EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Mamá lleva un cachorro nuevo a casa, pero el gran danés no soporta los celos

cachorro y dos perros dog-wow

¡Un nuevo miembro en la familia! 

© Youtube @ Rumble Viral

La llegada de un nuevo perro a la familia no siempre es fácil. Los celos pueden aparecer rápidamente, como le ha sucedido a este Gran Danés... 

Por Jade del Arco

Publicado el 24/7/20 9:10

Los perros son animales llenos de amor y, por eso, existe la posibilidad de que sean celosos cuando sus humanos demuestran afecto a otras personas o animales.

Si ya hay perros en casa y llega un nuevo bebé, el momento de las presentaciones y cómo se gestione esa llegada, puede ser fundamental para que reine la paz en la convicencia.

gran danes abrazando mujer
Solo quiere un poquito de amor © Youtube @ Rumble Viral

En un vídeo publicado en el canal de Youtube de Rumble Viral, se aprecia cómo la llegada de un nuevo cachorrito provoca los celos del Gran danés de la casa. ¡Este grandullón no asimila bien lo que sucede! 

Las presentaciones son fundamentales 

El momento de las presentaciones así como los primeros días de convivencia marcarán cómo se desarrollará la relación en el futuro. Es perfectamente normal que aparezcan los celos al principio; por eso, las presentaciones tienen que estar vigiladas por un humano.

También es importante, como bien hace la mamá de estos perritos, dedicar la misma atención a los peludos que ya vivían en la casa para que no noten una diferencia de trato, especialmente en los primeros días.  

Mira aquí otros consejos para introducir a un nuevo peludo en casa

El Gran Danés con otros perros 

Los perros de la raza Gran Danés son de naturaleza amigable, por lo que no tendrán ningún problema a la hora de convivir con otros perritos, a pesar de que no da esa impresión por cómo reacciona el grandullón en el vídeo de más arriba. 

 

No obstante, cuanto más tiempo pase y si se hacen las cosas correctamente, esta raza de perros vivirá feliz con sus semejantes. Si bien es cierto que, debido a su tamaño, hay que extremar las precauciones si se trata, como en este caso, de un cachorrito: el Gran danés podría no controlar, sin querer, sus fuerzas o movimientos.