Publicidad

¿Cuántas veces al día come un gato? ¿Lo estoy haciendo correctamente?

cuantas veces come un gato

Un gato espera mientras le sirven su pienso

© Shutterstock / Africa Studio

Al adoptar a un gato, pueden surgir dudas sobre su alimentación. Acudimos a una veterinaria para saber cómo y cuándo darle de comer a un gato.

Por Rocío R. Gavira

Publicado el

Un gato se convierte en prioridad cuando le adoptas. Su bienestar es importante y por ello una de las dudas más comunes está relacionada con su alimentación. Es importante saber cuántas veces come un gato al día, si dejarle o no la comida a disposición, las raciones…

Para que el gato cuente con una dieta sana y equilibrada, toca conocer: 

  • Cada cuánto come un gato adulto.
  • Las pautas en los gatos son sobrepeso.
  • Cuántas veces come un gato bebé.
  • Claves para la comida de los gatos. 
gato acecha a un raton
Un gato observa a su presa, un ratón ©Shutterstock Sergey Zaykov

Cuántas veces al día come un gato

Para empezar, ¿cuántas veces como un gato? “Los gatos deben comer varias veces al día y en pocas cantidades”, señala Lucía Requena, veterinaria del Centro Albayda.

Que un gato coma varias veces no es un invento de los humanos, es su estado natural. “Los gatos callejeros, o cuando los gatos eran salvajes, cazan pequeñas presas y hacen muchos intentos a lo largo del día, entre unos quince y veinte intentos para cazar pájaros o ratones de los que alimentarse”

Y como intentos que son, a menudo no consiguen cazar a su presa. “Por eso repiten el acto de la caza para comer varias veces repartidas a lo largo del día”, aclara la profesional consultada por Wamiz España. 

Cada cuánto come un gato adulto

Entonces, ¿cuántas veces debe comer un gato? Según la recomendación veterinaria, entre 12 y 15 veces al día. Hay que tener en cuenta que “los gatos suelen autorregularse muy bien –aclara Lucía Requena –. Con ponerle su ración de pienso diaria, ellos van y vienen del comedero.

un gato come comida humeda de un plato
Un gato disfruta de comida húmeda de un plato ©Shutterstock Veera

Es decir, los gatos picotean un poco, más tarde vuelven a por un grano o dos de pienso… Y así todo el día. Sin embargo, si usas alimentación húmeda, “es mejor dársela a una hora determinada, de lo contrario se oxida o estropea la comida”. 

 

La excepción: los gatos con sobrepeso

Ese picoteo no es aplicable a los gatos obesos o con sobrepeso. Para los mininos que tienden a engordar o son muy ansiosos con la comida, “no se les pone el cuenco de una vez porque se lo comen en el acto”, subraya la veterinaria. 

Para estos gatos, Requena aconseja “repartir el pienso en dos o tres veces al día. Así gestionamos el ansia hacia la comida”

También hay que tener presente que los gatos poseen “un metabolismo más acelerado que el de los perros –recalca la veterinaria de Albayda –, por lo que deben comer de rato en rato para evitar hipoglucemia o bajadas de azúcar”.

gato bebe mama de un biberon
Una cría de gato mama de un biberón ©Shutterstock Anca Popa

Cuántas veces come un gato bebé

Por otro lado, cuando los gatos son bebés siguen otro tipo de sustento. Necesitan de una buena alimentación para crecer. “La cría de gato irá desarrollando su musculatura, huesos, se van a terminar de forma todos los órganos… Y para ello precisa de unos requerimientos nutricionales distintos, explica Lucía. 

Al ser bebés, lo primordial para el gato es la leche materna. “A partir de los dos meses de edad, cuando se destetan, hacen la transición al alimento más sólido, a los patés y a los piensos de cachorro que cuentan con mayores nutrientes.

Para que el gato bebé crezca fuerte y sano, darle de comer un mínimo de tres veces al día sería lo idóneo. Los gatos de menos de seis meses necesitan de un gran nivel de proteínas, vitaminas y grasas. 

Claves para la comida de los gatos

Además de aprender cuántas veces tiene que comer un gato, cómo comen, qué comida les gusta y qué alimentos les sienta mejor, así como tipos de alimentación en el mercado, es esencial para su dieta. 

Tres son las claves para la comida de los gatos: 

  1. Ideal nutricionalmente. Es decir, que cubra todos los nutrientes esenciales. 
  2. Palatabilidad en gatos. Si al gato no le llama la atención esa comida, si no le gusta el sabor, no se lo comerá. Según crezca, cambiarán sus gustos cual gourmet. 
  3. Digestibilidad. Si no hay una buena digestión con ese alimento, el gato puede padecer ciertos problemas de salud que se traducen en heces malformadas, vómitos e incluso diarreas.

Estas claves las explica Lucía Requena más en profundidad en el siguiente vídeo: 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar