Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Si el perro es parte de mi familia, ¿por qué cuando muere no tengo días de permiso en el trabajo?

permiso trabajo muerte perro espana © Shutterstock

Cada vez más personas reclaman en España que esto sea reconocido por ley, ya que la pérdida de una mascota produce la misma desazón que la muerte de una persona. El debate se ha vuelto a poner sobre la mesa tras manifestarse al respecto la periodista de Onda Cero Julia Otero. 

Por Lola Duarte, 22 oct. 2019

Las personas que tenemos a un bicho de cuatro patas en casa sabemos dos cosas fundamentales: que ese perro o gato te dará la lata y su cariño a partes iguales; y que, por desgracia, viven menos que nosotros. Aunque te gustaría que estuvieran eternamente, sabes que ese día llegará, y por mucho que te mentalices, dolerá. Llorarás su muerte, sin embargo no contarás ni con un día de permiso laboral por el fallecimiento de tu mascota

Falta de empatía por la muerte de una mascota

Este debate se ha vuelto a poner sobre la mesa en España tras manifestarse al respeto la periodista Julia Otero. “Lo de que cuando se te muera un animal, la empresa te deje estar un día en tu casa, me parece absolutamente necesario. Los que tenemos un animal en casa entendemos perfectamente que el día que se va es como si se fuera alguien de tu familia, es alguien muy próximo”, afirma la conocida locutora de Onda Cero. 

Estas declaraciones las hizo en su programa a finales de septiembre a raíz de otro estudio sobre comportamientos y actitudes de los dueños de mascotas. “El que no entiende que ante la muerte de un animal que te ha acompañado, diez, quince, veinte años, necesitas un mínimo de duelo es que no tiene ningún tipo de sentimiento. Ahí yo formo parte de ese 60%, no digo días de permiso pero un día sí o unas horas”.

La pérdida de un perro también es dolorosa

De hecho, un reciente estudio portugués callaba muchas bocas al respecto. Hasta hace dos días que estuvieras triste por la muerte de tu perro o gato era tacharte prácticamente de loco por parte de la sociedad. Si ese estigma sigue latente, imagina hablar de un permiso laboral por su fallecimiento: locos de remate. 

La ley española refleja, en su artículo 37. 3 b) del Estatuto de los Trabajadores, lo siguiente cuando muere un familiar: establece un permiso retribuido de “dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad”.

La investigación de nuestros vecinos de Portugal demuestra que claramente la pérdida de un perro o gato supone el mismo desazón que el fallecimiento de una persona. Entonces, ¿por qué no conceder al menos un día para el duelo? Ese animal también es un ser vivo y un ser querido, ¿verdad?

perro gato permiso laboral fallecimiento mascota
Un perro y un gato acurracados con su humana.©Shutterstock

Los perros y los gatos son cosas a los ojos de la ley en España

En este asunto, además de una evidente falta de empatía, hay un problema legal. El quid de esta cuestión no es solo que la ley española no recoja nada al respecto. Sino que la normativa española, aparte de ser una de las más atrasadas de Europa en protección animal, sigue refiriéndose a los perros y gatos como objetos. Ese sería el primer obstáculo a resolver.

Ahora bien las cosas de palacio, van despacio. Recordemos en diciembre 2017 el Congreso apoyó por unanimidad considerar a los animales seres vivos y no cosas 👏👏👏. Pero esa propuesta se quedó en el limbo con tantas idas y venidas, elecciones y Gobierno en funciones que venimos teniendo en España en los últimos tiempos. 

Opciones de permiso por el fallecimiento de tu perro o gato

Si algún día llegamos por fin a saltar esa barrera, tocará labrar el camino para al menos plantear un permiso en el trabajo por el fallecimiento de tu mascota en España. Mientras tanto, estas son las dos alternativas a las que te podrías acoger, según recoge el portal Quality Conta

  • Solicitar un día de asuntos propios, siempre que tu empresa tenga establecidos días de libre disposición y estén recogidos en el convenio colectivo correspondiente.
  • Solicitar un día de vacaciones, aunque deberás revisar la política de vacaciones de tu empresa. 

Un día de permiso no completa el duelo ni mucho menos, pero pararte en ese dolor de forma tranquila en casa, para a su vez enfrentarte a él, no es lo mismo que tener que esconderlo mientras trabajas cuando acabas de sacrificar a tu perro. Por suerte, atrás van quedando esa vergüenza y culpa por algo tan puro como tener sentimientos. Y gracias a ello vamos dando pasos que regularicen este tipo de situaciones. 

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.