Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Doga: el yoga para perros

perro haciendo yoga doga advice
© Shutterstock

El yoga se ha convertido en una forma de vida de la sociedad actual. Se considera una práctica cargada de beneficios, tanto físicos como mentales, que llenan nuestro día de equilibrio, armonía y bienestar. La comunidad que practica yoga alrededor del mundo es muy amplia, mucha de esta gente veía como sus perros imitaban sus posiciones, o se quedaban totalmente en calma a su lado, por la cantidad de energía relajante que emanaban. A raíz de esto se pensó, ¿por qué no compartirlo con nuestro mejor amigo? Entonces surgió el Doga, yoga para perros.

Por Bosch Maica

¿Qué es eso del yoga para perros?

El yoga para perros consiste en la unión de la práctica del yoga con tu perro, buscando esa armonía entre ambos para poder disfrutar juntos. La finalidad del doga no es que tu perro adopte posiciones imposibles, sino que a partir de posturas basadas en el yoga, sea posible una comunicación y ayudemos a que nuestro perro también se relaje con masajes y estiramientos. Cabe añadir, que el yoga es una buena práctica para educar mejor a tu mascota. 

El doga es una disciplina abierta a que la practique todo el mundo que quiera. El único requisito es que la posición del perro en yoga se debe adaptar a sus condiciones especiales, es decir, a su edad, tamaño, capacidad de movilidad o respetando alguna lesión motora. Por lo tanto, el doga en compañía de un perro u otro puede ser muy distinto, recuerda que no es cuestión de hacer acrobacias, sino de relajarse en sintonía el uno con el otro. 

Además, el yoga puede combinarse con un circuito Agility creado por ti mismo.

Beneficios del yoga para perros

El doga, yoga para perros, tiene multitud de beneficios para ambos. Nos vamos a centrar en qué beneficios tiene para tu mascota para comprender todo lo que puede aportar a vuestra relación:

Reduce los problemas de comportamiento

El yoga para perros ayuda a calmar comportamientos negativos en tu perro, ya que el objetivo del ejercicio es conseguir la relajación. Es muy útil en problemas de hiperactividad, estrés y ansiedad cuando nuestro perro se encuentra agitado y su respiración no es fluida y controlada. Los canes viven en un mundo de caos, por lo que el doga ayudará a frenar esa sobreestimulación. También en perritos con miedo que tienen traumas por algún acontecimiento pasado, por ejemplo, quizás se trate de un perro adoptado que ha vivido penurias en tiempos anteriores, el contacto físico suave y amable contigo y la transmisión de calma y seguridad, resultará muy reconfortante y fortalecerá mucho el vínculo entre ambos. 

Socialización

Si acudes a una clase de doga con más usuarios, tu perro podrá interactuar con otros perros y conocer a otras personas en un ambiente relajado y positivo, por lo que la experiencia será muy enriquecedora.

Beneficio físico

La postura del perro yoga tiene beneficios físicos para el can. La posición del perro en yoga favorece la circulación, así como la flexibilidad y la relajación muscular. También participa en el control de la propiocepción, es decir, la capacidad de saber localizar el cuerpo en el espacio, por lo que en perritos ancianos o con problemas neurológicos puede formar parte del programa de rehabilitación. 

Tonificación muscular

En la posición del perro en yoga se tonifican los grupos musculares, mejorando la forma física. 

Refuerzo del vínculo

El doga será la unión física y mental entre tu perro y tú, y ese momento os pertenece sólo a vosotros. Se trata de compenetrarse, entenderse y relajarse por lo que pasareis un momento muy agradable que os hará fortalecer el vínculo entre ambos. 

Cómo se practica el Doga

El yoga para perros no presenta dificultad, pero sí se recomienda que esté supervisado por un profesional, sobre todo al iniciarse en esta práctica. Los ejercicios deben ajustarse a las condiciones de cada “pareja” ya que, no podrás realizar las mismas posturas con un Pastor Alemán que con un Chihuahua, y no tendrá la misma flexibilidad un perro joven que un anciano con principio de enfermedad degenerativa articular (artrosis). Esto es lo que hace especial el yoga para perros, es una actividad adaptada a cada circunstancia donde lo que importa es pasar un rato juntos y cargarse de energía positiva.

¿Qué necesitas para el yoga para perros?

  • Lo primero de todo es buscar un ambiente relajado y tranquilo, lejos de ruidos molestos y ajetreo. Puedes poner música ambiente de calma o música energética para crear el espacio.

  • Llama a tu perro para que te acompañe y se sitúe junto a ti.

  • Comienza por acariciar suavemente a tu perro para que se relaje. Después sigue con masajes a lo largo de la columna sin ejercer demasiada presión. 

  • Trata de sincronizar vuestras respiraciones.

  • Comienza a realizar posturas. La posición del perro en yoga debe ser cómoda y adaptada a sus capacidades. Muévete de forma suave y nunca obligues o fuerces. Si tu perro no se siente cómodo, vuelve a empezar con caricias y masajes.

  • Conviértelo en una rutina y practicar doga juntos un ratito al día os unirá y relajara muchísimo. 

El doga es una rama del yoga que está en auge en la sociedad. Es una práctica muy enriquecedora de la que ambos, tu perro y tú, podéis obtener muchos beneficios creando un fuerte vínculo muy positivo ¡Anímate a practicarlo!