Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Cuándo se recomienda dar pienso húmedo a los perros

Cuándo es bueno el pienso húmedo en perros advice
© Shutterstock

No hay duda que la alimentación de nuestro perro nos preocupa y por ello queremos proporcionarles una dieta completa y equilibrada, que cubra todas sus necesidades nutricionales. Hay muchas opciones en cuanto a comida de perros y muchas veces nos encontramos casos en las que el pienso húmedo puede ser beneficioso. 

En el siguiente artículo, desde Wamiz hablaremos sobre el pienso húmedo para perros y cuando está recomendado.

Por Bosch Maica

Beneficios del pienso y comida húmeda

La comida húmeda, tanto en lata como pienso humedecido o comida semi-húmeda, presenta muchos beneficios si la que escogemos es de calidad. 

  • Más apetitosa que el pienso seco. El pienso húmedo desprende un olor más fuerte y atrayente para los perros, además de ser más sabroso. Por ello resulta un auténtico manjar.

  • Hidratación. Al contener mayor porcentaje de agua proporciona un extra de hidratación al animal, a parte del agua de bebida.

  • Mejor digestibilidad. El ser más blando que el pienso seco necesita menos procesamiento en el aparato digestivo del perro, ya que con la saliva y los líquidos gástricos, el alimento se digiere fácilmente. 

  • Formulación ajustada. Son dietas diseñadas para situaciones concretas donde los perros tengan requerimientos muy determinados (alimentación para cachorros, baja en grasa, para problemas renales, etc.), por lo que estarán compuestas en las proporciones adecuadas para cumplir el objetivo deseado.

La alimentación húmeda puede encontrarse en distintos formatos. Existen las latas de comida húmeda para perros, aunque a veces surgen dudas sobre si la comida en lata es buena para perros. 

Otra alternativa es la comida semi-húmeda, que consta de una mezcla entre caldo o paté y trozos de carne. Esta resulta sabrosísima para los perros y, si es de calidad, aporta un nivel proteico excepcional (recomendamos las que están formuladas sólo con una fuente proteica, es decir, sólo pollo, sólo ternera, etc.). 

Por último encontramos la opción de alimentar con pienso seco y humedecer las croquetas. Dependiendo de la situación puede bastar con agua para reblandecer los pellets de pienso, aunque también hay caldos ya preparados que además de hidratación, aportan sabor, ácidos grasos naturales, vitaminas y minerales. Incluso, si estás bien aconsejado por un veterinario, puedes preparar el caldo, de forma casera, tú mismo. Lo mejor sería evitar alimentos tóxicos para nuestro perro (por ejemplo la cebolla) y eliminar totalmente la sal. 

Si queremos darle un toque especial, sólo utilizar especias recomendadas por el especialista, ya que algunas hierbas pueden ser muy beneficiosas. Por ejemplo la cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, ayuda contra células cancerígenas y es un potente antioxidante. 

¿Cuándo está recomendado alimentar con pienso húmedo a los perros?

Como hemos mencionado, hay determinadas situaciones en la vida de un perro donde va a resultar más beneficiosa la alimentación húmeda. A continuación enumeramos algunas de ellas:

Edad

En este caso tenemos los dos extremos: los perros mayores y los cachorros. Y para ambos se recomienda el pienso húmedo para perros. Conforme se hacen mayores, los perros tienden a comer y a beber menos, además pueden ser más sensibles a padecer problemas digestivos. Al proporcionarles pienso húmedo haremos que la comida le resulte más apetitosa, por lo que tendrá mayor voluntad de comer, daremos un extra de hidratación y favorecemos la digestión; ya que la absorción de nutrientes es mayor y ocurre menor movimiento intestinal. 

En cuanto a los cachorros, para entenderlo hay que tener varios factores en cuenta. Desde su nacimiento se alimentan con leche, un líquido calentito que no les supone ningún esfuerzo ingerir. También tienen uno dientes finos y débiles que además molestan y causan dolor durante su crecimiento. Por último, cuando son recién llegados a casa desconocen lo que es el pienso, por lo que si les presentamos un olor intenso despertará su curiosidad. En este caso, el pienso húmedo para perros hará más fácil y más ricos sus primeros días.

Enfermedad dental

Aunque para mantener una buena salud dental se recomienda que los perros mastiquen y trituren croquetas de pienso seco, puede darse el caso de que el daño ya esté hecho y nuestro amigo sea incapaz de masticar (por dolor o porque le falten piezas dentales). Este es otro caso en el que debemos mirar por la comodidad de nuestro perro y tratar de hacérselo más fácil por lo que el pienso húmedo será más sencillo de tragar.

Patologías concretas

Se han formulado dietas húmedas de prescripción veterinaria que están indicadas para patologías concretas y sirven de apoyo al tratamiento médico. Esto ocurre, por ejemplo, en patologías gastrointestinales con ingredientes fácilmente digestibles; En procesos de obesidad y/o diabetes existen los productos conocidos como “Low Fat” y “Metabolic” con un porcentaje de grasa y carbohidratos controlado y restringido. En casos de epilepsia se pueden aportar dietas húmedas ricas en vitaminas (sobre todo Tiamina, B1) o ácidos grasos (ácido fólico), que reducen los episodios de convulsiones. 

La alimentación con pienso húmedo para perros es otra opción, entre muchas otras, de la dieta a escoger para nuestro amigo. Debemos valorar en qué situación nos encontramos y ver si puede beneficiarle. Eso sí, siempre aconsejado por un veterinario experto.