dieta completa y cubra todos sus requerimientos, tanto nutricionales como de salud.