Publicidad

Día Mundial contra el Cáncer: ¿por qué todos los pacientes deberían tener un perro?

perro labrador negro abraza a una mujer con un panuelo en la cabeza dog-serious

La presencia de un perro cambia el estado de ánimo

© Shutterstock

Los perros ayudan a que el duro tratamiento de las personas que padecen cáncer sea más llevadero y todo gracias a una sonrisa 🐶🙂.

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 4/2/21 9:58, Actualizado el 8/2/21 14:55

El cáncer es una enfermedad que, por desgracia, está muy presente en la sociedad actual. Toda alternativa que aporte es bien recibida. De hecho, cada vez se ve con mejores ojos que los perros sean los mejores enfermeros de los pacientes

Los perros son unos auténticos asistentes emocionales que hacen más fácil la recuperación del duro tratamiento de quimoterapia, algo en lo que la psicología y la medicina están de acuerdo. 

El Día Mundial contra el Cáncer  se celebra cada 4 de febrero para concienciar en la prevención y control de la enfermedad.

Cómo ayuda un perro a una persona con cáncer

Esta terapia con perros es bastante popular entre los niños que padecen cáncer. “Los beneficios que encontramos son principalmente a nivel emocional”, asegura el equipo de Hachiko Educación Canina en declaraciones a Wamiz. 

De izquierda a derecha, Padi, Garbanzo, Rufino y Pecas ©Foto cedida por Hachiko Educación Canina

El equipo perruno de Hachiko lo forman Padi, Garbanzo, Rufino y Pecas. Junto a sus humanos Nicolás Montes y Mariola Cruz cambiar la rutina de niños y adolescentes en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada. 

Lo que intentamos con los perros es sacarles una sonrisa. Sus largas hospitalizaciones hacen que las horas del día no pasen”, explica Nicolás. “Con los perros rompemos esa rutina, con la intención de brindarles un buen estado de ánimo.

Padi, Garbanzo, Rufino y Pecas son perros mestizos, algo poco habitual en la terapia con perros.

A veces, los perros de Hachiko también trabajan junto a los fisioterapeutas del hospital. Ayudan en la rehabilitación de niños que necesitan recuperar movilidad en espalda, cadera o manos, donde hayan recibido la cirugía por el tumor. 

El perro siempre es un extra de motivación para los niños. El simple hecho de acariciarlos, produce endorfinas, la hormona de la felicidad, y se trata de eso, que estén felices el rato que pasan con los perros, recalca Nicolás Montes. 

Pecas y Garbanzo, en terapia con un niño ©Foto cedida por Hachiko Educación Canina

Los perros tienen un don del que carecemos los humanos: no emiten juicios de ningún tipo. Ellos quieren estar con los niños, les da igual su estado de salud, algo los que “los críos agradecen mucho, están más cómodos con ellos”

Todos estos beneficios emocionales hacen que el perro sea un gran apoyo para los enfermos de cáncer. Además de mantener el ánimo, poseen una paciencia infinita y una sorprendente capacidad de producir sonrisas 🐶🙂.