Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

La regla de los 5 segundos que la Guardia Civil ha publicado para evitar quemaduras en verano

almohadilla perro calor verano quemaduras
© Las almohadillas de las patas de los perros son muy resistentes pero a la vez sensibles. / Shutterstock

Existe una sencilla regla que explica cómo actuar en los días calurosos, como con esta ola de calor que tenemos encima ahora, para evitar que tu perro sufra dolorosas quemaduras en sus patas.

Por Lola Duarte, 25 jun. 2019

Este verano se presenta especialmente caluroso, según aseguran los meteorólogos. Pero además, la primera ola de calor ha llegado a España y viene para quedarse unos días. Estas altas temperaturas también afectan a tu perro, por lo que tendrás que tener en cuenta los momentos del día en los que sacarle a la calle para que no le dé un golpe de calor o sufra quemaduras en sus almohadillas.

Las almohadillas de los perros sufren quemaduras

Las aceras o asfaltos se ponen demasiados calientes con las elevadas temperaturas que nos deja el sol. De hecho, ese calorcillo que desprende la calle desde el suelo seguro que lo notas en tu calzado. Pues imagina tu perro, que la única protección que tiene en sus patas son sus duras pero a la vez sensibles almohadillas

Esta parte de sus patas puede sufrir verdaderos problemas si no tenemos el cuidado preciso. Por eso la Guardia Civil ha lanzado recientemente un aviso a través de su cuenta oficial de Twitter, un consejo vital para evitar precisamente las dolorosas quemaduras o heridas graves en las patas de tu perro: la regla de los cinco segundos

La regla de los cincos segundos

¿En qué consiste esta regla? Se trata de poner el reverso de tu mano sobre el asfalto y esperar cinco segundos. Si puedes aguantar este tiempo sin apartar la mano, tu perro podrá caminar por allí sin problemas. Sin embargo, en el caso de que no aguantes esos cinco segundos, debes esperar a que refresque para sacarle a la calle.

Según los expertos, aunque las almohadillas de los perros son muy resistentes a las altas temperaturas, si el suelo está demasiado caliente tu perro puede llegar a sufrir graves llagas en sus patas.