Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

¿Para qué sirven los bigotes de los gatos?

Utilidad de los bigotes de los gatos advice © Shutterstock

Prácticamente todo sobre los gatos nos causa curiosidad: su forma de moverse, su comportamiento, los movimientos que hacen con la cola, incluso hasta sus orejas. Sin embargo, hay algo que nos causa especial interés: sus bigotes.

Por Rodríguez Yanira

Los bigotes de los gatos son pelos gruesos que se encuentran en su rostro y muchas veces en las patas y otras partes del cuerpo.

Aunque podemos llegar a pensar que los bigotes son un elemento puramente estético, estos ayudan a nuestros gatos a detectar cualquier tipo de movimientos a su alrededor, ayudándoles a sobrevivir en el mundo exterior y a escapar de cualquier peligro cercano.

¿Qué nombre reciben los bigotes de los gatos?

Estos pelos tan peculiares, tienden a ser largos y cinco veces más gruesos que el resto de pelaje de los gatos. Además, son receptores de nervios en su base y poseen abundante riego sanguíneo.

Aunque les llamamos “bigotes” por la parte del cuerpo en la que se encuentran, su nombre correcto es “vibrisas”.

Funcionan como una especie de radar, que les permite detectar con facilidad las corrientes de aire cercanas y los obstáculos, funcionando como otros ojos para los animales, ya que les permite desplazarse con facilidad por sitios oscuros y estrechos.

Es importante señalar que no sólo los gatos cuentan con este tipo de bigotes. Otros mamíferos como los perros, zorros e incluso los humanos tenemos este tipo de detectores. En el caso de los humanos; la nariz y las orejas funcionan de la misma forma.

¿Cuántos bigotes tienen los gatos?

Si te fijas bien, tu gato cuenta con entre 8 y 12 bigotes, que se encuentran localizados a los extremos de su nariz.

Aunque recuerda que casi todos los gatos tienen aproximadamente, entre 16 y 24 bigotes distribuidos por toda su cara.

Como hemos explicado, los gatos no sólo tienen vibrisas en su rostro. Cuentan también con vibrisas en otras partes de su cuerpo como las cejas, en la parte trasera de sus patas delanteras y en algunos casos, en su pequeña barbilla.

Estas vibrisas suelen ser pelos mucho más gruesos que el resto del pelaje, y está mucho más incrustados en la piel, lo que supone que estén mucho más cerca a sus terminaciones nerviosas, convirtiéndolos en una de las partes más sensibles.

¿Qué papel juegan los bigotes en el lenguaje corporal de los gatos?

Es muy sencillo determinar cuándo nuestro gato actúa demostrando su gratitud, fijándonos en sus orejas y en su cola. Sin embargo, sus bigotes también tienen un papel importante en su lenguaje corporal.

Podemos descubrir que nuestro felino se encuentra en estado de relajación cuando sus bigotes están de costado.

En caso de que nuestra mascota se encuentre afligida, estresada o tenga mucho miedo, sus vibrisas se encargarán de delatarlo, ya que estarán echadas hacia atrás.

Cuando llegamos a casa después de pasar varias horas sin ver a nuestro gato, es normal que muestre emoción al vernos, y puedes detectarlo si te fijas en sus bigotes, que se mostrarán abiertos en forma de abanico.

Si el felino se siente amenazado por algo, su mecanismo de defensa será inclinar sus vibrisas hacia adelante. Ten cuidado con esto, ya que en ciertas ocasiones es la preparación que muestran antes de atacar.

¿Para qué sirven sus bigotes?

Nuestro gato es un animalito muy intuitivo, y esto es en parte gracias a sus bigotes. Son su mejor guía para poder sobrevivir e incluso los cuidan mucho a la hora de comer, ya que si pones atención, los echan para atrás para evitar ensuciarlos.

Ahora bien, la longitud de sus bigotes es el ancho de su peludo cuerpo. Esto le permite calcular el espacio y determinar si pueden pasar por ciertos lugares estrechos o no.

Cuando decimos que sus bigotes actúan como si fueran sus otros ojos, nos referimos a que estos juegan otro papel fundamental en la oscuridad. Permiten hallar el camino correcto y libre de obstáculos, así como sentir ligeras corrientes de aire.

En el caso de los gatos que por algún motivo son ciegos, pueden seguir haciendo su vida como cualquier otro animal, pues sus bigotes lo guiarán para que no se tropiece o sufra algún accidente. Con el tiempo desarrollan esta habilidad y la mejoran.

A la hora de cazar por ejemplo, los bigotes se convierten en un problema. Esto es debido a que les dificultan la visibilidad de la presa en distancias cortas, es decir, aquellas presas que se encuentren a menos de 30 centímetros.

Llegados a este punto, ¿para qué sirven las vibrisas de las patas? La respuesta es que son de gran ayuda a la hora de trepar a los árboles o simplemente tener contacto con su presa.

Sus bigotes son considerados como unas simpáticas antenas con una gran carga sensorial, pues estos le permiten al gato saber todo lo que sucede a su alrededor, debido a su alta sensibilidad.

Permiten además, detectar qué se está aproximando a su cara. De esta forma pueden evitar chocar con las paredes o cualquier otro objeto que le pueda causar algún daño.

¿Se deben cortar o recortar los bigotes de los gatos?

Tienes que tener claro que nunca debes cortar los bigotes de tu gato, ya que tienden a caerse solos a medida que pasa el tiempo. Cuando esto sucede la movilidad del felino puede resultar un poco más torpe, ya que pierde un poco el sentido de la orientación.

Otro factor a tener en cuenta, es que si notamos que nuestro gato presenta complicaciones en su pelaje o si sus bigotes se caen con frecuencia, debemos llevarlo inmediatamente al veterinario para poder obtener un diagnóstico completo.

La pérdida de sus bigotes afectaría considerablemente a su actividad diaria, sus movimientos, y su equilibrio.

Es aconsejable evitar acariciar sus bigotes, ya que al tener una alta carga de sensibilidad, podemos hacer sentir a nuestro gato incómodo. Si tienes costumbre de acariciar sus bigotes, reduce estos momentos y cuando lo hagas, acarícialos suavemente hacia atrás.

Que no te asuste si al acariciar sus bigotes tu gato reacciona de forma un tanto agresiva. Lo más normal si no está acostumbrado, es que te arañe o te muerda, indicándote que no le resulta agradable.

Gracias a sus vibrisas, además, nuestra mascota puede percibir sonidos y vibraciones que para los seres humanos resultan imperceptibles.

Sus bigotes son, al fin y al cabo, sensores muy importantes para los gatos, con una textura gruesa, difíciles de doblar que facilitan la vida de nuestras mascotas en todos los sentidos.